Solidaridad como insumo básico en tiempos de pandemia

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos La solidaridad para donar insumos vale tanto como el recurso humano. Proyecto Visual MyM diseña y dona mascarillas protectoras en tiempos de pandemia.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Por Carla Arakelian (elcafediariopuntocom@gmail.com)

En tiempos de pandemia de coronavirus, la solidaridad llega en forma de barbijos, alcohol en gel y mascarillas protectoras. Es que debido a la emergencia sanitaria, diversas firmas y organizaciones se han propuesto ayudar a los profesionales de la salud y donar dispositivos realizados, por ejemplo, con impresoras 3D de industria argentina, plásticos, acrílicos, etc.

En la otra punta del mundo, Lai Hsien-yung, anestesiólogo del Hospital Cristiano Menonita en Hualien, Taiwán, diseñó cajas de acrílico para intubación de pacientes infectados por COVID-19. El dispositivo en cuestión se trata de un cubo transparente hecho de acrílico que cubre la cabeza del paciente durante la intubación endotraqueal, procedimiento clave para quienes sufren insuficiencia respiratoria por el virus pero deben permanecer aislados o con casi nulo contacto incluso con los propios médicos.

tags
El cubo de acrílico protector de pacientes y médicos, diseñado por un médico taiwanés.

La buena noticia es que a nivel local son varios los que se pusieron manos a la obra. Y entre ellos figuran los dueños de la empresa Proyecto Visual MyM. En diálogo con El Café Diario, Mariano Fara y Martín Arévalo explican que supieron que un médico de un hospital de La Matanza estaba buscando cubos protectores para aislar a los pacientes y así proteger al personal médico que trabaja en entubación. «Le pedían AR$ 9.000 por un cubo y le era muy difícil adquirirlo ya que no necesitan uno solo. Es por eso que ya pudimos realizar un prototipo para donar, y estamos esperando que nos indiquen desde el hospital cómo avanzar».

La caja en cuestión permite que el profesional médico actuante realice la intubación sin ser levantada, insertando sus manos a través de agujeros realizados a tal fin.

Donación para máscaras 3D

Fara y Arévalo también están donando insumos para la realización de máscaras 3D. «Empezamos porque queríamos ayudar», dicen. «Un muchacho ponía a disposición sus impresoras 3D, pero solicitaba donación de materiales para producir las máscaras, acetato, pet, filamento para impresión 3D».

Proyecto Visual MyM, oriunda de Villa Maipú, San Martín, donó el pet o visor de protección, ya que la impresora sólo fabrica la vincha. «Este material viene en hojas de 2.000 x 1.000 milímetros y nosotros con una máquina, que es un router cnc de corte, fabricamos específicamente dicha pieza», agregan Martín y Mariano, quienes se han quedado con ganas y van por más.

tags
La máscara protectora realizada en una pieza.

Ávidos por ayudar, los empresarios avanzaron en la realización de otro modelo de máscaras protectoras. «Empezamos a trabajar en un modelo cuya mayor diferencia es que son realizadas sin las vinchas en impresión 3D, detalle que sí tienen los modelos tradicionales. Así, el fabricante las puede realizar íntegramente en pet. A nivel producción también es más interesante porque de un sólo golpe permite que la máquina fabrique toda la máscara entera».

Entre la lista de prioridades del personal a las que se destinan las mascarillas donadas están los hospitales, policía, gendarmería y bomberos.

Generosidad y problemas

La problemática en torno a la producción de insumos de salud tiene dos vertientes. Por un lado, la gran demanda. Se estima que hasta que termine la pandemia, en el país los médicos van a necesitar un millón de máscaras y mascarillas. Pero a esto se le suma el aspecto económico, ya que lo más caro es la materia prima con la que se fabrica. El polímero y el acetato son muy costosos.

tags
Las máscaras de pet son usadas por personal médico, bomberos, policía y gendarmería,

«Dependiendo del proveedor de la materia prima, nosotros estamos por comenzar con una producción de mascarillas. La idea de esta línea es tratar de comercializarlas y lograr donar 3 de cada 17 mascarillas», explican los dueños de Proyecto Visual MyM.

Para que todos los proyectos puedan avanzar y sortear estos obstáculos, lo ideal es armar una alianza en el sector privado tanto para venderle a las grandes empresas de salud como para comprar material y seguir donando. El Estado debería intervenir ya sea con logística o con materia prima.

Asimismo, tampoco hay ninguna guía o protocolo de organismos oficiales sobre cómo fabricarlas, aunque cada organismo y empresa ya avanzó a su manera y todas fueron recibidas con buena respuesta por parte de los médicos que las utilizan.

Lo que destacan los profesionales de la salud es que estas máscaras sirven para evitar el contacto con las gotas más grandes cuando el paciente infectado estornuda o tose. Y la única característica que piden, es que el dispositivo cubra toda la cara.  

Por el momento, estos recursos siguen siendo escasos a nivel mundial. Por eso, cada donación ayuda a que los médicos sigan combatiendo esta cruel pandemia de coronavirus.

¿Te gusta? Compartilo

10 comentarios

Añade el tuyo

Es loable el trabajo desinteresado de estos empresarios. no hay duda que deben superar obstáculos para poder seguir trabajando y cooperando en esta situación tan difícil. Lo ideal sería que el estado y otros particulares tomara parte o conocimiento de estos trabajos, para poder ayudar a conseguir la materia prima y facilitar la producción de máscaras y demás implementos. Sabemos que son muchas las ocupaciones en este momento pero entre todos va a ser más fácil que salgamos antes y logremos superar esta situación.

Habría que encontrar la manera vía Estado de que los insumos sean más económicos y así mucha más gente se sume para colaborar

Un orgullo tener empresarios así,y sobretodo cuando son jóvenes emprendedores ,felicitaciones y espero que el Gobierno y las.grandes.Empresas apoyen a estos muchachos

Por mas gente así!…que mas allá de sortear los problemas propios, están pensando en como ayudar y dar una mano en este momento tan difícil. Poniendo su tiempo y herramientas a disposición. Gracias! Un orgullo!

Deja una respuesta