La posición de la Corte Suprema sobre el traslado de los jueces

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos La Corte Suprema ya emitió su interpretación con respecto al traslado de los jueces, donde indicó cuáles son los criterios a tener en cuenta.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Por Juan Andrés Litwin (juanandreslitwin@gmail.com)

El caso de los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli no es una novedad para la Corte Suprema de Justicia de la Nación. En 2018, el tribunal más alto de Argentina expresó su posición con respecto al traslado de jueces en una acordada, producto de una consulta realizada por el Consejo de la Magistratura.

Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda, Carlos Rosatti, Helena Highton de Nolasco y Carlos Rosenkratz, en dicho texto, aunque sin la firma de estos dos últimos, entendieron que debe hacerse un uso excepcional de los traslados y establecieron los criterios para hacerlo: deben ser entre tribunales de igual jerarquía, misma jurisdicción, e igual o similar competencia material. 

En caso de cumplirse con lo detallado anteriormente, los cortesanos indicaron que «en tales situaciones cabe concluir que no es necesaria la instrumentación de un nuevo procedimiento de designación conforme las exigencias del artículo 99, inc. 4°, de la Constitución Nacional».

tags
Bruglia, Bertuzzi y Castelli.

Parámetros instituidos por la Corte

En el traslado de los tres magistrados cuestionados se respetó la jurisdicción. Los jueces trabajaban dentro de la órbita de la justicia Federal. Bruglia y Bertuzzi integraban un Tribunal Oral Federal en Comodoro Py, mientras que Castelli lo hacía en el Tribunal Oral Federal número 7 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En cuanto al apartado que indica que deben ser jueces de «igual o similar competencia material», la Corte se refiere a que no pueden pasar del fuero civil y comercial al contencioso administrativo u otra rama del derecho. En el caso puntual, Bruglia, Bertuzzi y Castelli trabajaban dentro del fuero penal y se mantuvieron en el mismo.

Por último, el punto donde la Corte indica que debe ser «entre tribunales de igual jerarquía», es donde radica el conflicto. Porque los tres jueces estaban en tribunales orales y pasaron a la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional Federal, una instancia o grado superior al que se encontraban.

Sobre este último apartado los supremos ya se habían expresado en otra acordada, la número 4 de 2018. En este texto, indicaban que el nombramiento de un Juez Federal con el aval del Senado «no implica una autorización abierta para ejercer la función judicial con carácter permanente en diversas materias, grados o competencias».

tags
Integrantes de la Corte Suprema.

Estos tres puntos centrales son los que la Corte Suprema de la Nación analiza después de haber aceptado el per saltum presentado por Bruglia, Bertuzzi y Castelli.

¿Qué es un per saltum?

Es un recurso procesal que permite, una vez se tiene un fallo de primera instancia no favorable, saltear todos los otros pasos legales e ir directamente a la Corte Suprema de Justicia para solicitar su intervención y que dicte una sentencia definitiva.

Esta vía procesal se encuentra normada en el Código Procesal Civil y Comercial de la Nación en los artículos 257 bis y 257 ter. El mismo fue incorporado en 2012, por la ley 26.790.

Dentro de los requisitos para poder utilizar esta herramienta legal se resalta que debe ser utilizada únicamente en causas de orden federal, que tengan una gravedad institucional notoria, y que precisen una resolución rápida y definitiva. Además, debe tratarse del «único remedio eficaz» en pos de «evitar perjuicios de imposible o insuficiente reparación ulterior».

Argumentos a favor del per saltum

En la parte mayoritaria, Helena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Carlos Rosatti y Ricardo Lorenzetti consideraron que se trata de un caso que «excede el mero interés de las partes en el presente proceso y atañe al de la comunidad, ya que está en juego la interpretación constitucional de los traslados de los jueces federales».

tags
El Senado de la Nación en sesión virtual.

En tanto, Carlos Rosenkratz, presidente de la corte,expone que «la decisión del caso excede notoriamente el interés de las partes y se proyecta no solamente sobre el interés de todo el universo de jueces que han sido trasladados hasta la fecha, sino sobre el interés general en preservar el sistema republicano de Gobierno».

Qué dice la Constitución

La Carta Magna hace referencia a la designación de los jueces de la Corte Suprema y los magistrados federales en el artículo 99, dentro de las atribuciones del Presidente de la Nación en el inciso cuarto. En el mismo se establece: «nombra los magistrados de la Corte Suprema con acuerdo del Senado por dos tercios de sus miembros presentes, en sesión pública, convocada al efecto. Nombra los demás jueces de los tribunales federales inferiores en base a una propuesta vinculante en terna del Consejo de la Magistratura, con acuerdo del Senado, en sesión pública, en la que se tendrá en cuenta la idoneidad de los candidatos»

Si bien establece la necesidad del acuerdo del Senado y la nómina vinculante del Consejo de la Magistratura para designar jueces, nada habla sobre qué ocurre cuando se produce una vacancia y debe cubrirse ese lugar. Debido a esto, para solucionar este inconveniente se debe recurrir a la Ley de Subrogancias, donde se establece que es el Consejo de la Magistratura el que debe designar a los reemplazos por la mayoría absoluta de los miembros presentes.

Además, para poder ser un candidato elegible para ocupar un cargo, se indica que debe ser parte de una lista de conjueces que el mismo organismo debe confeccionar cada seis años para cada fuero, jurisdicción e instancia. Una vez aprobadas por el plenario, son enviadas al Poder Ejecutivo, para su posterior remisión al Senado a fin de que preste su acuerdo.

¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta