Teletrabajo para el exterior, una solución para afrontar la crisis

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos El teletrabajo y el vínculo con el exterior es una gran alternativa para incrementar el ingreso en medio de la crisis económica por la pandemia de coronavirus.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Por Kevin Kupferberg (kevinkup95@gmail.com)

Una crisis económica es siempre una ventana abierta a las oportunidades. El teletrabajo para empresas o particulares del exterior, es una de ellas. Resulta una alternativa atractiva para incrementar los ingresos. No es grande la porción de la sociedad que advierte las ventajas de expandirse poniendo el foco más allá de las fronteras nacionales.

La evolución de la comunicación ha eliminado las distancias y realizar tareas o prestar servicios puede ser lo mismo para una persona que vive a una cuadra de las oficinas, en otra ciudad o en un continente diferente.

En este contexto, la pérdida de puestos de trabajo, la devaluación de la moneda y el salario, y la incertidumbre general, posiciona a otros países como fuentes de solución. La actualidad brinda una ventaja respecto a otras épocas: ya no es necesario mudarse a otro país porque tener una buena conectividad de internet resulta más que suficiente para trabajar desde casa.

Conseguir clientes, el primer paso

Universitarios, expertos en temas determinados, personas con habilidad para desarrollar ciertas actividades, siempre van a ser necesarias. En alguna parte del planeta se va a requerir un periodista, un profesor, un astrólogo, un editor de videos o un especialista en marketing digital, por ejemplo.

Para satisfacer la demanda existen decenas de plataformas online, cada vez más popularizadas como Workana, Freelancer, Fiverr y otras específicas de cada rubro, tanto para buscar profesionales como para conseguir clientes.

También los diferentes grupos temáticos de Facebook son muy útiles para buscar/ofrecer diferentes servicios a través de teletrabajo y ganar dinero. Lo que primero comienza como algo excepcional se convierte luego en una tendencia que brinda resultados positivos en el aspecto económico.

tags

Beneficios en países en crisis

Jorge, de 26 años, es venezolano y vino a vivir a Argentina con el fin de encontrar un trabajo que le permita subsistir. Como consecuencia de la pandemia perdió el que tenía y empezó a trabajar como redactor freelance para clientes de España.

«Internet era uno de los pocos servicios que podía abonar y quise aprovecharlo para algo muy útil. Los dólares que cobro por redactar textos son escasos, pero hoy es lo único que tengo y me alcanza al menos para mantener lo básico”, cuenta.

Por su parte, Sebastián, de 48 años, es especialista en edición de fotos, videos y todo tipo de material audiovisual, lo que le permitió ampliar sus horizontes e incorporar clientes de México, de Chile y de España. «Tenía cada vez menos trabajo y debía encontrar algo sí o sí, por eso me metí en todos los grupos de Facebook que encontré para difundir mis servicios y encontrar gente que necesitara algo vinculado con la edición», comenta.

«A causa de la devaluación de la moneda resulto mano de obra muy barata para ellos; si viviera allá tendrían que pagarme al menos un 40% más. Pero yo acá, incluso con las comisiones de PayPal, (una de las plataformas que sirven para recibir dinero del exterior) termino ganando un poco más que con clientes que me pagan en pesos argentinos», asegura.

A su vez, Sebastián, quien vive con su mujer y sus tres hijos sostiene que«si bien es algo menos convencional y nada te asegura que el cliente te abone lo que corresponde, es preferible tomar el riesgo y ganar un poco de dinero extra antes que quedarme de brazos cruzados lamentando la situación y acumulando deudas».

tags
Cada vez más personas consiguen insertarse en la modalidad de teletrabajo
y ofrecen sus servicios en el exterior.

Por último, Facundo es programador y técnico de PC, vive en Corrientes capital y por la crisis económica tiene cada vez menos trabajo en su provincia.  «Me registré en una plataforma afín a la computación y a los dos días me habló una mujer desde Italia para ver si le podía solucionar los problemas de su PC mediante el TeamViewer«, cuenta.

«Ese día averigüé cuál es el mejor medio para traspasar el dinero y me recomendaron PayPal, por lo que creé una cuenta y, a pesar de las comisiones, es mucho mejor que nada. De a poco voy sumando clientes de otras provincias también», afirma.

Para el extranjero, es algo habitual

Más allá de lo que hace desde acá, Jorge asegura que en Venezuela es muy frecuente escuchar que todos buscan clientes y empresas en el exterior por dos razones: por un lado, el trabajo allí escasea cada vez más. Por otro, un pago en dólares o en euros resulta (con la conversión de la moneda) mucho más valioso, tanto para consumir como para ahorrar.

Por otra parte, Sebastián dice que, de todos sus colegas conocidos, él fue el primero en incorporar esta modalidad y que, una vez que empezó a recomendarla, todos la fueron implementando. «Acá tenemos cada día menos trabajo y en otros países se aprovechan de eso; nos comunicamos y enviamos los materiales y archivos por email o WhatsApp, por lo que da igual si estamos cerca o a 15 mil kilómetros; les resultamos mucho más baratos y a nosotros ese dinero nos re sirve», explica. 

tags

Esto último es lo que le sucede a casi todos los profesionales o aficionados a una actividad que desean vivir de ella o, simplemente, obtener ingresos mayores.

Algunos profesionales como por ejemplo los traductores de inglés o de otros idiomas, están acostumbrados a recibir trabajos desde el extranjero y dependen principalmente de esos ingresos.

En este contexto de crisis económica, el teletrabajo y las nuevas tecnologías resultan la mejor herramienta para salir adelante. Trabajar para el extranjero permite disponer de ingresos más altos para subsistir, afrontar gastos y poder consumir más sin depender principalmente de un cambio radical en el país y su economía.

Es una tendencia que crece lentamente y que para muchas personas, vincularse laboralmente con empresas del exterior de manera flexible, representa una gran solución.

¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *