tags

¿Querés saber cómo mejorar tu calidad de vida? Conocé la respuesta

Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

Por Luján Gassmann (lujangtv@gmail.com)

La naturaleza es sabia. En cada época del año ofrece alimentos de temporada con los nutrientes que requiere el organismo en ese momento específico para ganar calidad de vida. El problema es que hay tanto acostumbramiento a comer lo que se desea, que no se presta atención a lo que el cuerpo necesita.

En consecuencia, estas decisiones, sumadas al déficit que presentan las frutas y verduras debido a que los suelos, en su mayoría sobrecultivados, no tienen los períodos de descanso necesarios y muchos productos terminan su maduración en cámaras frigoríficas, más la cantidad y calidad de los fertilizantes que se utilizan, todo incide en brindarle al cuerpo menos nutrientes de los que necesita para estar saludable.

Es importante escuchar al organismo y prestar atención a la relación que se tiene con la comida. Se ha vuelto un hábito mecanizar la acción de comer, al punto que es frecuente comer a las apuradas lo que se encuentra, y estar distraídos con otras cosas como la televisión, el celular, leyendo o haciendo otras cosas. Esto lleva a perder registro de lo que se ingiere.

tags
Emanuel y sus avances gracias al cambio de alimentación que adoptó en los últimos meses.

La falta de consciencia en la comida lleva a comer deprisa, a no activar la señal de saciedad, a excederse, sentir pesadez, cansancio y hasta culpa. Por otro lado, pasar muchas horas sin comer tampoco es saludable.

«La presencia simultánea de la obesidad y la desnutrición refleja cambios en los sistemas alimentarios» expresó la Organización Mundial de la Salud en un comunicado de prensa fechado el 16 de diciembre de 2019 en Ginebra, Suiza.

Para cambiar esto «se requieren medidas en todas las etapas de los sistemas alimentarios: desde la producción y el procesado, pasando por el comercio y la distribución, la fijación de precios, la comercialización y el etiquetado, hasta el consumo y los desechos de alimentos».

Tener una alimentación consciente es el camino al éxito en relación con la comida. Los hábitos saludables hay que desarrollarlos paso a paso y con el objetivo de sostenerlos a lo largo del tiempo para mejorar la calidad de vida.

Tomar conciencia de la alimentación, poder realizar algunos cambios en el estilo de vida, mejorar la relación con la comida y la forma de ingerir alimentos permitirá tener un peso saludable sin tanto esfuerzo.

En primera persona

En particular, tenía muchos prejuicios. Culpaba a la genética y me resignaba a vivir con un cuerpo que no quería y en el que no me sentía cómoda, pero después de tocar fondo y de probar con dietas y nutricionistas de todo tipo, me animé a probar con otra alternativa.

tags
Luján Gassmann, la autora de este reportaje, y su cambio radical.

Encontré un sistema en el que me enseñaron hábitos saludables, como equilibrar el plato y alimentarme correctamente. Me enseñaron la importancia del agua, la proteína, los carbohidratos, lo que sucede en nuestro cuerpo con cada ingesta, cómo leer etiquetas, la cantidad de excesos que cometemos con los productos ultraprocesados (que abundan) y, sobre todo, ver la gran deficiencia nutricional que tenemos.

Cuando tenés un seguimiento personalizado, un grupo de apoyo y contención, un equipo de profesionales que apuestan a que obtengas tus resultados, aprendés a elegir los alimentos y cubrís las deficiencias nutricionales de forma tal que alcanzar los objetivos es mucho más fácil.

A través de este sistema logré bajar 20 kilos, reducirme 63 centímetros en el contorno de mi cuerpo, recuperar vitalidad, energía, autoestima y calidad de vida, por eso con el tiempo decidí sumarme al equipo para ayudar a que otros también obtengan sus resultados.

Inspirar a las y los demás

Antonela apostó a estos mismos cambios y asegura que «mejorar los hábitos con pequeños actos pero contundentes me llevó a elevar mi calidad de vida y a priorizarme en tener una mejor salud; en 5 meses bajé 13 kilos y me reduje casi 50 centímetros en el contorno de mi cuerpo». Y amplía «es importante moverse y hacer actividad física. En mi caso, siempre hice deporte pero no lograba ver ningún resultado para mejorar mi salud, luego me di cuenta de cuán fundamental es tener una buena nutrición».

tags
La transformación de Antonela gracias a la mejora de sus hábitos alimenticios.

Valeria subraya que «es tiempo de cambios». «Los casi 40 que se avecinan me llevaron a querer convertirme en mi mejor versión; bajé en poco más de un mes 10 kilos y medio y me reduje más de 40 centímetros en el contorno de mi cuerpo, y el apoyo incondicional de mi coach y el acompañamiento de la comunidad, más allá de los cambios en la alimentación y el tipo de nutrición, fue fundamental», asegura.

«Estoy de vuelta en la ruta por la que quiero ir, de camino al lugar en el que quiero estar para sentirme bien conmigo misma», cuenta Valeria.

Por su parte, Emanuel narra que «en mi caso particular llevaba una vida muy sedentaria y con muy mala alimentación, ya que me alimentaba habitualmente en lugares de comidas rápidas o en bares. Con 26 años decidí ponerle un freno a eso por mi salud, y dar un giro de ciento ochenta grados, ya que entendí que necesitaba pedir ayuda y empezar de a poco».

«Hoy, después de 4 años, tengo 30 kilos menos, una vida más activa y más saludable, hago deporte de forma constante y vivo todo el tiempo con más energía. Todo se resume en constancia (alimentación + ejercicio + descanso – excusas) = resultado. Si no tenemos constancia, no tendremos resultado, y si nuestras excusas son mayores al resto, el resultado que tendremos será negativo», concluye.

Para Emanuel, «a veces, para encontrar los valores adecuados en cada aspecto de nuestra vida, debemos encontrar a alguien que nos guíe y ayude».

Por su parte, Carlos, médico traumatólogo de 64 años confiesa que «era muy desconfiado y escéptico de todo esto, creía que sabía sólo por el hecho de ser médico, pero pesaba 80kgs. Con un 25% de grasa corporal, mucha de la cual se concentraba en la zona abdominal. Hice un taller de alimentación, donde recibí información valiosa que me permitió entender y cambiar mi estilo de vida. Además, ser parte de un grupo, tener contención, asesoramiento personalizado y planes adaptados a mi objetivo, fue fundamental».

tags
El cambio de fisonomía de Carlos, médico traumatólogo de profesión.

«Pude corregir mí alimentación, empecé a suplementar para compensar las deficiencias nutricionales, también comencé a entrenar y aparecieron los resultados. Hoy peso 70kgs. Tengo un 10% de grasa total, aumenté 5Kg de músculo y a mis 64 años -asegura-, me siento mejor que cuando tenía 30 años. Se los recomiendo de verdad».

Para mayor información acerca de cómo podés lograr también para vos esta transformación, podés comunicarte con la autora de este reportaje a través de su cuenta de Instagram. Hacernos responsables de nuestra vida es fundamental. El cambio es posible. Cuando tenemos la información correcta, podemos tomar mejores decisiones. Está en nuestras manos cambiar hábitos y llegar a concretar esas metas.

2 comentarios en «¿Querés saber cómo mejorar tu calidad de vida? Conocé la respuesta»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *