La pobreza extrema en las mujeres aumentará por la pandemia

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos El coronavirus dejará como correlato el riesgo de retroceder en la igualdad de género: las mujeres sufrirán más el aumento de la pobreza extrema.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Por Rodolfo Colángelo (rodocolangelo@yahoo.com)

La ONU Mujeres y el Programa para el Desarrollo de las Naciones Unidas, indican en un informe publicado en los últimos días que para 2021, por cada 100 hombres jóvenes que vivan en la pobreza extrema, habrá 118 mujeres en la misma condición como consecuencia de la pandemia.

Los argumentos del documento son que las mujeres asumen la mayor parte de la responsabilidad del cuidado de la familia, ganan menos, ahorran menos y tienen trabajos mucho menos seguros, una situación que se ha intensificado con la crisis del coronavirus.

tags
Una madre cuida de su bebé en un asentamiento de refugiados en Pintolandia, en el Estado brasileño de Roraima, fronterizo con Venezuela. (Foto: ACNUR/Vincent Tremeau)

Números que alarman

En este sentido, la pandemia agudizará la pobreza a nivel global pero impactará «de manera desproporcionada» en las mujeres en edad reproductiva ya que «por cada 100 hombres de entre 25 y 34 años que vivan en pobreza extrema con 1,90 dólar o menos al día, habrá 118 mujeres, una brecha que puede aumentar a 121 mujeres por cada 100 hombres para 2030».

Por su parte, la directora de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, puntualiza que «el aumento de la pobreza extrema de las mujeres, en particular en esa etapa de sus vidas, es una muestra dura de los defectos profundos en la forma en que hemos construido nuestras sociedades y economías».

Personas, no estadísticas

En la misma línea, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) proyecta que la pandemia puede provocar a nivel mundial la pérdida de 200 millones de empleos en los próximos meses -tan sólo en Estados Unidos se han perdido 40 millones-, y que la recuperación es muy probable que se produzca en condiciones de precariedad, con salarios bajos y el aumento consiguiente de la pobreza.

Asimismo, para la ONU, la pandemia arrastrará a 96 millones de personas a la pobreza extrema para 2021, entre ellas 47 millones de mujeres y niñas. «De este modo, el número total de las mujeres y las niñas que viven en la pobreza extrema aumentará a 435 millones, y las proyecciones muestran que este número no volverá a los niveles anteriores por lo menos hasta 2030», agrega el documento.

Zonas más y menos perjudicadas

El impacto de la desocupación y la pobreza se registra con fuerza en regiones de África, Asia, Latinoamérica y el Caribe. Pero también abarca a Europa y a Norteamérica, sobre todo a Estados Unidos, que buscan aliviar la situación con subsidios otorgados por los gobiernos.

tags
Muchas madres han perdido sus medios de vida por culpa del COVID-19.
(Foto: ONU Mujeres/Fahad Kaizer)

No obstante, el informe señala que se necesita el 0,14 del producto interno bruto del mundo (PBI), es decir, unos 2 billones de dólares, para solucionar la pobreza extrema que amenaza con adueñarse del planeta de acá a 2030, y 48 mil millones de dólares para achicar la brecha de pobreza de género. Sin embargo, se necesita una decisión política para implementar un plan.

En Latinoamérica se han perdido 34 millones de puestos de trabajo desde que la pandemia comenzó a asolar la región. Mujeres, jóvenes, cuentapropistas y trabajadores informales, han sido los más perjudicados de acuerdo a lo informado por la OIT.

El impacto en Argentina

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) ha difundido en los últimos días los números de la pobreza y la indigencia registrados en Argentina durante el primer semestre de 2020, el que arrastró los efectos de la pandemia: la pobreza afecta al 40,9% de la población y la indigencia al 10,9%.

Son cifras que se suman a las que dejó el gobierno de Mauricio Macri -aunque sin pandemia-, con 35,5% de pobreza, 8% de indigencia y un poco más del 10% de desocupación. Actualmente, esta última cifra aumentó al 13% como consecuencia de la crisis económica provocada por el COVID-19.

En este marco, el Gobierno liderado por Alberto Fernández ha anunciado un plan de emergencia que propone básicamente recuperar divisas para el Banco Central (BCRA), con un estímulo a los agro-exportadores para que liquiden la cosecha mediante la baja de retenciones a la soja y sus derivados, a la minería y a la industria. 

A diferencia de otras gestiones de gobierno con impronta ideológica distinta, se buscará volcar esos dólares a la producción y no a la especulación. También habrá beneficios para los productores agropecuarios pequeños y las cooperativas, e impulso para la construcción de viviendas, un sector considerado estratégico para generar puestos de trabajo.

Finalmente, una cuestión central será transparentar cuántos puestos de trabajo se han perdido en el sector informal en medio de la cuarentena. Y, retomando la situación de las mujeres, será preciso establecer en qué condición quedan miles de empleadas en trabajos domésticos que nunca han sido registradas.

¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta