tags

Ilustración ganadora del Premio 'Yo ilustro en casa'

‘Yo ilustro en casa’, un archivo visual del aislamiento

Tiempo estimado de lectura: 5 minutos El concurso ‘Yo ilustro en casa’ ha creado un archivo en Instagram con miles de obras que representan distintos aspectos del aislamiento social.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

Por Lucila Benito (lucila.benito@elcafediario.com)

El concurso ‘Yo ilustro en casa’ se propuso crear un espacio de reflexión sobre el aislamiento obligado por el coronavirus. Para eso, abrió una convocatoria para artistas de todo el país. Las ilustraciones que se presentaron conforman un archivo visual de la cuarentena.

Todo el concurso se realizó en Instagram, y allí también han quedado plasmadas las obras que participaron. Así, el archivo es accesible para personas de todo el mundo.

Al premio llegaron más de 2.800 ilustraciones, pero sólo entraron en competencia las que cumplían con los requisitos de las bases del concurso. Esas obras se han publicado en la cuenta de ‘Yo ilustro en casa’ para que las evalúe el jurado y reciban el voto del público.

«Fue una muy grata sorpresa que el concurso prendiera tanto», señala Emilia Fernández Tasende, integrante del equipo de producción de ‘Yo ilustro en casa’. «Ciertamente se generó un clima de entusiasmo y genuino interés por intercambiar experiencias y maneras de atravesar este momento«, añade.

Representaciones de la cuarentena

Al recorrer el archivo de ilustraciones, se ven obras que muestran la cotidianidad mediada por pantallas, retratan las emociones distintas que surgen en el aislamiento, la añoranza por los abrazos, y la vida con barbijos y alcohol en gel. Hay obras a color y en blanco y negro, creadas con técnicas digitales, a lápiz o pintadas con acrílicos.

«Hubo una gran variedad de miradas, técnicas y lenguajes en el material que publicamos», destaca Fernández Tasende, y explica la diversidad de perspectivas sobre el disparador de la cuarentena y el aislamiento social.

tags

«Es notable cómo ciertas temáticas recurrentes fueron abordadas desde lecturas y géneros muy diferentes, logrando resultados realmente diversos: desde tonos satíricos y humorísticos hasta relatos emotivos«, reflexiona.

La integrante del equipo de ‘Yo ilustro en casa’ añade: «aquello que atravesó muchas de las obras recibidas fue cierto tono intimista. Es decir que, si bien fueron muy variadas, pudo leerse un denominador común en el ejercicio de introspección«.

Ilustraciones de todo el país

El concurso fue una iniciativa de Grupo Heterónimos y UnaBrecha. Además, contó con el apoyo del Fondo Metropolitano de la Cultura, las Artes y las Ciencias, y de la Cátedra Roldán y el Posgrado de Ilustración Profesional, ambos de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires.

«Antes de la cuarentena estábamos ideando un proyecto vinculado al diseño y la comunicación, pero con un formato de exposiciones y actividades presenciales. A partir del confinamiento, percibimos cierta inquietud por representar las vivencias del aislamiento, así que viramos hacia un formato virtual, siempre buscando proponer algún tipo de participación activa«, explica Fernández Tasende.

Pudieron participar profesionales, estudiantes y entusiastas mayores de 18 años de cualquier nacionalidad, residentes en Argentina. El requisito fue que las ilustraciones estuvieran asociadas al contexto de aislamiento social y de cuarentena. Si bien no se solicitó que fueran inéditas, sí debían ser individuales.

«La participación fue súper heterogénea, desde ilustradores reconocidos a estudiantes y amateurs. Incluso hubo gente que nos contó que el concurso le había servido como puntapié para iniciarse en la ilustración«, relata Fernández Tasende, y añade: «hubo participantes de 18 a 83 años de edad. Y lo más gratificante fue que nos llegaron obras de absolutamente todas las provincias del país«.

La obra ganadora

Del total de ilustraciones que participaron, se seleccionaron 30 finalistas. Tres resultaron de la votación del público a través de likes. Los otros 27 fueron elegidos por el jurado, integrado por el diseñador gráfico Daniel Roldán, la ilustradora y diseñadora de indumentaria Josefina Schargorodsky, y Florencia Capella y Javier Reboursin, ambos también ilustradores y diseñadores gráficos.

«Configuramos un jurado de ilustradores de larga trayectoria, con una fuerte actividad académica. Al contar con distintos perfiles, se pusieron en juego varias perspectivas en la discusión«, destaca Fernández Tasende.

La obra ganadora fue ‘No hay lugar como el hogar, de Laura Piñeiro. La artista indica que vio el concurso de casualidad en Instagram y decidió participar porque le gustó que la convocatoria fuera abierta y que propusiera trabajar sobre las vivencias de la cuarentena.

Sobre el concepto de la obra, Piñeiro explica: «quise ser honesta con mi propia vivencia. Las redes se llenaron del mismo mensaje: ‘mantenete productivo’. Y la realidad, mía y de muchas personas, era todo lo contrario«

«Pensaba todo el tiempo en lo que debería estar haciendo en vez de hacerlo. De tanto pensar, mis pensamientos eran los productivos y no yo. De ahí salieron esos personajes vestidos de negro. Busqué representarlo con una cuota de humor y disfrazar todo lo negativo de esta pandemia dentro de una representación amable y casi que a primera vista pasa por inocente», añade la artista.

En su dictamen, el jurado indica que «el anclaje del título viene a relativizar el concepto de que el hogar es sinónimo de seguridad, confort y bienestar, problematizando acerca de la necesidad imperiosa de las relaciones humanas«.

También señala que el trabajo de Piñeiro «es una obra compleja e incómoda: compleja porque tiene espesor y propone variadas posibilidades de lectura; incómoda porque maneja un contrapunto sutil entre el drama y la comedia, entre lo cotidiano y lo surreal, entre la ternura y la perturbación«.

Además, hubo cuatro obras que recibieron menciones. La primera fue para Amparo Salles y su pintura ‘Hundidos en el encierro‘. La segunda la recibió Milena Benmuyal por su obra ‘Ayer, un policía me echó alcohol en las manos. La tercera fue para el trabajo de Noelia Garin, titulado ‘Sombras silvestres’. La cuarta la recibió Juan Pablo Díaz por ‘Casa’.

Selección internacional

En el marco de ‘Yo ilustro en casa’, también se realizó una selección curada fuera de la competencia con la participación de referentes de la ilustración argentina que residen fuera del país. Estas ilustraciones integran el archivo junto con las que participaron por el premio.

«Como nos propusimos armar un compendio de registros de experiencias de cuarentena que incluyera una multiplicidad de voces, perspectivas y lecturas de la coyuntura que atraviesa a todos, nuestro concurso estaba sujeto a residentes en Argentina, y decidimos invitar a algunos referentes a formar parte de este archivo», explicaron en la cuenta de Instagram de ‘Yo ilustro en casa’

Piñeiro enfatiza que el archivo de ilustraciones que deja el concurso es lo que más le gusta. «Me parece importante, dentro de las redes y lo virtual, abrir espacios donde pueda participar tanto gente profesional como aficionada, y que el factor común sea el amor y el interés que tenemos de comunicar a través del arte«, reflexiona.

«Nos interesa buscar formas de seguir poniendo en valor estas ilustraciones que dan cuenta de un momento que será percibido como un hito. En retrospectiva, este archivo servirá para seguir pensando un momento tan particular como el que nos atraviesa«, concluye Fernández Tasende.

¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *