Migrañas: síntomas, causas y tratamientos

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos Las migrañas o cefaleas son uno de los motivos más frecuentes de consulta a un médico. Qué hacer con un dolor de cabeza fuerte, constante y crónico.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 2 minutos

Por Mercedes Pilar Bustos (mechipb96@hotmail.com)

La migraña es una enfermedad que afecta al 15% de la población mundial. Consiste en ataques de dolores de cabeza, episódicos o recurrentes, de intensidad variable, que suelen estar acompañados de síntomas neurológicos o gastrointestinales. La edad promedio de las personas afectadas varía entre los 15 y los 45 años.

Los síntomas más comunes

Esta patología se manifiesta de forma progresiva mediante síntomas como dolor de cuello, aturdimiento ligero, mareos, náuseas, irritabilidad, sensibilidad a la luz, alteraciones en la visión o congestión nasal, entre otros. Algunas cefaleas pueden llegar a ser tan fuertes e invasivas, que obligan a la persona a interrumpir sus actividades hasta que el dolor cese, lo cual puede tomar de una a 72 horas.

La Sociedad Neurológica Argentina (SNA) estima que en el país siete de cada diez consultas a un profesional de esa especialidad se deben a cefaleas. Asimismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) determina que la cefalea de tipo tensional y la migraña ocupan respectivamente el segundo y el tercer lugar en prevalencia mundial de enfermedades, sólo superadas por la caries dental.

tags

A pesar de su gran recurrencia, muchas de las personas que sufren migraña no están diagnosticadas de manera apropiada, o nunca han consultado a profesionales de la salud al respecto. En su lugar, optan por la automedicación con analgésicos o antiinflamatorios, ignorando que su uso excesivo o erróneo, también puede desencadenar más cefaleas.

Causas y tratamientos

Entre los factores que pueden generar las migrañas, se destacan el estrés, el ciclo menstrual -por las alteraciones hormonales que genera en las mujeres-, la ingesta de alimentos llamados comida rápida o chatarra, las bebidas alcohólicas, la cafeína, los azúcares y el vino tinto. La actividad física en exceso también es considerada un desencadenante por el cansancio y el desgaste a nivel muscular que pueden ocasionar algunos deportes.

Los neurólogos aconsejan a las personas que sufren estos dolores, anotar la frecuencia con la que aparecen, e identificar su intensidad y localización. Muchas personas lo padecen en una o varias partes de la cabeza. Así, el profesional médico puede hacer una mejor evaluación del paciente y avanzar en su tratamiento para evitar o al menos disminuir la frecuencia. Una vez que el diagnostico es preciso, se recetan medicamentos o analgésicos específicos para tratar la intensidad de la migraña.

Para quienes prefieren los métodos naturales, se recomienda practicar ejercicio de manera regular o tomar clases de yoga, stretching, o acupuntura, llevar una alimentación saludable e ingerir dos litros de agua por día como mínimo.

No hay que olvidar que en la mayoría de los casos el estrés es la principal causa de las migrañas o cefaleas. Por lo tanto, tomar medidas para disminuirlo es la mejor forma de prevenirlas.

¿Te gusta? Compartilo

3 comentarios

Añade el tuyo

Deja una respuesta