ONG Raíz, Sana tu Huella: educar y recuperar el medio ambiente nativo

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos ‘Raíz, Sana tu Huella’ planta árboles en zonas deforestadas, promueve un cambio cultural y genera conciencia ecológica para convertir la muerte en vida.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Por Federico Esteban (federicoeest@gmail.com

Curar el medio ambiente. Tal es el objetivo de la ONG Raíz, Sana tu Huella, entre otros propósitos, fundada en 2017 por Sol Fernández Llanos y su equipo. En medio del cambio climático que sufre el planeta y el calentamiento global que se expresa a través de sucesos diversos en distintas partes del mundo como son los incendios en Argentina, Brasil, Australia y Estados Unidos, la organización se propone cuidar al medio ambiente. Protegerlo y defenderlo con pequeñas grandes acciones. 

Raíz, Sana tu Huella se dedica a recuperar las zonas deforestadas mediante la plantación de árboles nativos, promoviendo un cambio cultural en torno al cuidado del medio ambiente para vitalizar los bosques y generar una conciencia ecológica. Lo interesante de este proyecto es que propone lo descrito a partir de la idea de plantar un árbol como forma de despedir a seres queridos. Es decir, familiares y amigos de la persona fallecida pueden sembrar cualquier especie vegetal en su nombre como homenaje.

tags
La ONG busca mantiener vivos los recuerdos mediante el plantado de árboles.

«Raíz tiene tres patas. Por un lado, el plantado de árboles por homenajes cuando muere alguien, o también por nacimientos o festejos de cumpleaños, pero la idea nació por la necesidad de acompañar a una persona muy querida y acompañar a la familia que sufrió la pérdida», le cuenta Sol Fernández a El Café Diario

«Por otro lado, lo que empezamos a hacer también fue donar huertas para comedores o escuelas. Es decir, desarrollar un taller de huertas y que la gente aprenda a trabajar la tierra: en qué época plantar y qué plantar, a fin de que puedan producir sus propios alimentos. Entonces ingresamos al tema de la educación y la alimentación», continúa la titular de la Raíz, Sana tu Huella acerca de otra de las funciones que realizan. De este modo, el armado de huertas orgánicas permite generar fuentes de alimentación sustentable, naturales y diversas. 

tags
Raíz, Sana tu Huella planta árboles nativos en la Reserva Natural de Pilar.

Finalmente, la tercera pata de Raíz, Sana tu Huella es el dictado de talleres sobre reciclaje. «Les enseñamos a los chicos a hacer cartucheras con sachet de leche o llaveros con tapitas de botellas. Es decir, les transmitimos la importancia de reciclar, y creamos conciencia acerca del beneficio que trae reutilizar los materiales», explica Fernández

La iniciativa no puede ser más prometedora. Como su nombre lo indica, Raíz, Sana tu Huella implica reponer, de algún modo, aquello que se ha hecho en el pasado en contra del planeta. Así, se le pone una curita a la acción no deseada. El error es compensado con una acción positiva. «Está bueno poner el granito de arena para solucionar lo que hacemos cada uno en el día a día al contaminar el medio ambiente. No cuesta nada. Hay muchos que reconocen que contaminan pero no hacen nada; el hecho es que sí se puede hacer algo, aunque sea mínimo, como cambiar hábitos cotidianos”, puntualiza la entrevistada. 

Y no solamente se encarga de sanar huellas. El proyecto apunta a convertir la muerte en vida, con acciones que mantienen los recuerdos latentes mediante el plantado de árboles como homenaje a los seres queridos que fallecen. La iniciativa se desarrolla en la Reserva Natural, ubicada en la zona de Pilar, provincia de Buenos Aires, a orillas del río Luján, a la que se llega por la Ruta 25, camino al partido de Escobar.

Allí se siembran especies nativas de acuerdo a la época y la necesidad del lugar como ceibos, espinillos y talas. Y con todo ello, además, se refuerza la conexión con aquellos que físicamente ya no están. 

tags
La ONG Raíz, Sana tu Huella fue fundada en 2017.

Los árboles que ponemos a disposición de quien quiera plantar son todos nativos. La Reserva queda muy cerca de la Panamericana, o sea que el acceso es muy fácil”, detalla Sol Fernández. En este sentido, indica que el proceso es sumamente práctico: hay que ingresar a la página web, dirigirse a la sección «plantá un árbol» y escoger el tipo de donación y/u homenaje a realizar (nacimiento, agradecimiento, aniversario, fallecimiento, etcétera).

Después de esto y de emitir el pago correspondiente, «le llega un certificado a la familia homenajeada en el que se le comunica el evento realizado, con una frase linda» y se establece el contacto para preparar el día de la ceremonia. «Se puede visitar la plantación cuando quieran porque la reserva está abierta. El lugar es público, así que puede visitarse cualquier día», completa.

Tras los incendios ocurridos en el país y en el mundo, el cambio climático, entendido como la variación global del clima en la Tierra por causas naturales pero aún más, por las acciones de la humanidad, no cede. El calentamiento global, en consecuencia, tampoco. Ante ello, las nuevas generaciones buscan recomponer el daño ocasionado y la juventud se involucra en la necesidad de enfrentar el problema. En la última Asamblea General de las Naciones Unidas ha quedado expuesta la gravedad de lo que sucede. Curar el medio ambiente se transforma en más que una responsabilidad, ya no sólo de los gobiernos, sino en una obligación colectiva. 

¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta