Una mirada para saber qué hay detrás de la vacuna

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos La conexión que incluye a Argentina como país productor de la vacuna contra el coronavirus. Magnates, poder, y la trastienda detrás de la filantropía.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Por Roberto Martínez (elcafediariopuntocom@gmail.com)

La vacuna AZD1222 llamada a ser un antídoto para el COVID-19 va a ser producida a gran escala en Argentina por el Laboratorio mAbxience, compañía biotecnológica que pertenece al Grupo Insud, fundado por Hugo Sigman. El acuerdo prevé que 23 millones de dosis se elaboren por mes y sean enviadas a México para que el Laboratorio Liomont, dirigido por Alfredo Rimoch, las envase y las prepare para ser distribuidas en México y casi todo Sudamérica.

Anticuerpos y alianzas

El origen de la vacuna que según la revista especializada The Lancet «genera anticuerpos contra el coronavirus y es segura para el sistema inmunitario», son los Laboratorios AstraZeneca y Vaccitech (este último, vinculado en forma directa con la Universidad de Oxford a través de la científica Sarah Catherine Gibert), con los que Carlos Slim ha suscrito un contrato para que su fundación respalde el circuito de elaboración y distribución. Al margen de la satisfacción que puede originar que un laboratorio argentino forme parte del entramado, se antoja ingenuo e incocente pensar que no hay un interés económico detrás del operativo.

Carlos Slim nunca da puntada sin hilo. Mientras mucha gente observa con recelo el crecimiento del teletrabajo, el billonario azteca de origen libanés es un workaholic de 80 años que duerme con un solo ojo mientras el otro late en la Bolsa de valores.

En 2013 trascendió que le puso su nombre a la mayor fortuna del planeta. Hace unos meses bajó al puesto 20 de ese ránking, y ahora recuperó algunas posiciones para trepar a la 12ma colocación con una penetración financiera inteligente en el maltrecho mercado español de la construcción. Su caballo en esa Troya ha sido FCC (Fomento de Construcciones y Contratas).

El apuro de Carlos Slim por firmar el acuerdo ya, lo antes posible, también es sugerente. El mundo actual invita a evitar la candidez, por lo que cabe subrayar, en cualquier caso, que la filantropía es una fachada hermosa para ocultar otras verdades.

Dinero, misterio, poder

Con Hugo Sigman sucede algo parecido. Fijó su residencia en España junto a Silvia Gold, su esposa, y una fuente de su entorno que se dedica a temas delicados asegura a El Café Diario que “no es accesible para los mortales”. “Hace diez años que trabajo para él, y no le conozco la cara personalmente”, agrega. ¿Cuánto amor por el género humano (filantropía) puede tener alguien que adora ser inaccesible para el resto de los mortales?

tags

20 millones de dósis de vacunas va a producir mAbxience al replicar la fórmula de AstraZeneca. Se filtra en los medios de comunicación que pueden llegar a ser hasta 400 millones en el caso de que “los gobiernos cooperen”. ¿De qué manera y por qué intentan aumentar esa cooperación por parte de los gobiernos, cuando Alberto Fernández, presidente de la República Argentina, ya se muestra totalmente entregado a la causa?

Fernández hasta ha indicado que Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, es su amigo personal. Se distribuye bastante información a la jungla de cemento en este contexto de aislamiento y procuras repetitivas, pero da la sensación de que otra mucha se mantiene tan inaccesible como Hugo Sigman para los mortales de a pie.

Mientras tanto, una figura observa y lo controla casi todo desde su ojo que casi todo lo ve. Ultimamente se ha visto obligado a aparecer en más ocasiones de las que acostumbra, y la sospecha es que la situación se produce muy a su pesar. William Henry Gates III y su esposa Melinda son los titulares de la fundación más poderosa del planeta, y Microsoft, el coloso informático montado por este hombre al que propios y extraños llaman Bill, es su videowall particular.

Teoría de la conspiración

Daniel Estulin escritor, exmilitar, periodista e investigador que sigue sus pasos atentamente, vive informando sobre los planes de control global que alimenta Bill. Estulin acumula varias famas, desde profeta hasta ser despreciable por haber discriminado a un sector de la sociedad española armando un gran alboroto. Pero, al mismo tiempo, es la persona al que, a medida que van sucediendo cosas y que ciertas cuestiones toman forma, nadie le va a poder endilgar que no haya avisado qué iba a pasar.

Pueden resultar inquietantes las imágenes y la cordialidad en el vínculo que Carlos Slim tiene con Bill Gates. Sus fundaciones cooperan. Sus intereses se conocen. Y no menos indicativo es que Gates, en sus últimas alocuciones, asegure que la humanidad regresará a la normalidad recién dentro de 3 años.

Si se cotejan las informaciones que na ido desmigando Estulin como pan sobre el asfalto para no perderse en el camino, el lapso coincide con el tiempo que necesita la élite de poder para implementar sus controles. ¿Cómo? El blando será la vacuna. Un salvoconducto. El otro es el pasaporte con chip digital que ya se promociona en la India (ver foto), y que según parece, amenaza con ser obligatorio para el tránsito nacional e internacional.

El despertar de un mundo nuevo

Las acciones de unos muy pocos, van a crecer mucho. El poder de ese grupúsculo se va a disparar. Y el futuro tiende a más de lo mismo, pero con acento. Detrás de la movida y de la pérdida de influencia de los mercados y formas de comercio/negociación más tradicionales, puede haber de todo.

Desde la eclosión inminente de las criptomonedas que florecen tras una pantalla, hasta la necesidad de saberlo todo sobre cada una y cada uno. A río revuelto, ganancia de pescadores. Hay que dejar de llamar ciencia ficción a las cosas. Hoy, más que nunca, conviene dudar y no depositar confianza con los ojos cerrados en quienes intentan tapar la luz del sol con una mano. Desde este 15 de agosto empiezan a surgir iniciativas para ampliar y mejorar la capacidad de adaptación a lo que viene.

¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *