Villa 31, asignatura pendiente del Estado

Tiempo estimado de lectura: 5 minutos El coronavirus infecta las villas y destapa la realidad de hacinamiento y falta de agua que padecen los vecinos. La muerte de la comunicadora Ramona Medina.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

Por Omar Millalonco (millalonco.omar@gmail.com)

En el marco de la situación dramática de vulnerabilidad que viven los vecinos de la Villa 31 de Retiro por la pandemia de coronavirus, varios sectores apuntan directamente a la responsabilidad de la Jefatura de Gobierno porteño. La cruda realidad del barrio de Retiro, donde se convive en condiciones de hacinamiento y alarmante falta de agua, mantiene en vilo a varios sectores sociales y políticos, en un momento signado por la presencia devastadora del COVID-19.

En diálogo con El Café Diario el periodista Milcíades Peña, director de Urbana Tevé, dice que “ahora salen todos enloquecidos y alarmados por lo que está pasando, por la falta de agua y la emergencia habitacional. Pareciera que todo surgió hace una semana”.

Peña, que dirige su emisora desde el corazón del Barrio 31, sostiene que los medios que hacen programas desde allí son los mismos que siguen con la línea política de Horacio Rodríguez Larreta.“Nos llenaron la cabeza e hicieron todo lo posible por mostrar a la Villa 31 como nave insignia de la gestión o de las cosas que se hacían”, enfatiza.

Milcíades Peña habla de la situación de la Villa 31 desde su medio, Urbana Teve.

El periodista denuncia que las promesas de urbanización y preocupación por los pobres fueron“distorsiones de la realidad”. «Dijeron una sarta de mentiras. Lo concreto es que es que en la Villa 31 se hicieron algunas obras interesantes, y alguna que otra muy bien realizada, pero hubo una inmensa cantidad de obras que no se hicieron, y otras tantas que se hicieron mal”, dice Peña.

Con Ministerio pero sin servicios

En las últimas semanas, la cifra de contagios de COVID-19 en los sectores más vulnerables de la ciudad, como la Villa 31, trepó a 1.201 personas, con 11 víctimas fatales. Los vecinos temen que todo empeore cuando bajen las temperaturas, lo que se espera cuando comience el invierno. Las condiciones de pobreza extrema en las que viven son consecuencia de un Estado ausente desde hace décadas.

En 2019, el Gobierno de CABA trasladó el Ministerio de Educación de la Ciudad al Barrio 31 y conformó un nuevo polo educativo en la zona. La moderna obra tuvo como objetivo integrar la villa a la ciudad. Sin embargo, Peña afirma que “no hay voluntad política de avanzar en la urbanización concreta de la 31”.

tags
En el Barrio o Villa 31 las personas conviven hacinadas, sin agua ni servicio de electricidad.

Según el periodista, la sede construida el año pasado por el Gobierno porteño“con diseño cuidado y una gran construcción a la cual se le brindaron todos los servicios, fue hecha en tiempo récord, mientras muchos vecinos carecen de servicios básicos. “Esa es la realidad de la Villa 31 y de la gestión de Larreta, explica el director de Urbana Teve.

El contagio comunitario pudo evitarse

El aislamiento social y obligatorio dispuesto por el Gobierno Nacional como medida de prevención de contagio del COVID-19, pasa a ser dentro de los barrios vulnerables, una norma difícil de cumplir. Muchos de los vecinos que asisten a comedores y merenderos tratan de mantener una distancia prudencial entre uno y otro. Pero nada de eso es suficiente cuando la falta de agua torna la situación aún más compleja. 

“Todos éramos conscientes del riesgo que se corría en la villa en caso de que llegara un primer caso de coronavirus”, expresa Peña.“Lo sabíamos porque hace mucho tiempo se convive con la falta de agua y de recursos eléctricos”.

Según este vecino de la villa, desde que comenzó el aislamiento, la actitud del Gobierno de la Ciudad fue muy pasiva.“No trabajaron en la capacitación, ni en la formación, ni en la entrega de elementos de higiene y de seguridad. Tampoco en la entrega de alimentos. Los comedores y merenderos del barrio crecieron entre un 30 y 40 por ciento la demanda de alimentos. El Gobierno de la Ciudad no estuvo a la altura de la circunstancias. Ese es el panorama”, sintetiza el periodista.

tags
Milcíades Peña denuncia al Gobierno de Rodríguez Larreta.

Peña también comentó que el barrio se llama Barrio Padre Carlos Mugica, Villa 31 o Villa 31 Bis, pero que Horacio Rodríguez Larreta se ha empeñado en cambiarle el nombre, “de la mano del proceso de reurbanización que aprobó la legislatura años atrás” , afirma.

“El desprecio hacia los más humildes es tan pronunciado”, expresa el comunicador. “La realidad del hacinamiento en la villa existe desde hace muchísimos años; es una causa preexistente, es una realidad que ya se conocía”. Y concluye: Larreta tendría que haber activado un programa mucho más severo”.

“Nos mataron a Ramona”

La revista La Garganta Poderosa anunció con esas palabras la muerte de Ramona Medina, comunicadora popular y referente del Barrio 31, en un comunicado subido a las redes sociales. Ramona falleció víctima del COVID-19.

Ramona había viralizado un video para que la sociedad tomara conciencia de las condiciones en la que se encontraba viviendo con su familia. Principalmente, para que se visibilizara un reclamo que realizaba desde hace mucho tiempo, la falta de agua.

“Nos piden que nos higienicemos, que nos lavemos las manos, que tengamos mayor cuidado, que nos pongamos tapabocas, que no salgamos a la calle”, denunciaba Ramona en el video, y se preguntaba: “¿y con qué lo hacemos, si no tenemos agua?”. 

tags
Ramona Medina falleció hace pocas horas, víctima de COVID-19.

La referente social tenía 42 años, y padecía diabetes insulino dependiente. Pero lo más dramático fue el diagnóstico de estar infectada con COVID-19 junto a toda su familia, sin poder cumplir con las medidas preventivas dispuestas por el gobierno nacional debido a la situación en la que se vive en el barrio.

Cabe aclarar que las hijas de Ramona, una de ellas discapacitada, al igual que su sobrina y sus cuñados, todos fueron diagnosticados con coronavirus. A su vez, se esperan los resultados médicos de su sobrino y su pareja. Todos convivían en la misma vivienda.

Ramona Medina murió en el Hospital Muñiz . Ella es la décimo primera víctima fatal de la villa y desde varios sectores sostienen que el aumento de contagios y muertes puede crecer de manera exponencial en las próximas semanas.

En medio de un clima de tensión, preocupación y desidia, La Garganta Poderosa apunta directamente a la administración de Rodriguez Larreta, y desde hace varias semanas denuncia la ausencia del Estado en el barrio por diversas acciones que no se realizan en distintas áreas.

“Ramona les dijo en tiempo pasado, todo eso que nos cansamos de gritar durante dos meses, todo eso que no quisieron escuchar, ni cuando pedimos que registraran a los grupos de riesgo, ni cuando escondieron sus denuncias para cuidarse, ni cuando callaron por plata, ni cuando nos dejaron sin insumos en todas las postas de salud”, explican en la misiva publicada a raíz del deceso de la referente social.

“Esto es un crimen y no vamos a parar, hasta que paguen todos los responsables. No podemos más”, subraya el comunicado emitido por la revista en las redes sociales. 

¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta