tags

Vintage Affaire reinventa la feria americana

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos Hiperfamosa en las redes sociales, ‘Vintage Affaire’ una vez al mes hace de la feria americana un espacio de comunión entre el arte, la moda y la gastronomía.

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Por Gabriela Composto (gabriela.elcafediario@gmail.com)

La feria americana no es una novedad. Se la consideraba como algo pasado de moda, y salvo raras excepciones -algunas eran conocidas dentro del circuito fashion por gente con muy buen ojo–, eran poco valoradas por los consumidores en general. Pero llegó ‘Vintage Affaire’.

 

 

https://vimeo.com/335009405
Uno de los videos promocionales de ‘Vintage Affaire

 

 

‘Slow fashion’ y consumo responsable

Por muchas razones, las ferias americanas hoy experimentan un auge a nivel mundial. Por ejemplo, en CABA se generan miles de toneladas de desecho textil y de esta forma también se ayuda a disminuir esa cantidad, reinsertando las prendas en el circuito comercial. Son parte de la industria de la moda pero, al contrario de las propuestas habituales, no producen las prendas.

Estos nuevos espacios intentan diferenciarse brindándole al público, además de prendas vintage, ‘experiencias’. Por eso, en la actualidad se visitan tanto para ahorrar dinero como para encontrar esa prenda única que busca al dueño adecuado.

Generando un nuevo circuito comercial

Ahí es donde aparece ‘Vintage Affaire’, una feria que se hizo famosa de boca en boca (o mejor dicho, de perfil en perfil en Instagram) acumulando seguidores casi fanáticos que esperan el momento en que abre sus puertas, para no perdérsela.

De esa forma llegó hasta El Café Diario, que dio con ella después de conseguir la dirección por vía privada (no la publican), y una vez que las organizadoras, Sonia y Soledad, accedieron a conversar sobre ella. Dueñas también de las ferias ‘Playground‘ y ‘Hot Stuff‘ respectivamente, unieron sus ferias a otras 43 -seleccionadas minuciosamente- en noviembre de 2015, para arrancar entonces así con la primera V. A.

Antes de aterrizar en Casa Azul –así nombran al lugar donde se realiza–, primero habían sido socias en la feria ‘Las Guardianas’: “La idea surgió a través de un viaje que queríamos realizar, y nuestro plan era vender prendas usadas y ahorrar para concretarlo. Saqueamos el placar de la mamá de una de nosotras que tenía prendas increíbles de los años 60, 70 y 80, además de pelar el nuestro (también solíamos consumir este tipo de prendas)”.

El final del cuento es que nunca pudimos realizar ese viaje, pero no porque nos fuese mal, sino que, al contrario, nos fue tan bien que desde ese entonces, afortunadamente, siempre se nos presentan nuevos desafíos que nos tienen trabajando juntas para seguir adelante”, relatan. “‘Las Guardianas’ se disolvió en dos ferias distintas y hermanas, porque necesitábamos tener proyectos individuales donde volcar nuestra creatividad de forma autónoma“, agregan.

La feria americana está bastante bastardeada, ¿qué las diferencia y cómo lograron este fenómeno?

Creo que lo que nos ha diferenciado desde el primer momento es que desde que arrancamos siempre destacamos la importancia de la selección de prendas. Sí o sí vendemos prendas en excelente estado, limpias, planchadas y perfumadas, listas para usar. También tratamos de seleccionar vintage real o segunda mano con ‘inspo’ vintage

¿Cómo resultó el camino?

Nunca nos resultó fácil y siempre trabajamos muchísimo persiguiendo con celo cada meta. Nos sentimos afortunadas porque nuestro trabajo se alineó con la moda de las prendas ‘slow fashion’ que implican una mayor tendencia al consumo responsable.

tags
Ahorrar dinero o buscar una prenda única son los objetivos de quienes visitan las ferias americanas

Buscando joyas

¿Cómo consiguen las prendas? ¿Llegan en buen estado? 

Para conseguir las prendas nos movemos por todo el país y también viajamos al exterior. Visitamos desde tiendas con saldos vintage de fábrica, hasta casas de beneficencia, ferias en plazas, en terrenos, ventas de garaje, etcétera.

Las prendas no siempre llegan en buen estado, muchas veces nos encontramos realizando modificaciones, costuras, agregando botones, avíos, quitando manchas, blanqueando… Somos restauradoras, nos gusta darle vida a las prendas y entregarlas como si se hubiesen confeccionado ayer. 

¿Qué hacen con lo que no les sirve para vender?

Lo que no vendemos lo donamos, y también muchas veces lo reformulamos. Hay prendas vintage que, aunque sean hermosas, no se alinean con la moda imperante, y ahí es cuando tratamos de adaptarlas a la época para que no queden fuera de onda. 

El éxito de emprender marcando la diferencia

¿Por qué decidieron agrandarse y juntarse con otras ferias en un evento mensual?

Para organizar un evento diferente a todos, que sea ciento por ciento vintage. Las ferias que nos acompañan son seleccionadas por nosotras, y diariamente recibimos nuevos ofrecimientos en nuestra casilla de postulantes.

Música, comida, bebida, un ambiente distendido y copado…

Es una visión que tuvimos desde el principio. En nuestro Vimeo podés ver videos de nuestras primeras ediciones en 2015, donde siempre están presentes la música, la buena comida (vegetariana y vegana), las decoraciones y exposiciones. 

tags
Música, comida vegetariana y vegana, decoraciones y exposiciones, se unen en un ambiente relajado dando lugar a una experiencia única

Como negocio, ¿funciona económicamente o es sólo una satisfacción personal?

Durante mucho tiempo trabajamos gratis para darle forma al evento y a nuestros proyectos en general. Hoy por hoy agradecemos poder vivir de esto. 

[Total: 2    Average: 5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *