tags

‘Mientras se vuelan los campos’ o qué nos está diciendo la tierra

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos Raquel Albéniz y Paula Etchebehere dirigen ‘Mientras vuelan los campos’, la tierra habla en el Centro Cultural de la Cooperación, obra que te volará la cabeza.

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Por Lola López Quai (Lola.elcafediario@gmail.com)

Una vaca lechera da más de 30 litros por día entre el ordeño de la mañana y el de la tarde. De una hectárea de trigo se sacan unos 3.500 kilos y a eso se le llama “rinde por ha”. Una vaca “carnicera” (o sea, la que es para comer) se preña por primera vez a los 16-18 meses y significa que “entra en servicio”. Una gallina tiene una vida productiva de unos dos años y después va al matadero.

No es usual, nada usual, que una obra de teatro con funciones a pocos metros del Obelisco hable del campo. Mejor dicho, es totalmente inusual. Y más inusual todavía es que no hable con un tono bucólico con el discurso de que allí se vive una vida más simple y por lo tanto más feliz, siempre.

tags
Mientras se vuelan los campos. Foto: Catalina Sikorski

‘Mientras se vuelan los campos’ es una mirada visceral y genuina sobre la vida rural que va desapareciendo debido al uso descuidado y voraz de los suelos, que empiezan a perder fuerza, nutrición y vida, llevándose la poca vida que queda con ellos. La tierra seca y desgastada se vuela y arrasa con sus habitantes que ya no pueden vivir en una tierra que se va tornando yerma pero que saben, también, que al irse pierden su identidad, su historia, su forma de estar en el mundo.

‘Mientras se vuelan los campos’ es una obra que sorprende porque a la vez que habla de un problema tangible y actual, por momentos logra un ritmo casi de sitcom que hace estallar las risas en el teatro. Es un humor que abreva de lo inesperado, lo absurdo y, por supuesto, de las brillantes actuaciones de sus protagonistas cuyos personajes se van haciendo cada vez más carnales a medida que avanza el texto.

tags
Mientras se vuelan los campos. Foto: Catalina Sikorski

Una vaca lechera da leche sólo si tiene pasto para comer, una hectárea sólo da frutos si hay tierra fértil para que la semilla prospere, una gallina pone huevos sólo si tiene dónde. Nada de esto es posible cuando la tierra está seca y ya no quedan campos para producir ni un lugar donde hombres y mujeres puedan quedarse a seguir haciendo lo que hicieron sus familias por generaciones.

‘Mientras se vuelan los campos’ nos invita a ver al campo, a salir de la cotidianidad urbana y a asomarnos a un mundo rico y hermoso pero que está en peligro de desaparecer. ‘Mientras se vuelan los campos’ nos invita a pensar qué sabemos de la tierra, cómo nos relacionamos con ella y si tenemos real consciencia de todo lo que nos da mientras nosotros en la ciudad seguimos viviendo como si nada.

tags
Mientras se vuelan los campos. Foto: Catalina Sikorski

Ficha Técnica

Autora Raquel Albéniz
Puesta en escena y dirección Raquel Albéniz/Paula Etchebehere
Actores Claudio Pazos, Coni Marino y David Masajnik
Sala Ctro. C. de la Cooperación, Corrientes 1543
Funciones Sábados 22.30hs
Prensa Duche&Zárate
[Total: 1    Average: 5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *