tags
Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

Por Bía Viteri (beatrizviteri@gmail.com)

La coyuntura en torno a la minería de criptomonedas y su repercusión en el medio ambiente, revivida a partir de un tuit del magnate Elon Musk y posteriores noticias en los medios, ¿acelerará los procesos de transición hacia energías renovables?

El Café Diario ha preparado un especial compuesto por tres entregas que revisan este tema, a propósito de la conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente.

Qué es minar criptomonedas y cómo funciona

La minería de criptomonedas no consiste en extraer nada físico, como los minerales que se encuentran en profundos yacimientos bajo tierra. Pero esta palabra fue adoptada por la comunidad digital para referirse, de manera análoga, a su generación. Y, de hecho, sintetiza y vuelve más simple todo un procedimiento relacionado con la informática, espacio que dio a luz a Bitcoin -criptodivisa con mayor capitalización de mercado- y a sus emparentadas 10.592 criptos (según CoinMarketCap).

Técnicamente, minar es un proceso que permite introducir nuevos criptoactivos al circulante existente y, además, validar las transacciones y registrarlas en la cadena de bloques o blockchain, que es donde se encuentra toda la información de los movimientos que realizan, desde las más millonarias empresas e inversionistas, hasta cualquier mortal común y silvestre que maneje su billetera electrónica, de acuerdo a sus posibilidades económicas y conocimientos. Este sistema de minado de activos digitales es llamado prueba de trabajo o Proof of Work (PoW).

Minar es un proceso que permite introducir nuevos criptoactivos al circulante existente y, además, validar las transacciones y registrarlas en la cadena de bloques o blockchain

tags
Mediante la minería, las operaciones de los usuarios son selladas en la blockchain.
Foto: Bermix Studio (Unsplash).

Tal como explica Blockchain Federal Argentina, plataforma multiservicios, minar equivale a «sellar» cada operación en un bloque, integrándose a la cadena «de forma permanente, inmutable e inalterable».

Por su lado, la Academia de Binance (exchange o plataforma de intercambio de origen chino con el mayor volumen comercial del mundo), se hace eco de uno de los postulados básicos de este ecosistema: «la minería de criptomonedas es uno de los elementos claves que permiten que las criptomonedas funcionen como una red descentralizada de igual a igual sin la necesidad de una autoridad central de terceros», como por ejemplo el Estado y las instituciones financieras.

Granjas, instalaciones creadas para minar

El minado de criptomonedas requiere de un complejo trabajo de cómputo que resuelve cálculos matemáticos, lo cual es posible a través de computadoras de alta potencia conectadas entre sí y distribuidas alrededor del mundo.

A la agrupación de equipos para minado dentro de una misma locación se la denomina granja, y la mayoría de ellas se concentra en China y Rusia. Sus dueños son conocidos como mineros y reciben criptomonedas a cambio del esfuerzo de las tarjetas gráficas de sus naves, que requieren de electricidad para operar.

El minado de criptomonedas requiere de un complejo trabajo de cómputo que resuelve cálculos matemáticos… A la agrupación de computadoras de alta potencia dentro de una misma locación se la denomina granja…

tags
Las tarjetas gráficas para minar criptomonedas son equipos de alta potencia.
Foto: Massimo Botturi, (Unsplash.com).

Minería y medio ambiente, ¿son incompatibles?

Generar energía eléctrica (no renovable) implica un costo elevado, tanto económico como ambiental, puesto que la huella de CO₂ de las plantas de carbón es enorme. Las granjas que minan Bitcoin y otros criptoactivos dentro de este parámetro, por lógica, contaminan.

Esta implicación negativa para la minería se suma a la que caracteriza, desde el desarrollo de la vida moderna, a otros sectores de la industria en las mayores potencias mundiales y -en orden descendente de acuerdo al consumo- en la totalidad de países que obtienen el indispensable recurso de esta manera.

Es por esta razón que los mineros buscan instalarse en países cuya electricidad es más económica y el clima es muy frío, tal es el caso de Islandia, punto geográfico de especial atractivo, puesto que utiliza energía geotérmica (que se sirve del calor del subsuelo), e hidroeléctrica (que aprovecha la corriente de los ríos). Esta combinación asegura el buen funcionamiento de los equipos y disminuye los costos del consumo eléctrico.

Islandia es uno de los destinos favoritos de los mineros de criptomonedas.

Caída del precio de Bitcoin lo pone en el ojo del huracán

En mayo, Bitcoin protagonizó gran cantidad de titulares que lo cuestionaron en términos de sustentabilidad. Algunos, en teoría ilustrativos, compararon su cuota de consumo energético (129,24 teravatios/hora (TWh) por año, que equivale al 0.6% mundial, según la Universidad de Cambridge) con la de Finlandia, Suiza, Suecia, Holanda y también Argentina, entre otros.

Fue una ola de señalamientos que colocaron al activo digital en el ojo del huracán, haciéndolo descender de USD64.800, alcanzado el 14 de abril, a USD 29.563.

tags
Bitcoin, bajo la lupa medioambiental y mediática, registró una importante caída.
Foto: Foto de Dinero creado por freepik – www.freepik.es» class=»rank-math-link»>Freepik.

Después de aquel récord histórico de la pionera del dinero descentralizado, Cointelegraph (medio digital con noticias sobre blockchain, criptoactivos y tendencias en tecnología financiera), publicó en su canal de YouTube un debate entre Alex de Vries, fundador de Digiconomist (plataforma que expone las consecuencias de las tendencias digitales) y Josefh Pallant, CEO y fundador de Blockchain for Climate, con posturas opuestas sobre la huella medioambiental de Bitcoin y las posibles vías para reducirla.

Vries no ve incentivo para que los mineros adopten energías renovables; por su parte, Pallant opina que la tecnología blockchain podría utilizarse para crear un registro de los Bitcoins que se minan con energías renovables, estimulando así la demanda de esas «monedas verdes» entre los inversores institucionales.

Los tuits de Elon Musk, implicados en la controversia

Elon Musk, el multimillonario líder de Tesla Motors, cada vez que escribe un tuit, causa revuelo. Y el criptomercado también lo siente, pues suben o bajan los precios como consecuencia de lo que diga al respecto.

tags
Elon Musk ha tomado como práctica habitual hacer comentarios sobre criptomonedas a través de su cuenta de Twitter.

La reaparición del juicio medioambiental a través de los medios, y el declive de Bitcoin y de muchas de sus semejantes como reacción en cadena, ha tenido como antecedente el siguiente tuit de Musk en mayo: «Tesla ha suspendido la compra de vehículos usando Bitcoins. Estamos preocupados por el rápido incremento de combustibles fósiles para la minería y transacciones de Bitcoin, especialmente el carbón, el cual produce peores emisiones que cualquier otro combustible».

Este mensaje dista mucho de lo que dijo en marzo: «ahora podés comprar un Tesla con Bitcoin». Además de haber reportado que esta compañía había comprado US$1.500 millones en Bitcoin.

Recuperándose de la caída, el 24 de mayo, un nuevo tuit provocó un alza del 4.87%: «hablé con los mineros de Bitcoin de América del Norte. Se comprometieron a publicar el uso renovable actual y planificado y a pedir a los mineros WW que lo hicieran. Potencialmente prometedor».

Musk ha hecho de las suyas nuevamente mientras este reportaje estaba en proceso de publicación. Publicó un meme de una pareja visiblemente distanciada, y aunque su mensaje hace mención a la banda estadounidense Linkin Park, el cofundador de Space X escribió: «#Bitcoin», acompañado del emoji de un corazón roto». Para el medio día, la criptomoneda había descendido un 7%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *