Antognoni-Sócrates-y-Passarella

Antognoni-Sócrates-y-Passarella

Sócrates, Democracia Corinthiana y el verdadero Jugador Del Pueblo

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos La leyenda del Dr. Sócrates, el jugador que defendió los derechos de los derechos de los trabajadores y los futbolistas. El verdadero Jugador Del Pueblo.

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Por Joaquín Roffé (roffejoaquin@gmail.com)

Sócrates nació en el año 470 a. C en Atenas. Fue maestro de Platón, quien a su vez le enseñó a Aristóteles. Entre sus frases más emblemáticas se recuerdan reflexiones como “yo sólo sé que no se nada” o “la verdadera sabiduría está en reconocer la propia ignorancia”. Filósofo clásico, no existe conocimiento acerca de que haya pateado alguna vez una pelota de cuero.

Doctor a los 23, y Europa

24 siglos después, más precisamente en 1954, nació en Belem, Brasil, el futbolista Sócrates Brasileiro Sampaio de Souza Vieira de Oliveira, mejor conocido como Sócrates. El nombre fue elegido por su padre, fanático de la filosofía. Brilló en Brasil en la década del ’80 y le llamaban Doctor porque se había recibido a los 23 años (algo realmente inusual para un futbolista de elite) en la Universidad de Sao Paulo.

Sócrates llegó a jugar en la liga italiana con la Fiorentina, donde fue compañero de Daniel Passarella (eran los únicos dos extranjeros en el equipo viola), disputó dos copas del mundo -España ’82 y México ’86- con la selección de Brasil (fue capitán) y llegó a convertir 250 goles a lo largo de su carrera. Sin embargo, su papel fuera de la cancha fue incluso más importante e influyente que dentro de ella.

tags
El Doctor Sócrates.

Para entrar en contexto, es importante mencionar que entre 1964 y 1985 en Brasil hubo una dictadura militar al igual que en muchos otros países de Latinoamérica. En 1982 Sócrates impulsó y lideró la “Democracia Corinthiana”, movimiento originado en el seno del Corinthians, que consistía en que todas las decisiones institucionales se gestaban mediante la votación de todos los miembros del club. Tanto los jugadores estrella como el resto del plantel, el cuerpo técnico, los dirigentes, y demás empleados del club, tomaban juntos las decisiones referidas a contratos, normas, entrenamientos, horarios y más temas concernientes a la institución.

Revolución

Después de las gestiones de Vicente Matheus y Waldemar Pires como presidentes, caracterizadas en el primer lustro de los ochentas por el fracaso, Pires (actual integrante del consejo directivo del club paulista) designó a un sociólogo llamado Adílson Monteiro Alves para manejar la entidad.

El nuevo hombre a cargo promovía escuchar más a los jugadores y traía consigo ideas revolucionarias. Su cercanía con Sócrates y Wladimir, dos futbolistas que militaban políticamente y tenían un fuerte compromiso social, dio origen a una nueva manera de dirigir un club, la sociedad. A la renovación política.

Según testimonios de los futbolistas, durante la Democracia Corinthiana se votaba absolutamente todo; los aumentos salariales, las sanciones ante una equivocación, e incluso si algún jugador quería bajar del micro para ir al baño también se votaba. En una gira por Japón, el delantero Walter Casagrande extrañaba mucho a su novia, por lo cual el plantel votó si debía volver a Brasil para verla o no. Finalmente no se lo permitieron pero lo importante es que votaron y dejaron que se decidiera qué hacer, a través de una elección democrática.

Con el liderazgo de Sócrates, los jugadores salían al campo de juego con banderas contra la dictadura y buscaban que los hinchas se involucrasen más en la política. El plantel se pasaba horas en la semana debatiendo sobre temas como filosofía o política. Invitaban a poetas, cineastas, músicos y escritores para charlar con ellos en los horarios de almuerzo.

A la par de Lula

Mientras Sócrates lideraba la revolución con botines y de corto, exhibiendo una elegancia y clase descomunales para jugar al fútbol, un obrero metalúrgico y sindicalista de nombre Luiz Inácio Lula Da Silva encabezaba la nueva corriente en las calles. Lula, hincha ferviente del Corinthians, intentó varias veces ser presidente de Brasil. Concretamente en 1989, 1994 y 1998, y alcanzó su objetivo en 2002, logrando entonces cambiar la historia de su país al desarrollar una política favorable a los derechos de los trabajadores y la gente sin recursos.

La Democracia Corinthiana fue un éxito no sólo a nivel social sino también futbolístico. El Corinthians se consagró campeón de forma consecutiva en 1982 y 1983. En la final de 1983 el plantel salió a la cancha con una bandera que decía “ganar o perder, pero siempre con democracia”, y finalmente se consagraron campeones ese día con gol de… Sócrates.

tags
Giancarlo Antognoni, Sócrates y Daniel Passarella, los tres cracks de la Fiorentina 1984-85.

El Doctor conquistó 3 Torneos Paulistas con el ‘Timao’ durante su carrera (también se consagró con el Botafogo y el Flamengo), fue elegido dos años seguidos el mejor jugador de Brasil, y la crítica especializada le erigió en el Mejor Futbolista de Sudamérica en 1983.

El Corinthians logró un apoyo impresionante de la gente en todo el país. Artistas, intelectuales, políticos e incluso sindicatos apoyaban al equipo debido a las ideas que promovía. En las camisetas se comenzaron a imprimir inscripciones en contra de la dictadura como “Elecciones directas ya”. Finalmente, gracias a la presión popular, en 1985 volvió la democracia a Brasil. ¿El porcentaje de responsabilidad del ‘Timao’ en ello? Muy alto.

Compromiso y mito

Sócrates aprovechó el poder que le daba el fútbol para denunciar las injusticias del país. “¿Cómo voy a perder la oportunidad de hablar con los brasileros a partir de algo que todos entendemos como lo es el fútbol?”.

También creía que debía hablar en nombre de todos los que no tenían voz. El Doctor Sócrates falleció en 2011 víctima de un choque séptico provocado por una intoxicación alimentaria y el deterioro que había experimentado en su salud al luchar contra la hipertensión y una cirrosis hepática, cuadro agravado por la adicción al tabaco y al alcohol que había tenido incluso en su época como futbolista profesional.

Durante una entrevista que le habían hecho en 1983, en el mejor momento de su carrera, había dicho “quiero morir un domingo y con el Corinthians campeón”. El destino le dio el gusto. Falleció el domingo 4 de diciembre de 2011, y esa misma tarde el ‘Timao’ se proclamó campeón.

A día de hoy Sócrates es muy recordado, lo será, y es uno de los ídolos más importantes de la historia del Corinthians y de Brasil. Claro ejemplo de cómo el fútbol puede involucrarse para mejorar el aspecto social y político de todo un país.

[Total: 1    Average: 5/5]

3 thoughts on “Sócrates, Democracia Corinthiana y el verdadero Jugador Del Pueblo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *