Pese al amparo legal, Messi volvió a elegir al Barcelona

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos Reglamentos y doctrinas, incluso de la FIFA, amparaban a Lionel Messi para irse a otro club, pero hubo un motivo que le empujó a volver a elegir al Barcelona.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Por Juan Andrés Litwin (juanandreslitwin@gmail.com)

Lionel Messi eligió quedarse en Barcelona. Ganar un eventual juicio para lograr su libertad de acción habría sido más sencillo que anotarle un gol al Sevilla, su víctima favorita (con 37 goles en 39 partidos).

El astro argentino demostró que supo diferenciar a la institución de la persona. Messi llevaría a juicio a Josep María Bartomeu en un abrir y cerrar de ojos, pero jamás lo haría con el Barcelona, como lo dejó bien en claro el jugador en una entrevista concedida a Goal.com «es el club que amo, que me dio todo desde que llegué, es el club de mi vida, tengo hecha aquí mi vida, el Barça me dio todo y yo le di todo, jamás se me pasó por la cabeza llevar al Barça a juicio».

La letra fría del contrato

El convenio entre Messi y el club estipulaba que Leo podía elegir quedar libre al final de la temporada, pero que debía comunicárselo al Barcelona antes del 10 de junio, cuando, en condiciones normales, la temporada ya habría finalizado.

tags

Como en todos los órdenes de la vida, el COVID-19 también alteró el normal desarrollo de la temporada del fútbol europeo y mundial. Para esa fecha, todavía se estaba disputando la Liga y obviamente, ni había comenzado la fase final de la UEFA Champions League en Lisboa.

La circular de FIFA

El reglamento sobre el estatuto y la transferencia de jugadores define al término temporada como el período que «comienza con el primer partido oficial del campeonato nacional de liga correspondiente y termina con el último partido oficial del campeonato nacional de liga correspondiente». Primer punto a favor de Messi, el 10 de junio la temporada no había finalizado.

En la circular número 1.714 de la FIFA se establecieron una serie de principios rectores para la interpretación de los contratos en este contexto extraordinario. Entre ellos, se encuentra uno que establece «se aprobarán todas las solicitudes de ampliación de la fecha de finalización de la temporada actual».

Argumentos posibles a favor de Messi

La teoría de la imprevisión contractual hubiese sido una de las llaves a la victoria para Messi. Dicha teoría establece que por un hecho extraordinario e imprevisible no imputable a los contratantes, se rompe el equilibrio del contrato y se vuelve injusto e inequitativo el posicionamiento de ambos contratantes.

El hecho extraordinario o imprevisible es el coronavirus, que claro está no es imputable a Messi o el Barca. ¿Dónde está el equilibrio en el contrato si una de las partes pierde uno de sus derechos más importantes? La posibilidad de quedar en libertad de acción al finalizar la temporada.

También, se establece que para aplicar esta teoría debe producirse una situación, que de haber sido conocida, el contrato no se hubiese celebrado como lo fue. Probablemente, de haber podido prever un brote de esta naturaleza, el plazo del contrato hubiera sido otro.

Probablemente, otra línea argumental de los abogados de Messi habría sido el caso fortuito o fuerza mayor, que se lo considera cuando un hecho no ha podido ser previsto o que, habiendo sido previsto, no ha podido ser evitado. Nuevamente, el COVID-19 tipifica los requerimientos de esta figura legal y obviamente, sobre el caso concreto, impidió que Messi ejerza su derecho a optar por quedarse en el club o salir en libertad de acción, sin ningún tipo de cargo.

La doctrina, también a favor de Messi

Tanto la FIFA como el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) aplican la misma doctrina donde prevalece el derecho laboral del jugador para poder ejercer sus funciones. En pocas palabras, su derecho a trabajar. Por esto, el organismo rector del fútbol habría obligado al Barcelona a darle el transfer a cualquier club que hubiese fichado a Messi.

La decisión de Leo

Messi fue coaccionado por el proceder de Bartomeu y el departamento legal, pero por sobre todas las cosas por su amor por el club. Messi no estaba obligado a seguir. Prefirió no enfrentar a su alma mater, a su ciudad en el mundo (o gran parte de ella), a la institución que lo apoyó y le permitió convertirse en el mejor jugador del mundo.

Messi eligió Barcelona, nadie lo obligó.

¿Te gusta? Compartilo

1 comentario en “Pese al amparo legal, Messi volvió a elegir al Barcelona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *