Todo sobre los 9 tipos de dólar que conviven en Argentina

Tiempo estimado de lectura: 6 minutos 9 tipos de dólar hacen de Argentina una Dolarlandia. En este reportaje encontarás, todo lo que debés saber sobre cada dólar, y una recomendación para tu futuro.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 6 minutos

Por Roberto Martínez (elcafediariopuntocom@gmail.com)

El dólar, por una cuestión cultural, es en Argentina sinónimo de ahorro. La depreciación constante de la moneda local en el tiempo fomenta desde hace décadas que los argentinos adopten como mecanismo de auto blindaje el acopio de la moneda estadounidense en la medida en que a cada una y cada uno le es posible. Esto es algo que sucede más allá de discusiones políticas o banderas ideológicas. Hay que aceptar que, al respecto, no hay grieta.

¿Está mal? ¿Está bien? Es lo que hay. Los argentinos y argentinas crecen, en su gran mayoría, con el conocimiento de que las únicas formas de ahorrar son, en primer lugar, “la compra de dólares”, y después, “la compra de ladrillo”, y “el plazo fijo en un banco”. Es fundamental y absolutamente necesario que se comience a educar financieramente en las escuelas, universidades y centros de enseñanza terciaria, para ampliar esa base cognitiva tan elemental y rudimentaria.

Es fundamental y absolutamente necesario que se comience a educar financieramente a las y los jóvenes en las escuelas, universidades y centros de enseñanza terciaria, para que sepan planificar en un mundo cambiante»

Esa enseñanza tiene que ser impartida por expertos. En profundidad, y con simpleza. Porque cuando te quieren explicar la economía de manera compleja, no tengas duda de que te están queriendo ocultar algo. Brindar ese conocimiento debe hacerse de manera competente y puntual. Porque existen muchas herramientas para que te garantices tranquilidad en el futuro de forma tal que no llegues a los 60 o 65 años dependiendo de recibir 16.000 pesos por mes para sobrevivir apelando unicamente a «la jubilación».

tags

El caso es que el dólar es la moneda que mayor confianza genera hasta el momento en el argentino y la argentina promedio al haber mantenido su influencia y poder en el mundo por el hecho de ser aceptado como divisa en cualquier mercado.

La curiosidad respecto al dólar es la gran cantidad de variantes que se desprenden de él en el mercado interno, dirigidas tanto al ámbito local, como enfocadas en el comercio exterior. Y es interesante repasarlas, más allá de las restricciones y las medidas proteccionistas que se han tejido en el último tiempo buscando regular la fuga de divisas.

Dólar Minorista u Oficial

Es el que figura en las casas de cambio, pantallas de televisión, dispositivos portátiles, los carteles de la city porteña. El dólar minorista es al que puede acceder la gente. Y también las personas jurídicas (es decir, las pymes o resto de empresas), pero solamente para pagar deudas e importaciones realizadas al exterior. No para atesorarlo. Su precio de referencia lo fija el Banco Central sobre la base de un promedio de precios consensuado entre entidades financieras públicas y privadas.

Hay operatorias con dólar para cada tipo de operación; de hecho, hasta para fugar capitales»

Dólar Mayorista

Al dólar mayorista sólo puede acceder un inversor a través de la mesa de un banco y con montos altos. Es más barato para comprar y vender, y es el que usan precisamente los bancos y las empresas para realizar intercambios entre sí.

tags

Dólar Blue, Libre o Informal

Es el dólar que negocian “las cuevas” camufladas tras la fachada de un comercio, negocios dedicados al envío o recepción de dinero al o desde el exterior, y “los arbolitos” de la calle Florida en el centro de la Ciudad Autónoma Buenos Aires. No está regulado ni lo alcanzan los controles estatales, por eso se lo llama también dólar “negro”.

Al no tener restricciones ni regirse por un mercado específico, sólo es cuantificado a base de las estimaciones de ese mercado paralelo. Es el que manejan miembros de una familia, amigos o particulares entre sí, turistas, y también empresas, pero fuera del circuito. Cuando el Gobierno aplica un cepo, su cotización aumenta. Cuando se libera la comercialización del dólar, esta variante desaparece.

Dólar MEP o Bolsa

El del «Mercado Electrónico de Pagos» (MEP) es el dólar que navega en el mar de la compraventa de bonos soberanos en la divisa norteamericana. Los bonos en dólares cotizan tanto en pesos como en dólares. Los más líquidos son utilizados en esta franja. Se accede a él a través de una sociedad en la Bolsa de Comercio.

Dependiendo de la modalidad, hay operaciones reservadas a inversores profesionales y empresas, que excluyen a los pequeños ahorristas»

De un tiempo a esta parte este dólar se ha hecho popular por el “rulo” o “bucle” que hacían los inversores para ganar con la compra de dólares oficiales para venderlos más caros en la Bolsa. Uno de los últimos recursos utilizados por numerosos especuladores para sacar tajada en tiempos de crisis. Muchos inversores realizan esta operación comprando el bono AY24 (en pesos) y vendiendo el bono AY24D (en dólares).

tags

Dólar Merval

Es el que se obtiene a través de los bonos ‘D’ (AO20D, AY24D, DICYD), adquiribles a través de un trader o sociedad de bolsa, desde una cuenta comitente. ¿Cómo se opera? Con pesos en la cuenta se compran bonos en dólares expresados en pesos y se los vende automáticamente en dólares.

Si el precio de venta es superior y representa un monto alto, es posible que se deba tributar el impuesto a la renta financiera por la diferencia. La manera de operar el dólar que en el argot es conocido como «argendólar», es transparente. Con dinero declarado en la cuenta, y sólo accesible para quienes no tienen cuentas en el exterior.

Dólar Contado con Liqui, Fuga o Cable

Es un modo de fugar divisas: se operan dólares con un bono o también por medio de una acción listada en el exterior a través de ADRs (American Depositary Receipts) que compra en pesos o dólares en Argentina, y se vende en el extranjero. ¿Por qué al Dólar “Contado con Liqui” se lo llama también Dólar Cable? Porque es transferible al exterior a través de la compra de los bonos ‘C’ (AO20C, AY24C, DICYC). Operar con este dólar requiere tener una cuenta en el exterior. Por eso no es utilizado por la mayoría de los ahorristas argentinos.

Está reservado a inversores profesionales o empresas en condiciones de acceder a las divisas puestas en el exterior a través de este canal, siempre en blanco. Los bonos ‘C’ suelen ser más caros que los ‘D’ ya que en su cotización se incluye el costo de transferencia. Es habitual realizar esta operación por medio de un agente de bolsa, y se utiliza para transferir dólares al exterior cuando está prohibido o el Ejecutivo pone un límite a empresas y bancos a girar sus ganacias o rentabilidad a sus casas matrices.

tags

Dólar Turista

Es el que entra en consideración cuando se efectúan gastos con tarjeta de crédito en moneda extranjera. Incluye gastos en turismo, pasajes de avión, servicios de streaming, y otros motivos para realizar operaciones con plástico. El valor de este dólar se compone por la cotización del dólar minorista del día de la compra, más el 30% de impuestos aplicados a todo tipo de gasto efectuado en el exterior. Aunque hay excepciones en ese impuesto: los gastos de streaming se gravan con un 8%.

En ocasiones existen medidas políticas tendientes a aumentar la recaudación fiscal y desalentar la influencia de la moneda extranjera»

Dólar Futuro

Está inmerso en la realización de contratos de compraventa de divisas, materias primas, u otros productos imaginables en una fecha futura acordando en la fecha presente el precio, la cantidad y la fecha de vencimiento. También se conoce como “mercado a término”.

En Argentina, el dólar futuro se opera en Rofex y el Mercado Abierto Electrónico (MAE). ¿Cómo? Dos contrapartes acuerdan el precio que tendrá el dólar en una fecha futura. Uno se compromete a venderlos a ese precio y, el otro, a comprarlos, aunque no se intercambian dólares, sólo se compensa la diferencia entre el precio pactado y el valor que tiene el dólar a la fecha de vencimiento del contrato.

tags

Dólar Ahorro

Resulta de la cotización equivalente a la suma del dólar oficial más el 20% del impuesto a las Ganancias. Es el recargo cuyo cobro puede plantear el Gobierno a quienes compren dólares para ahorrar.

¿La razón? El intento de rebajar la influencia que tiene el dólar en la economía regional (desplazarla es muy difícil), para potenciar el valor de la moneda local. En una cultura en la que está tan arraigado el concepto del Valor Dólar, es un recurso tendiente a ser considerado “antipopular”.

¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta