Valeria Groisman: «Hoy sólo buscamos escuchar nuestra propia voz en los otros»

Tiempo estimado de lectura: 5 minutos Valeria Groisman le hace frente a la infoxicación y presenta ‘Desmuteados’, su nuevo libro, encaminado a despertar el espíritu crítico de lectoras y lectores.

Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

Por Matías Medrano (medranomatias512@gmail.com)

Valeria Sol Groisman es periodista y licenciada en Comunicación. Es autora de los libros Más que un cuerpo y El método No Dieta. En Desmuteados, su tercera obra, se pregunta si cuando las personas buscan informarse realmente lo hacen, o sólo se sitúan ante el peligro de caer en la desinformación. En una entrevista con El Café Diario, Groisman da pistas sobre su nuevo libro y plantea una reflexión: ¿estamos desmuteados?

tags
Libro ‘desmuteados’, de Valeria Groisman.

Su comienzo

¿Cómo fueron sus inicios como escritora?

Mi primer libro, ‘Más que un cuerpo’, lo escribí con Mónica Katz, mi madre. Trata sobre los cuerpos y sus representaciones en los medios, la publicidad y las redes sociales.

Escribimos juntas ese libro aprovechando que ella es especialista en nutrición y yo periodista, para encaminar una mini revolución: la de abandonar el ideal de belleza arbitrario que nos quieren vender y entender que somos mucho más que un cuerpo o un número en la balanza.

‘Más que un cuerpo’ me permitió empezar a recorrer un camino como divulgadora de las ideas sobre las que trabajo desde hace mucho tiempo.

¿Informados o desinformados?

¿En que se basa ‘Desmuteados’?

Tal vez ‘Desmuteados’ es el epílogo de las ideas que desarrollo en ‘Más que un cuerpo’ y en ‘El Método No Dieta’, porque si en los anteriores me propuse analizar las representaciones en los medios de comunicación, acá traté de involucrarme más con la audiencia. Cómo consumimos esas representaciones y por qué muchas veces las interpretamos de una manera un tanto particular.

‘Desmuteados’ es un manifiesto en contra de la desinformación y a favor del pensamiento crítico. Pero también es un intento de explicar por qué muchas veces nos vemos tentados a confiar más en las opiniones o en las creencias (sobre todo en aquellas que confirman nuestros prejuicios) que en los hechos comprobables, la evidencia científica o el dato duro.

«Desmuteados es también un intento de explicar por qué confiamos más en las opiniones o en las creencias, sobre todo en las que confirman nuestros prejuicios, que en los hechos comprobables, la evidencia científica o el dato duro…»

Creo que en tiempos de pandemia, donde la salud de todos está en riesgo y las fake news circulan más rápido que las noticias chequeadas, saber diferenciar lo cierto de lo verosímil es una misión imprescindible.

¿Qué es una persona desmuteada?

tags
«Muteados» y «desmuteados» en la actual sociedad de consumo.

Creo que estamos viviendo una época muy particular en la que hay muchos desmuteados que hablan por hablar, hablan sin saber, hablan sin evidencia científica, hablan sin matrícula, hablan sin ofrecer hechos comprobables. Es decir, que hay mucha opinión y creencia disfrazada de verdad revelada o información.

«Creo que estamos viviendo una época muy particular en la que hay muchos desmuteados que hablan por hablar, hablan sin saber, hablan sin evidencia científica, hablan sin matrícula, hablan sin ofrecer hechos comprobables…»

Por otro lado, están los muteados, que no se animan a decir lo que piensan de verdad por miedo a ser cuestionados o cancelados. Es decir, todos podemos hablar, en teoría (todos podemos abrir una cuenta en una red social, crear un blog, etcétera), pero no todos seremos escuchados.

Hoy escuchamos a los que piensan igual que nosotros y que nos escuchan, afirmados en nuestras palabras. Buscamos escuchar nuestra propia voz en los otros. Los desmuteados probablemente sean los políticamente correctos en un mundo donde hay que decir ciertas cosas, y callar otras.

Los obedientes pueden desmutearse, hablar y ser escuchados. Los otros tienen que encontrar la forma de hablar, por lo menos para que todos podamos escuchar voces diversas, que es lo que debe ocurrir en una democracia.

Redes sociales

¿Qué opinión le generan las redes sociales?

Yo no soy apocalíptica en el sentido que lo entendía Umberto Eco. Las redes sociales son una tecnología con la que debemos aprender a convivir. Y son también un medio de comunicación. El problema de las redes no son las redes, sino lo que nosotros hacemos con ellas. Y lo que hacemos es usarlas sin conciencia crítica. No masticamos ni digerimos la información: la tragamos. Y ese es el peligro de las redes sociales.

«El problema de las redes no son las redes es que las usamos sin conciencia crítica; no masticamos ni digerimos la información, la tragamos…»

En las redes sociales habla cualquiera sobre cualquier cosa. Por ejemplo: para hablar de Salud en un medio un médico debe presentar su matrícula profesional, pero en las redes un influencer puede recomendar una dieta, un ejercicio y hasta hablar de tratamientos sin necesidad de ser avalado por un título.

Entonces, si tenemos gente que habla sin saber y gente que consume sin pensar, ahí estamos en problemas. Después, podemos hablar de bullying, acoso, ansiedad, fear of missing out, pero creo que hoy por hoy el mayor peligro en las redes es la desinformación.

El lector cibernético

Una profesora de universidad dijo una vez durante su clase que el lector de los medios online quiere textos cortos porque no le gusta sentarse a leer, sino llenarse de información, ¿coincide?

Claro. La gente está apuradísima, aceleradísima. Quiere todo y lo quiere ya. Y lo mismo con la información. Estamos infoxicados (intoxicados de información) y no podemos lidiar con toda esa marea de discursos. Así que, como digo en el libro, los humanos somos un oxímoro irresoluto: estamos infoxicados y no podemos procesar toda la información que consumimos.

Yo, como lectora, prefiero ir a fondo que rastrillar campos infinitos. Necesitamos tiempo para pensar, sino estamos condenados a una ceguera voluntaria: la de creernos lo que nos quieran vender.

Los medios y las fake news

tags
Una persona analítica y bien informada es capaz de detectar las fake news.

¿Le molesta que en los programas de información o debate haya más famosos opinando que periodistas preparados?

Creo que hoy los programas no buscan informar sino entretener. Por eso mismo compiten con las redes sociales, con la instantaneidad. O sea, necesitan capturar la atención del televidente todo el tiempo, y esa no es tarea sencilla. Por eso hay tanto famoso que dice lo que se le ocurre sin pensar en las consecuencias.

El objetivo es encender el debate, que se arme lío. Que haya dos bandos y que eso repercuta en las redes sociales. No me molesta que haya famosos opinando, sino que veo una falta de responsabilidad de los mismos programas que invitan a estos famosos. Porque no todo el público puede diferenciar información de opinión. Y ahí está, creo yo, el foco sobre el que hay que trabajar en la audiencia.

«No me molesta que haya famosos opinando, pero veo una falta de responsabilidad de los mismos programas que invitan a estos famosos…»

¿Cómo se detectan las fake news?

Si hablamos particularmente de las fake news, que están diseñadas para captar nuestra atención y redactadas para que se inserten en el ámbito de lo verosímil, lo primero que hay que hacer siempre es dudar: ¿cuándo? Cuando algo apela a nuestros mayores temores o algo resulta demasiado novedoso o sorprendente.

Lo mejor será dudar y después chequear la información. Si gugleamos y ningún otro medio publicó eso, seguramente es un contenido falso. Creo que, en tiempos de posverdad, dudar tiene grandes beneficios, siempre y cuando no dudemos de lo científicamente validado.

El objetivo de Desmuteados

tags
La autora de Desmuteados defiende la duda y el chequeo de la información.

¿Qué cree que va a lograr con este libro?

Me gustaría despertar el espíritu crítico. Despertar la costumbre o el hábito de pensar, de masticar la información que consumimos.

Deja una respuesta