tags

Microalgas, el alimento más completo

Tiempo estimado de lectura: 5 minutos Miguel Raduazzo ha desarrollado un condimento derivado de microalgas, alimento del futuro, que mejora el funcionamiento de órganos vitales.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

Por Pablo Kulcar (pablokulcar@hotmail.com)

Miguel Raduazzo explica que el valor nutricional de las algas marinas y las microalgas, el alimento más completo del futuro, paliará la otra pandemia, la eterna, el hambre.

El Riachuelo, punto de partida

Este científico oriundo de Temperley, al sur del Conurbano bonaerense, se contactó con personal de la NASA estando de vacaciones en Disney. No tenía otra expectativa que mostrarle a la gente de la base de Cabo Cañaveral su trabajo científico sobre saneamiento del riachuelo. Su sorpresa fue enorme cuando la agencia se comunicó con él llamándolo a su hotel, para invitarlo a exponer dicho trabajo.

Este es un proyecto que apuesta sanear el riachuelo con la construcción de barcazas que lo crucen a gas sin generar residuos tóxicos, y que limpie y oxigene el agua en cada uno de estos cruces hasta llegar a una situación de excelencia.

La propuesta había sido presentada a la Secretaría de Transporte y lamentablemente su implementación quedó trunca como consecuencia de los escándalos por desvío de fondos que rodearon al encargado de supervisar la limpieza de la cuenca, el juez Luis Armella

Las Microalgas

Fueron estos científicos de la agencia norteamericana, que le sugirieron el uso de las “microalgas” como alimento en las charlas en las que intercambiaron información,después de que su proyecto fue considerado por los técnicos de la NASA como una alternativa importante para la producción de oxigeno de forma natural. Esta información que le fue compartida, ya estaba desarrollada como base de la dieta de los astronautas desde los años sesenta.

Las Microalgas son el remedio a un montón de problemas,comenzando por el nutricional, ya que tienen 200 veces más calcio que la leche y 300 veces más betacaroteno que las zanahorias. Es cambiar un paradigma en la desnutrición y proponerse una verdadera política social para vencerla”, señala.

Condimento fundamental

Raduazzo no plantea desplazar la conducta alimentaria colectiva por la ingesta de pastillas. Eso sería una utopía, teniendo en cuenta el lugar social que el comer tiene en la cultura. Se trata de utilizar a las microalgas como un aderezo a las comidas habituales. El resultado sería el mismo, sean como aditivo o como encapsulado. La idea es incorporar un complemento a las comidas que aporte los nutrientes indispensables, y en la cantidad que necesaria cada persona.

«Nadie va a tomar unas pastillas si puede comer un buen choripán con chimichurri, ni va a reunir amigos a comer pastillas con un buen vinito un domingo al lado de un fuego que no tenga carne para asar” (…) El hecho de incorporarlas serviría por sus nutrientes, por un lado, y para depurar al organismo de la mala alimentación, ya que estimulan a los órganos a cumplir su función”, puntualiza.

Compromiso social

Miguel tiene 55 años, una trayectoria como docente en la Universidad de Lomas de Zamora, trabajó también en una escuela parroquial, donde se encontró con el día a día de una larga cadena de necesidades Esto le impulsó a trabajar con la intención de encontrar un paliativo real y posible al hambre de las barriadas, a las que siempre vio sufrir.

Su trabajo científico apostó al desarrollo de las microalgas por los nutrientes que contienen, porque que el cuerpo los necesita, y porque proporcionarlas mejora el funcionamiento de varios órganos vitales, además de que fortalecen el sistema inmunológico. Algo fundamental en un contexto de epidemia de dengue, pobreza infantil, y jóvenes mal alimentados y/o desnutridos.

Un tiempo precioso

«Una sola célula de la microalga cumple todas las funciones y todo lo que produce es ciento por ciento digerible por el organismo humano. El trigo tiene células que conforman la raíz, el tallo y las hojas, que cumplen una función pero no se comen. Comemos sólo el fruto que conforma entre un 3% y un 10%, de todo ese proceso biológico. Los cereales son semestrales, demoran en desarrollarse unos 6 meses aproximadamente, en cambio con las algas, el proceso se reduce a 7 horas y en 24 horas podes duplicar la masa o el volumen total de la misma”, concreta Raduazzo.

Sin embargo, a pesar de todos los beneficios que acarrearía esta dieta, Raduazzo destaca cierta oposición de los médicos. Según su mirada hay varios que se encuentran más interesados en solo paliar determinadas afecciones y no curarlas. Este descubrimiento natural, lo que hace es estimular a los órganos a que cumplan su rol y función en su máxima capacidad. Así, con pocos gramos diarios se complementa cualquier alimentación.

«La microalga estimula la eliminación del exceso de azúcar o colesterol. Y lo más importante es que produce saciedad, ya que todos los niveles se equilibran, generando una verdadera revolución en las conductas alimenticias del mundo moderno, en muchos casos adictivos o motorizados por la ansiedad, la nueva epidemia social provocada por el sistema de producción actual», asegura.

El reactor criollo

La puesta en marcha de semejante proyecto implicaría la construcción de un bio-reactor similar a los que se utilizan en la Estación Espacial Internacional y otros vehículos espaciales. Ante esta realidad, que a primera vista es incompatible con cierta pasividad política para invertir en soluciones reales y duraderas, Miguel Raduazzo imagina una solución a la argentina, «un reactor criollo”.

Remplazar la tecnología involucra incluir mucha mano de obra y hoy lo que estamos precisando es eso. No estamos contando con capitales como para comprar tecnología o invertir en ella, pero sí tenemos disponible una gran cantidad de mano de obra no muy calificada. Como en cierta forma el proceso es una sucesión de trabajos sencillos, podemos incorporar una gran cantidad de personal”, describe.

La puesta en marcha de este reactor traería otros beneficios. Se podrían utilizar como combustible los residuos forestales y aprovechar el calor generado en dicho el proceso, para producir energía eléctrica, expandiendo aún más el valor económico de este desarrollo.

Las microalgas frente a los cultivos tradicionales como la soja y el trigo, poseen la ventaja de que no utilizan grandes cantidades de agua dulce (un bien escaso y tan valioso sobre el que algunos grupos ecologistas vaticinan futuras guerras «por el agua”), sino agua salada. También gana en el tiempo de producción, mientras que de la soja sólo se aprovecha el 10% (su fruto), de las algas se aprovecha el 100%, y todo es digerible.

tags
Miguel Raduazzo, en la NASA.

Otro asunto que impacta es la posibilidad de que este producto se convierta en un “commoditie” de alto valor en el mercado internacional de intercambio, donde hoy una tonelada de soja cotiza 300 dólares y una de Algas esta en 8.000, sin contar el daño que el cultivo intensivo de soja le está produciendo al ecosistema.

Los efectos del hambre

La provincia de Buenos Aires es la que mayor cantidad de hogares en riesgo de seguridad alimentaria tiene, con más de 3.500, y concentra el 55% de los pobres. En el norte del país cruzar la etapa de vida infantil sin falencias es todo un desafío, tras el que se enumeran miles de discursos no reconvertidos en acciones activas de justicia social. Aquí hay un camino que desafía a políticos y cualquier otra autoridad competente a dar el primer paso.

A mí me gusta comerme un buen asado, pero después me doy el antídoto, como la microalga y así estimulo mi riñón a depurar mi sangre. Lo mismo con mi hígado, el sistema digestivo y el cardiovascular. Ella le avisa a los órganos que hay elementos nocivos para que este los elimine. Lo hace con el colesterol y estimula al páncreas a producir insulina”, precisa Raduazzo.

Es posible imaginar estas microalgas como un condimento que se pueda agregar a cualquier alimento. Sobre todo, en el de chicos con carencias extremas, tratando de compensar lo que les falta y estimular una alimentación igualitaria tanto en colegios como encomederos populares, y que ayude a desarrollar las capacidades necesarias para responder a las demandas de un mundo laboral, tecnológico y acotado.

[Total: 2   Promedio: 5/5]
¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *