Omar Guaraz

Omar Guaraz

Omar Guaraz: “El Gobierno de la Ciudad reprime para eliminar espacios públicos”

“Los vendedores ambulantes son víctimas recurrentes de la represión estatal”, denuncia el representante del gremio.

Por Evelyn Sigot Pavón

La persecución contra los vendedores ambulantes se ha transformado en un hecho recurrente en la Ciudad de Buenos Aires.

Omar Guaraz, representante de los vendedores ambulantes, informa que los manteros senegaleses Thapa Beye y Assane Dioop fueron golpeados por las fuerzas de seguridad en el barrio de Flores.

“Todos los vendedores repudian el hecho, mientras desde el Ministerio de Seguridad movilizaron motos, carros de asalto e infantería para reprimir”, explica.

Guaraz añade, en diálogo con El Café Diario, que “la fuerza de seguridad aplica en nombre de Diego Santilli técnicas antiterroristas y busca causar daño físico para generar terror estatal. Es puro vandalismo”.

Los responsables

Diego Santilli, vicejefe del gobierno porteño, a quien acusa Omar Guaraz, es reconocido por haber promovido la compra de las pistolas Taser, apoyar la baja en la edad de imputabilidad de los menores y bregar por una política estricta en contra de los extranjeros.

Guaraz detalla que el desmantelamiento de los mercados populares en espacios públicos aparece como objetivo prioritario del Gobierno de la Ciudad para favorecer la privatización de la feria de artesanos de calle Defensa en pos de un proyecto gastronómico.

“El Gobierno desalojó cuadras de artesanos y artistas en la feria en el barrio porteño de San Telmo para instalar un proyecto gastronómico de privados reemplazando los  trabajadores por empresarios”, subraya el dirigente gremial.

tags
Omar Guaraz, representante de los vendedores ambulantes.

Un gran negociado

“Desde el Gobierno de la Ciudad, no dudaron, de manera irresponsable, confrontar a los trabajadores, otorgando lugares que otros vendedores tienen desde hace más de 20 años”, subraya Guaraz.

Cambiemos, conforme a su propósito de privatización, montó un operativo policial de envergadura junto a inspectores de Espacio Público para evitar por la fuerza la instalación de los artesanos”, indica.

“A los trabajadores los desplazó secuestrándoles sus productos artesanales y artísticos bajo amenaza de ser detenidos acusados de desobediencia y resistencia a la autoridad”, narra el dirigente.

“Dirigen su acción de gobierno para privatizar los recursos del Estado, generar las condiciones para que el capital privado gestione en detrimento de la cultura y, fundamentalmente, del derecho al trabajo”, subrayó.

En tanto, el caso de la calle Defensa se suma al accionar de este fin de semana, cuando el Gobierno de la Ciudad desmanteló la feria del Parque Centenario.

Un fiscal había ordenado en los días previos el allanamiento de los depósitos en los que los feriantes guardan su mercadería.

Todo sucede después del operativo que amontonó la tradicional Feria de Libros de Parque Rivadavia sobre la vereda, y tras haberse destruido el espacio público que ha ocupado por décadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *