Ni Una Menos, a cinco años del primer grito de justicia

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos Se cumplen 5 años de la creación del movimiento Ni una menos, colectivo que moviliza al país al pedir por la vida de las mujeres y el castigo a los femicidas.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Por Silvina Ghiselli (silvinaghiselli@gmail.com)

Un tiempo antes de ser asesinada en 2011, la poeta mexicana Susana Chávez Castillo se manifestaba diciendo «ni una menos, ni una muerta más», en relación a los crímenes de mujeres que asolaban a Ciudad Juárez, su lugar de natalicio.

Cuatro años después, mujeres argentinas tomaron sus palabras para la creación de la marcha y del colectivo Ni Una Menos, el 3 de junio de 2015. Hoy se cumplen cinco años de ese primer grito y es importante seguir visibilizando sus consignas.

El femicidio que marcó el inicio

Si bien el incremento incesante de crímenes hacia mujeres ocurre desde hace muchísimo tiempo, el detonante para la creación del movimiento Ni Una Menos fue el femicidio de Chiara Páez.

Chiara tenía 14 años cuando en mayo de 2015 desapareció en la localidad de Rufino, Santa Fe, y fue encontrada luego, asesinada y enterrada en el patio de la casa de Manuel Mansilla, su novio y victimario.

Ante este hecho aberrante, una serie de tuits por parte de las periodistas Marcela Ojeda y Florencia Etcheves desembocaron en la convocatoria de la primera marcha con la consigna Ni Una Menos, movida que se replicó en muchísimas ciudades de todo el país y también en otros países de la región. Sólo en Argentina, ese día se movilizaron más de 100.000 personas.

tags
Marcha del primer aniversario del Ni Una Menos, 2016. (Foto: Colores Mari – Flickr)

Con el correr del tiempo, el colectivo Ni Una Menos fue sumando y haciendo propios los reclamos de varios sectores y sus consignas, pidiendo por el fin de los femicidios, los travesticidios, por el aborto legal, seguro y gratuito y la creación de refugios para mujeres víctimas de violencia de género.

También por la aplicación efectiva de la ESI (Educación Sexual Integral) en las escuelas. Hoy además existe la obligatoriedad de formación en género para los funcionarios del gobierno bajo la sanción de la Ley Micaela.

Costumbres machistas que matan

En la página oficial de Ni Una Menos, es posible leer el manifiesto del movimiento, que habla de las costumbres y prejuicios machistas que, al igual que la violencia explícita, matan vidas: «cuando nos dice cómo vestirnos y cómo actuar, mata nuestra libertad. Cuando nos insulta o nos juzga por el modo en que disfrutamos nuestros cuerpos, mata nuestro derecho a poner en acto su inmensa potencia. Cuando nos niega la palabra en el espacio público, la silencia o la minimiza, mata nuestro derecho a cambiar el mundo para todos y todas. Cuando nos impone las tareas domésticas y de cuidado como si fuera un deber exclusivo y natural, mata nuestro tiempo. Cuando nos niega la igualdad en los salarios aunque hagamos el mismo trabajo, mata nuestra autonomía. Cuando avasalla o abusa de nuestros cuerpos, mata nuestra integridad. Cuando pretende controlar nuestra capacidad reproductiva, mata nuestro derecho a elegir».

tags
Frente al Cabildo, en una manifestación de 2017.

Recordemos que la figura jurídica y simbólica en general del femicidio como tal, no existió hasta hace pocos años, de hecho anteriormente si una mujer era asesinada por alguien de su entorno se hablaba de «crimen pasional».

En esta misma línea, el colectivo Ni Una Menos también comenzó a exigir que se generen formalmente registros que den cuenta de cantidad y condiciones de los femicidios ocurridos cada año en el país.

Seguir tejiendo redes de contención

Las opiniones vinculadas al impacto de estas marchas son varias. Nadie cuestiona su existencia y nadie deja de celebrarlas, pero algunos dicen que a partir de ellas la violencia contra las mujeres en lugar de disminuir, aumentó.

De 2015 a hoy se han producido 1.440 femicidios. En lo que va de 2020 son 144 y durante la cuarentena ya son 55.

tags
A pesar de la visibilización de la violencia machista, el numero de femicidios no cede.
(Foto: Colores Mari – Flickr)

Queda seguir luchando y tejiendo redes de contención para afrontar el camino por venir. El mismo debe incluir nuevas formas que se adapten al tiempo de cuarentena y también al no muy lejano de post pandemia.

Para conmemorar los cinco años de la creación del movimiento y en el marco del aislamiento social obligatorio, el colectivo Ni Una Menos propone una serie sumamente extensa y diversa de actividades virtuales y no virtuales.

Algunas de ellas son los Diálogos de la revuelta por Instagram, lectura de documento colectivo, el ruidazo federal en puertas, balcones y ventanas que se sintió a partir de las 19 horas, y un proyectorazo que puede verse en las redes sociales del colectivo.

¿Te gusta? Compartilo

2 comentarios en “Ni Una Menos, a cinco años del primer grito de justicia

  1. El recorrido refresca mi memoria y hace bien
    Lejos de las grandes ciudades el ruidazo no se escuchó, es una pena…
    Sólo nos queda el pañuelo en la ventana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *