tags

Los protagonistas de la segunda temporada de 'You'.

Redes sociales y amores tóxicos en ‘You’ II

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos Redes sociales y amores tóxicos. El atractivo de una serie como ‘You’, en la que el protagonista es un psicópata embaucador de mujeres.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Por Bárbara Guerschman (barbara.guerschman@gmail.com)

Dentro del abanico de las series ofrecidas por la plataforma de streaming ‘Netflix’, ‘You’ se destaca por el éxito que obtuvo, tanto en la primera como en la segunda temporada. Tan sólo en la primera temporada y según un artículo de ‘Chicago Tribune’, la serie fue vista por 40 millones de personas.

Basada en el libro ‘Hidden Bodies’ de Caroline Kepness, la trama gira en torno a la vida de Joe Goldberg (interpretado por el actor Penn Badgley), un chico encantador que trabaja en una apacible librería, situada en el centro de la bulliciosa ciudad de Nueva York.

¿En qué consiste el éxito de ‘You’? La respuesta pronta sería señalar el amor romántico de Goldberg por las mujeres. Pero este amor, que se presenta como apasionado e ideal frente a las relaciones humanas post modernas y desangeladas, es un aspecto que no puede separarse de la dimensión tecnológica, expresada en el uso constante de la red social Instagram, con la cual las personas actualmente obtienen visibilidad y corroboran la ajena. 

Trailer oficial de la segunda temporada de ‘You’

Nada de amor, es obsesión

Desde una perspectiva superficial, el amor romántico generó esa fascinación mediática por la serie. Un hombre provisto de una voz cautivante se presenta como el perfecto caballero protector de dos mujeres: Beck y Love. Las protege de sus amistades y relaciones familiares, cuyos efectos sobre ellas pueden llegar a ser destructivos: padres exigentes, hermanos demandantes y amigos envidiosos. Sobre todo, las ampara en sus propias debilidades y obsesiones por las cuales se siente atraído.

En la primera temporada, el objeto de deseo de Joe es Beck, una estudiante de literatura y escritora que vive en Nueva York. En tanto que Love, la protagonista de la segunda temporada, vive en Los Angeles, es chef e hija del dueño de un mercado de productos alimenticios.

Con la influencia de los movimientos sociales que reivindican los derechos femeninos, la mala prensa que recae actualmente sobre el acoso y las advertencias mediáticas acerca de las relaciones humanas que se caracterizan por su toxicidad, la faceta oscura de Joe irónicamente sale a la luz en las primeras escenas. Es difícil creer en la aparente gentileza de este hombre a medida que transcurren los capítulos, evidenciando su afición destructiva por controlar todos los aspectos de la vida de ambas mujeres y alejarlas de las relaciones que no le convienen a él mismo.

Evocando la famosa frase («es la economía, estúpido») de James Carville, el asesor de Bill Clinton en su campaña presidencial de 1992 acerca de la real dimensión de un fenómeno, es la obsesión la que guía finalmente al protagonista como si se tratara de un titiritero maniobrando los hilos para que Beck y Love caigan en sus redes, sin saber ellas que los está moviendo.

Contradicción o cuestión de poder

En la segunda temporada, cuando Joe llega a Los Angeles tras dejar Nueva York, busca un departamento donde vivir. La administradora del edificio, si bien acepta su depósito como inquilino, le hace notar un detalle que hoy día parece una anomalía y atrae sospechas sobre las personas: Joe no tiene un perfil público en Instagram.

tags
Una escena de ‘You’.

Es una aparente contradicción que una persona permanezca en el anonimato cuando su existencia se basa en estar atento a los cambios producidos en los perfiles ajenos, sobre todo en los de los objetos de su afecto. Esa aparente contradicción es, en verdad, una cuestión de poder.

Joe quiere observar a las personas, pero no desea ser mirado. Intenta descifrar las relaciones que estas mujeres establecen con otros, a través de las imágenes que siempre corresponden a momentos felices sobre los cuales se aplican filtros visuales para hacerlos más estéticos aún. ¿Pero son estos momentos reales o son fachadas que esconden las frustraciones nuestras de cada día?

Es el uso de la tecnología sumado a la aparente promesa de un devoción incondicional por parte del protagonista, lo que hace atractiva a la serie. Son sus contradicciones: Joe aspira a tener el control de los acontecimientos pero las apariciones de su ex novia lo atemorizan, así como sus recuerdos de la niñez. Usa y abusa de un celular de última generación, pero adora los libros empolvados que ofrece a los clientes. Tras esos anaqueles, se esconde una pecera/prisión en la cual mantiene cautivos a quienes estorban sus planes.

Lo que genera esa atracción, más allá del desarrollo detectivesco de los capítulos, es cómo este hombre expresa emociones humanas: la necesidad de ser reconocido en metrópolis populosas como Nueva York y Los Angeles (también podría ser Buenos Aires), donde somos uno más y nuestra especificidad se diluye en la masa.

También es la ansiedad e incertidumbre que produce a los individuos no saber el desenlace de sus relaciones, con lo cual se intentan desentrañar los signos de la aceptación. Y, finalmente, la lectura constante y hasta obsesiva que hacemos de las personas a través de ese registro visual que son las redes sociales.

[Total: 1   Promedio: 5/5]
¿Te gusta? Compartilo

1 comentario en “Redes sociales y amores tóxicos en ‘You’ II

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *