Poesía, un territorio donde hacer pie

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos Sensibilidad, candor, crudeza. Marcela Meroni transita la poesía a través de sus sensaciones, y deja huella. Escribir con el corazón arroja tinta que late.

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos

Selección: Mirtha Caré (mirtha.care@elcafediario.com)

Autoras y autores comparten textos de su producción. Marcela Meroni deja una puerta abierta en forma de poesía, como al descuido, por si algún curioso lector se anima a pasar.

Cuenta la autora

Siempre pienso que no es bueno explicar de qué va la poesía. Me gusta pensar que dejo una puerta abierta, una invitación a un lector posible y a las lecturas diversas. También creo que, aún así, hay que buscar algún tipo de territorio donde, en modo particular, el que lee pueda hacer pie.

No sé si lo logro, pero aspiro a esa poesía que parte del suelo y desde allí levanta vuelo, que no es lo mismo que volar desde las alturas. Comparto poemas publicados en los últimos dos años, pero que en algunos casos fueron escritos hace muchos tiempos. Otros son más recientes y tienen la huella indeleble de este tiempo de pandemia que, por momentos, fue de detención, tal vez, necesaria.

De Otros mundos, después

tags

VIII

Recorro los libros
escribo en el margen
vuelvo
¿Las palabras
siguen
hablando de las mismas
cosas?

XVIII

El borde de la ventana
clavado en el cielo
la noche de mi infancia
abierta al sur
ciudad vacía
cosmos
un astronauta
desde el cordón umbilical
de una nave
en la pantalla
de la tele.

L

Y te advierto
ahora
que todavía no amanece
no intentes
volver
a desembarcar
en mí
con tus besos
tu mirada
que acierta
y tus diez mil soldados.

De El parto de la reina

XXXVIII

La cortina vuela
a latigazos
afuera de la ventana
como la lengua
de una serpiente
bífida y veloz
en la esquina
un auto de policía
bolsas de nylon
que arrastra
el viento
un pájaro negro
que no vuela
cae
y yo
solo una blusita.

De El anuncio de un grano de sal

Cuatro

Abrir la puerta
quitarse el barbijo
los zapatos, la ropa.
Poner todo en un balde
correr a bañarse
desinfectar el piso.
Si estás cansado
No lavás:
el objeto que compraste
lo dejás sobre la mesa.
Pasado un tiempo
cualquier virus
se diluye
solo esperamos
y dejamos morir.

Acerca de la autora

Marcela Meroni. Es poeta y lectora. Estudió Historia e Historia del Arte. Actualmente ejerce su profesión de Licenciada en Comercialización.

tags
Marcela Meroni.

Publicó los poemarios Otros mundos después (Halley, 2019); El parto de la reina (Halley, 2020); El anuncio de un grano de sal (en coautoría con la pintora Laura Vacs, 2020).

Participa de la antología Tapabocas (Milena Caserola, 2020). Premios: mención en el Primer Concurso de Poesía Qu revista y en el concurso Poetas, narradores y ensayistas en cuarentena de Milena Caserola.

Deja una respuesta