tags

Vigorexia, la obsesión que cada vez afecta a más personas

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos La vigorexia avanza entre los adolescentes y encuentra su principal lugar en el gimnasio, pues el foco de esta obsesión está en el cuerpo.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Por Mercedes Bustos (mechipb96@hotmail.com)

La vigorexia es un trastorno psicológico compulsivo-obsesivo por ganar masa muscular. También es llamado «complejo de Adonis», en referencia al dios griego que, según la mitología, era tan bello que había logrado enamorar a Afrodita, la diosa del amor. La patología afecta más a los hombres que a las mujeres, principalmente a los de entre 18 y 30 años, y cada vez gana más protagonismo.

Quienes padecen vigorexia muestran una excesiva adicción al gimnasio. Realizan una larga rutina de entrenamiento diaria basada en ejercicios de musculación y fuerza con pesas. Su objetivo es ganar masa magra, es decir, peso sin grasa.

tags

También llevan una dieta hiperproteica. Esto quiere decir que tienen una obsesión por eliminar al máximo las grasas, y en su alimentación preponderan las proteínas.

A la dieta alimentaria desequilibrada, se le añade la ingesta de sustancias peligrosas, cuya función principal es quemar grasas y aumentar de manera rápida y exagerada la masa corporal. Un ejemplo claro y popular de estas sustancias son los anabólicos esteroides, que son hormonas de crecimiento.

Características de quienes lo padecen

El trastorno transforma al individuo en una persona dependiente de su alimentación estricta. También de conocer su peso en la balanza, algo que consultan varias veces al día. Además, quienes lo padecen se miran continuamente al espejo y se comparan mucho con sus compañeros. Incluso hay quienes abandonan las actividades sociales por permanecer más horas dentro del gimnasio.

A los problemas de aislamiento social y también laboral, se le suman los derivados de este ritmo de vida, como alteraciones nutricionales, metabólicas, androgenización por los anabolizantes, deformaciones óseas y problemas articulares por la hipertrofia, más el sobreesfuerzo muscular por exigirse demasiado sin dejar lugar para el descanso.

tags

Estas personas se ven débiles, enfermas, nada atractivas y flacas. Por eso, cuando se descubrió la patología en 1993, recibió el nombre de «anorexia reversa«. Como el aspecto delgado hace sentir disconforme y mal consigo mismo a quien lo tiene, se intenta crecer corporalmente, que es lo contrario a la anorexia. Esto se sostiene sin que importe cruzar los límites de la salud.

La presión que ejerce el entorno

Algunos estudios y análisis han determinado que la causa principal de este tipo de patología es la presión social y superficial del medio que rodea a la persona. La intimidación y las burlas durante el período escolar, y la falta de armonía en la familia, son factores influyentes.

También lo son el estereotipo de belleza que exhiben las revistas, los programas de televisión o el famoseo, con la exhibición de protagonismo de supuestos influencers en los medios de comunicación. Esto afecta a la forma como una persona se ve a sí misma.

tags

Consecuencias de la vigorexia

El exceso de entrenamiento produce una alteración del ritmo cardíaco normal, un incremento de la presión arterial, fatiga, dolor muscular y articular, temblor de manos, nerviosismo, irritabilidad, disminución del apetito, trastornos del sueño, disminución del deseo sexual y dolor de cabeza. También carencias nutricionales y pérdida de las reservas energéticas ante la falta de aporte y el aumento de las necesidades.

Entre las consecuencias del abuso de los esteroides anabólicos se encuentran la agresividad y los problemas psiquiátricos. Según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de Estados Unidos (NIDA, por sus siglas en inglés), los riesgos también incluyen daño en el hígado y en los riñones, como insuficiencia renal. Además, pueden presentarse problemas cardiovasculares y mayor predisposición a un ataque cerebro vascular o al corazón. Sus efectos secundarios pueden ser acné, calvicie, crecimiento del bello corporal e infertilidad.

[Total: 1   Promedio: 5/5]
¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *