tags

Victoria Tolosa Paz y el sexo peronista

Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

Por Pablo Kulcar (pablokulcar@hotmail.com)

Editado por Roberto Martínez (roberto.elcafediario@gmail.com)

En la era de la redes, por ellas fluyen los contenidos que más atrapan a un estrato de consumidores específicos. Estos son jóvenes que incorporan noticias o expresiones artísticas sólo a través de estos dispositivos. Por tanto, quienes deseen comunicar, sea un mensaje o propuesta política, deberán tener esto en cuenta a la hora de pensar en dicho grupo de pertenencia. Es lo que ha hecho Victoria Tolosa Paz, primera precandidata a diputada nacional por el Frente de todos.

Uno de estos programas en YouTube de nombre ‘Saliendo que es eléctrica’, tuvo su día de gloria esta semana. En él, dos conductores sin aparente guion fijo y con una actitud desinhibida interpelan a sus invitados con un lenguaje coloquial que no conoce de autocensuras. Los temas abarcan un universo enorme que oscila entre la ironía y cierto pensamiento crítico. Su público ha aprendido a decodificar y disfrutar todo tipo de contenidos por estos canales y formatos.

Eso mismo es lo que hacen Pedro Rosenblat y su compañero Martín Rechimuzzi, jóvenes que desde lugares diferentes interpretan este código a la perfección. Hasta allí llegó Victoria Tolosa Paz. Imbuida en esta dinámica de charla, sin preconceptos ni preámbulos, se prestó a una entrevista cuya característica principal es la espontaneidad.

La misma, pasó por varios temas que hacen a su candidatura. En el momento en que uno de los conductores hacía referencia al aislamiento vivido durante la pandemia, reflexionó en voz alta y le expresó a la precandidata: «los jóvenes queremos bailar, y queremos coger… ¿Cuándo vamos a volver a coger?«.

La candidata, adaptada al contexto que rodeaba todo el programa y entendiendo que debía responder en la misma sintonía, agregó: «nosotros vinimos realmente para hacer posible la felicidad del pueblo y no la hay sin (perdón) garchar», haciendo referencia al peronismo.

Existe en esta aseveración alguna característica de personalidad que puede justificarla. Puede la necesidad sexual identificarse con posturas políticas. Se pude deducir que un proyecto político que intenta socializar la distribución de riqueza también busca hacerlo con el deseo sexual.

¿Se es más osado y activo en estos placeres cuando uno hace referencia a políticas que intentan combatir algunos de los poderes establecidos?

Identificar peronismo con «pueblo» es una simplificación que han hecho los propios interesados, pero también es una rebeldía atribuible a ese mismo partido, con fundamentos históricos.

La conducta sexual es lo que siempre se intentó reprimir. Desde la Iglesia, el Estado y la Moral. Si bien en función de esta cruzada ordenadora se han cometido violaciones y abusos permanentes, la manera de vivir nuestra sexualidad responde a postulados de los propios involucrados.

Las iglesias mantuvieron siempre una mirada regente sobre el acto sexual por diversos motivos. En algunos lugares responde a las conductas sociales del lugar, y en otras al deseo de imponer culpas para regular y administrar la satisfacción del deseo. Pero en todos los casos se trata de la imposición de un Poder.

Podríamos seguir averiguando posturas que refuten o avalen los dichos de la precandidata. Es posible que ella vea, desde algún lugar de su propio inconsciente, al Frente de Todos como un prototipo de lo pasional y sanguíneo. Y desde allí llegue a su frase estrella: «nosotros (el pueblo) vinimos a repartir felicidad y, por ende, se va a poder garchar».

tags
Precandidata a diputada nacional Victoria Tolosa Paz.

Dichas declaraciones fueron tomadas por todo el espectro de especialistas y replicadores de frases, fuera de contexto. Desde Sergio Berni, ministro de seguridad de la provincia de Buenos Aires, hasta Viviana Canosa, presentadora de tv abierta, han sido voces replicantes de lo acontecido.

La exposición de la frase se sobredimensionó en pos de una devaluación de la acción política en general. Sacada totalmente de contexto, sólo fue necesario un recorte de la parte grandilocuente e impactante, para instalar la polémica.

Pero dejamos la sociología y antropología política, y nos referenciamos para su análisis en el refrito de una noticia publicada por El Café Diario en 2020. Allí, sin pandemia, la libido porteña recorría lugares ocultos y, a veces, no tanto.

Sexo con público

Una pareja fue denunciada, por tener relaciones sexuales en público, por vecinos que la filmaban desde sus teléfonos celulares. El hecho ocurrió en la terraza de un edificio y a ocho cuadras del Obelisco, ubicado en Avenida Belgrano y Bernardo de Irigoyen.

Tener sexo en lugares expuestos al público es un desafío a lo establecido, o quizá solamente el resultado de una circunstancia que se dio, y que ninguno de los dos involucrados estuvo dispuesto a dejar pasar.

El sexo fue siempre un poder personal. Es allí donde nuestra libido, fuerza o pulsión de vida se manifiesta hasta llegar a un clímax que nos da placer; pero también nos reafirma como individuos libres. Solo obedezco a mi deseo y a ningún otro poder.

La telo-terraza

Quiero volver a los amigos de la terraza, manteniendo su visible relación sexual. Hay allí algo de ruptura rebelde. Falta determinar qué los impulsa tan fuertemente a fornicar en ese lugar específico.

Exponiéndose a la miradas, vía celular, de muchos vecinos que, azorados, asistieron a una conducta a la que quizá ellos mismos no se atreverían. ¿Qué fue, un desapego irresponsable a los mandatos, o una voluntad política a ser muy peronistas?

Clímax de una tarde

Final feliz. Quiero imaginar que los dos llegan con placer a ese clímax. Que nuestros amigos dieron gritos de libertad anarquista al cielo desde su telo-terraza, apenas escondida entre edificios. Unos cuantos ojos fisgones fueron su público. Casi todas miradas censoras y enemigas.

Finalmente, los amantes son interrumpidos por el brazo activo de la ley, que se los lleva detenidos. El amante terra-sexista, triunfante y relajado mira las cámaras y como un último gesto político, saluda sonriendo a su público. El show ha terminado y los celulares se comienzan a apagar.

Podríamos intentar contextualizar los hechos con las opiniones de vecinos de los edificios lindantes, o con la tipificación del delito por parte del fiscal interviniente, pero nuestra vocación periodística nos llevó a indagar en el propio lugar de los hechos.

Así que, en el momento de la sanadora detención, se le consultó a unos de los oficiales que se llevaba a la feliz pareja. ¿Serán acusados de ofender la moral, o de realizar exhibicionismo obsceno en lugares públicos?

El agente, mientras cubría a los infractores con una manta, contestó que esos no eran los delitos tipificados en esta causa.

tags
En campaña. Tolosa Paz está en boca de todos por sus declaraciones en un programa de televisión.

La causa del delito

Habían recibido constantes denuncias de una vecina por emitir «ruidos molestos». Una anciana relató en la mismísima comisaría que la pareja hace días escuchaba la Marcha Peronista a todo volumen para luego correr a la terraza, vaya a saber para hacer qué cosa.

Cuando los uniformados fueron a constatar los hechos, la propia melodía, en la voz de Hugo Del Carril, los llevó hasta la terraza. Allí dos descamisados amantes, desnudos y muy sintonizados, tenían sexo explícito frente a sus vecinos, militando por la justicia social.

Conclusión o moraleja

Tolosa Paz tiene razón: los peronistas siempre garchan ( y si escuchan la Marcha, mucho más).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibí El Café Diario en tu mail!

* indicaciones requeridas

Selecciona todas las formas en que le gustaría recibir noticias de El Café Diario:

Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para suscribirse, reconoce que su información se transferirá a Mailchimp para su procesamiento. Obtenga más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

Copyright ® 2019- Elcafediario.com - Todos los derechos reservados.