Parto humanizado, un derecho de todas las mujeres

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos Lejos de la medicalización excesiva y de la realización de cesáreas innecesarias, el parto humanizado busca respetar el cuerpo y los deseos de la mujer.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Por Inés Tiphaine (chinisst@gmail.com)

Según el doctor Guillermo Lodeiro Martínez, médico obstetra, se denomina parto humanizado a un proceso natural, fisiológico, en el cual se respetan los tiempos biológicos del cuerpo de la mujer, sin programarlos ni apurarlos. «La embarazada no es un útero. Posee un cuerpo único, biológico y psiquíco», dice el especialista.

Según Lodeiro Martínez, la mujer no debe estar acostada en el momento del parto. «El doctor Roberto Caldeyro Barcia fue presidente de la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia en el año 1976. En 1979 fue uno de los primeros en hablar de parto humanizado, cuando en un simposio en Japón demostró por qué una parturienta no debe estar acostada», asegura.

El doctor Lodeiro Martínez asistió a Paula Chaves en el parto de su hija.

Y agrega que «Caldeyro explicó que cuando la madre está en posición acostada, puede verse alterada la oxigenación del bebé y las contracciones se hacen más frecuentes, aunque disminuye la intensidad de las mismas, haciendo más lenta la dilatación del cuello uterino«.

Medicalización del parto

La Organización Mundial de Salud (OMS) recomienda que las inducciones de parto con oxitocina deberían ser una excepción, las cesáreas deberían ser sólo entre el 10% y 25% de todos los partos, y la episiotomía debería practicarse solamente en un porcentaje no mayor al 10% de las parturientas y sólo si hay sufrimiento del bebé o por una desproporción del tamaño entre madre e hijo.

Lodeiro Martínez agrega que «sin embargo, según un estudio realizado por Caldeyro, en las clínicas privadas de la Ciudad de Buenos Aires las inducciones y las episiotomías se practican en el 90% de los partos, y el 80% de los nacimientos se dan por partos quirúrgicos o cesáreas».

tags
Según Lodeiro, en Buenos Aires se practica una excesiva cantidad de operaciones cesáreas.

Según el médico,«está todo distorsionado y la razón es que hay que realizar los partos muy rápido, en cuatro o cinco horas. Entonces se realiza una cascada de intervenciones, de manera rutinaria e innecesaria. Si hubiese un problema, entonces sí se debe intervenir. Un parto fisiológico de una madre primeriza dura entre diez a doce horas».

Aumento innecesario de cesáreas

Según el obstetra, «tanto la Ley 25.929 de Parto Humanizado, como las Guías Para la Atención de un Parto Normal en Maternidades Centradas en la Familia, pasando por las de la Organización Mundial de la Salud y las guías de las sociedades de obstetricia de Francia, España, Gran Bretaña y otros países, todos hablan de evitar las rutinas en la asistencia de los partos, ya que ésta sería una de las causas del aumento innecesario de cesáreas».

Interrogado acerca de las razones por las cuales se realizan tantas cesáreas, el doctor Lodeiro Martínez asegura que «uno de los motivos es el sistema de salud perverso que tenemos en el país. Por las obras sociales y sindicales muchos médicos realizan consultas cada quince minutos para tener un honorario digno».

tags
Cada vez son más las parejas que eligen vivir un parto humanizado.

Violeta Osorio, miembro de la Agrupación Las Casildas dice que «el parto humanizado fue el primer concepto que apareció cuando hubo problemas durante los nacimientos, como sinónimo de humanizar la práctica médica. Y sobre todo, para que se reconociera el protagonismo de la mujer y el acceso a la información. Cada vez más son las mujeres que optan por un parto fisiológico, que indagan más».

Respeto por la posición para parir

El doctor Lodeiro Martínez afirma que tuvo su primera experiencia con un parto humanizado en 1978. «Tuve que asistir a una embarazada asmática y a otra que tenía un problema en el corazón. Ninguna de las dos se podían acostar para parir. Decidimos adecuar el sillón de parto que teníamos y después de ver como parían estas dos mujeres, abandoné la asistencia a la posición acostada», dice.

Un estudio realizado por el Hospital Italiano de Buenos Aires en 2007 demostró que el 40% de los bebés nacidos por cesárea tuvieron dificultades respiratorias y debieron ser internados en neonatologia por fallas de oxigenación.

tags
Luego del parto, el bebé debe permanecer con la madre, incentivando la lactancia.

Otro estudio de Suecia ha demostrado que los niños que han nacido por cesárea, presentan mayores probabilidades de padecer enfermedades inmunológicas como celiaquía, o diabetes en la adultez.

La importancia de buscar información

Sobre el parto humanizado, Lodeiro dice que «es muy importante no sólo el trabajo de parto, sino también el vínculo de lo que llamamos tríada, integrada por la madre, el padre y el hijo. En el caso de que sea una madre soltera, puede ser acompañada por un familiar o una doula. Además, de ser posible, se recomienda no romper en forma artificial la bolsa de líquido amniótico, ya que se provocaría mayor dolor a la madre. La sugerencia es ofrecer alternativas de homeopatía».

Para después del nacimiento, el médico asegura que «lo importante es que el bebé esté con la madre, el contacto piel a piel con ella. Y estimular y favorecer la lactancia«.

tags
El parto humanizado beneficia tanto a la madre como al bebé.

Según el especialista, el parto humanizado y fisiológico se destaca por respetar el deseo de la mujer desde el embarazo. «Las cesáreas son realizadas en caso de ser necesarias, pero son riesgosas tanto para la madre como para el niño, ya que puede haber mayor riesgo de infecciones y hemorragias, y aumenta el porcentaje de placenta adherida a la cicatriz, entre otros problemas», dice.

Y agrega que «actualmente la información sobre partos humanizados se puede buscar en Internet. Depende de la inquietud de la mujer, de ver las cosas de una manera diferente. Sería volver a lo natural sin dejar los controles de los médicos y las parteras. Después de cuatro mil partos y de trabajar en defensa del humanizado desde 1978, puedo decir que el nacimiento de un hijo siempre es una fiesta, sea por parto normal o por cesárea».

¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta