tags
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Por Rodolfo Colángelo (rodocolangelo@yahoo.com)

Editado por Cecilia Oliveros (ceci_oliveros@yahoo.com.ar)

Las elecciones legislativas de medio término tuvieron la virtud de despejar el campo político hacia la definición de una derecha fuerte y sin aditamentos consolidada a nivel nacional y un centro progresista liderado por el gobierno nacional que al remontar sus porcentajes de votos con respecto a los obtenidos en las PASO –sobre todo en la provincia de Buenos Aires– logró oxígeno político y bloqueó la intención del posmacrismo de preparar la lenta caída del presidente Alberto Fernández.

Los resultados de la provincia de Buenos Aires son estratégicos, tanto para el Frente de Todos (FDT)  como para Juntos por el Cambio (JxC) con miras a las elecciones presidenciales de 2023 ya que el distrito bonaerense define, en gran medida, quién ocupará la Casa Rosada.

Análisis para todos los gustos

Diego Santilli, candidato de JxC, obtuvo el 39,82 por ciento de los votos y Victoria Tolosa Paz del FDT, el 38,52. Esto es un empate técnico que revirtió los 5 puntos de ventaja que había logrado Santilli en las PASO.

Así, ambas fuerzas lograron 15 diputados cada una en el Parlamento bonaerense permitiéndole al FDT tener mayoría en la Cámara baja y en el Senado, lo que fue visto como un triunfo por parte del gobernador Axel Kicillof. Todo un dato que se proyecta a 2023.

tags
Diego Santilli tras el triunfo en Provincia de Buenos Aires el 14-11-21
(Foto: Facebook de Diego Santilli)

Juntos por el Cambio logró a nivel país 41,92 por ciento de los votos y Frente de Todos el 32,92.Pero, a pesar del triunfo, el posmacrismo no pudo desplazar de la primera minoría al oficialismo en la Cámara de Diputados nacional que sumó tres bancas y quedó con 118 diputados, mientras que Juntos tendrá 117.

El contundente triunfo de María Eugenia Vidal en la ciudad de Buenos Aires no impidió que JxC perdiera tres diputados, y la ex gobernadora bonaerense se vio frustrada en su deseo de lograr la presidencia de la Cámara que seguirá en manos de Sergio Massa.

tags
María Eugenia Vidal luego de haber ganado en CABA
(Foto: Facebook de María Eugenia Vidal)

En el Senado, el oficialismo perdió el quórum ya que redujo sus senadores de 41 a 35, lo que obligará a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner a buscar alianzas con legisladores de fuerzas provinciales.Y lo mismo tendrá que hacer el FDT en Diputados.

A su vez, el Frente de Izquierda se posicionó como tercera fuerza nacional y quedó con cuatro bancas en Diputados, mientras que la ultraderecha representada por Javier Milei y José Luis Espert tendrá una representación de cinco legisladores.

Perspectivas y llamado a un acuerdo nacional

El presidente Alberto Fernández llamó a un acuerdo nacional con la oposición, gremios y empresarios tras conocerse el resultado de las elecciones.

La convocatoria tuvo miradas distintas en el posmacrismo. Por un lado, Horacio Rodríguez Larreta, seguro candidato a presidente en 2023, dijo que había que poner fin a la grieta en tanto que Mauricio Macri en su camino al ostracismo, la rechazó de plano.

Es que en Juntos por el Cambio aparecen dos estrategias teniendo en cuenta que no se logró desestabilizar al gobierno como se pretendía: por un lado, las «palomas» lideradas por Larreta aspiran a convertirse en una especie de Partido Popular al estilo de España, en tanto que los «halcones» de Macri y Patricia Bullrich parecen inclinarse hacia el perfil ultraderechista de Vox, también de España, de ahí la posibilidad de acercar posiciones con Milei en un futuro.

El llamado a un acuerdo nacional tiene en perspectiva la difícil negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por la deuda de 44 mil millones de dólares dejada por el gobierno macrista y que resulta impagable en los términos que quiere imponer ese organismo.Esto es reforma laboral, reforma jubilatoria y fuerte ajuste fiscal, lo que derivaría en un suicidio político para el gobierno si aceptara esas condiciones.

tags
Victoria Tolosa Paz luego de haber obtenido el segundo lugar en Provincia de Buenos Aires
(Foto: Facebook de Victoria Tolosa Paz)

Lo que se juega

El gobierno de Alberto Fernández logró esquivar los intentos desestabilizadores y, aunque parezca paradójico, el oficialismo interpreta la derrota como un triunfo, mientras que la oposición no cantó victoria a los cuatro vientos como se esperaba. De ahora en más habrá una puja constante entre dos fuerzas que polarizan el poder.

En ese marco, habrá que ver cómo juegan el kirchnerismo y la vicepresidenta, porque el repunte en los comicios tiene que ver bastante con la movilización de la militancia de La Cámpora en la provincia de Buenos Aires.

El presidente pretende que el próximo candidato a ocupar el Poder Ejecutivo por el peronismo se defina en elecciones internas, según trascendió de fuentes oficialistas.

Para la oposición resta vislumbrar qué piensa hacer el radicalismo dentro de la alianza posmacrista ya que muchos de sus dirigentes, incluido Facundo Manes, manifestaron su decisión de que la UCR se presente con candidatos propios a presidente y vice en 2023.

Macri también aspira a presentarse en las elecciones presidenciales y el larretismo quiere que permanezca en las sombras. ¿Habrá alianza con Milei? Se abre un panorama conflictivo para todas las fuerzas.   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *