‘Rojos Globos Rojos’, la vida, los recuerdos, la transformación, y la necesidad de ser fuertes

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos ‘Rojos Globos Rojos’ es mucho más que la historia del final de un ciclo. Interpela, hace disfrutar y pensar, conmueve. Teatro de excelente nivel interpretativo.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Por Roberto Martínez (8.roberto@gmail.com)

Jorge Lorenzo es El Cardenal y Lorena Penón y Gabriela Pereyra son las Hermanas Popis. Son las tres caras visibles de ‘Rojos Globos Rojos’. Él exuda carisma. Ellas lucen como esfinges, pero al rato mutan como mariposas desde sus capullos. A El Cardenal se le acelera el pulso, cambia de registro constantemente y sube al público al arca en la que navega entre sus experiencias vitales. Una travesía que arranca con elogio/autocrítica sobre la porteñidad, y algo de dolor porque de manera injusta está a punto de cerrarse el teatro ‘Los globos rojos’, la última gran apuesta de su vida.

tags

“Es un país curioso, en el que la mayoría de la gente depende de un grupo de idiotas. Es asombroso observar cómo ese grupo de idiotas supervisa la suerte de los talentosos pero lo más increíble de todo es que los inteligentes, para contentar a los idiotas, ¿saben lo que hicieron? Comenzaron a empobrecer sus ideas y comprendieron que la única manera de progresar era convertirse poco a poco en idiotas. La idiotización llegó lenta e inexorablemente porque la ideas cada vez más idiotas de los talentosos producían una enorme aceptación entre los idiotas que premiaban a los talentos idiotizados con cargos cada vez más prestigiosos”, dice.

“Algo pasa con la gente. Algo pasa con las palabras. Decimos palabras y las palabras no nos unen, nos separan. Forman puentes que nos separan. Cada minuto que pasa el proceso revolucionario se detiene y nosotros acá, jugando y pasando el tiempo”, dispara una de las hermanas.

tags

El Cardenal expone su realidad con una crudeza que da vértigo. “¿Por qué volver sobre el pasado? El pasado es una cosa muerta. Hay que aprender a enterrar todo lo que no sea inmediato. No me interesa saber quién fui. No agrega nada. A nadie le sirve de nada. Pude haber sido aquel… Pude haber estado allá. No me interesa la memoria sino para los hechos inmediatos. Mi vida pasada no es mía. Es de los otros. Y qué sé yo lo que hicieron los otros con mi pasado. Sin pasado no se traiciona a nadie. No me reconozco cuando hablan de mi pasado. Ayer no existí”.

¿Existe alguien que no haya vivido una situación parecida, en jaque por culpa de sus propios dilemas interiores? Que levante la mano. Seguramente no habrá quien se atreva a alzarla. Es un momento mindfulness para espantar fantasmas, para liberarse. Porque todos y todas buscamos ser en algún momento El Cardenal para lograr mirarnos con compasión y sepultar errores, para desechar equivocaciones cometidas, de una vez y por todas. Porque somos el resultado de nuestras propias decisiones y porque ayer, ayer no existimos. Es hoy.

tags

El Cardenal le pone el cuerpo al relato, y su relato conmueve. Las hermanas le recuerdan buenos momentos y otros no tanto. Individuales, a dúo y hasta en trío. El amor, el placer sexual en la plenitud y en el declive, la pasión por el boxeo, por las lecciones que propone este deporte y la aparente necesidad de reaccionar en la vida recibiendo un uppercut al mentón cuando pinta el bajón… Se trata de un libro excelente de Eduardo ‘Tato’ Pavlovsky, con una sobria puesta en escena. La dirección y adaptación de Christian Forteza incluyen momentos de La Muerte de Margarite Duras, de Cerca, de Paso de Dios y de Cámara Lenta, y abducen de tal manera que es imposible no mantener el foco de atención durante toda la representación. Esto, mientras al mismo tiempo un montón de imágenes que creíamos en la papelera mental giran en nuestro cpu particular, nos sacuden de forma inesperada y nos hacen reflexionar. En el Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini queda una parte importante de nosotros. ¿De verdad ayer no existimos?

FICHA TÉCNICAROJOS GLOBOS ROJOS
AutoríaEduardo ‘Tato’ Pavlovsky
AdaptaciónChristian Forteza
ActúanJorge Lorenzo, Lorena Penón, Gabriela Perera
VestuarioMario Pera
Diseño de lucesHoracio Novelle
Música originalElena Avena
FotografíaSebastian Ochoa
Asistencia de direcciónMagalí Mussi
Puesta en escenaChristian Forteza
Duración60 minutos
DirecciónChristian Forteza
TeatroCentro Cult. de la Cooperación ‘Floreal Gorini’
Días Sábados 20.30 hs hasta el 30-11-2019
Entrada y ubicaciónAR$ 350, Avenida Corrientes 1543 (CABA)

¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *