tags

María Laura Chiarante: «¿Cuánto tiempo invertimos en nuestro bienestar físico y mental?»

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Por Luján Gassmann (lujangtv@gmail.com)

La tensión muscular por estrés está asociada con el dolor de cabeza, pero también causa dolores musculares crónicos y contracturas. En una época dominada por el teletrabajo, las malas posturas y los hábitos sedentarios, El Café Diario buscó conversar con la licenciada María Laura Chiarante (kinesiologa fisiatra, UBA, MN: 10228), para conocer maneras de evitar estos percances o, por lo menos, de prevenirlos.

Es que el estrés genera en el organismo un desorden bioquímico que puede desencadenar en un aumento patológico del tono muscular producto de permanecer estáticos por períodos prolongados, lo que conlleva a la contracción involuntaria del músculo. Un tema a abordar resulta comprobar que cada vez hay más personas que sufren dolores crónicos debido a los trastornos musculoesqueléticos.

tags
Estrés y mala postura tienen una íntima relación.

Las causas principales de las contracturas

¿El contexto ayuda a que se incrementen las consultas?

Si, toda esta situación provocó inconvenientes y continúa haciéndolo. La ansiedad, la incertidumbre y el estrés conducen al mal descanso. También la ergonomía incorrecta y las herramientas deficientes para realizar el trabajo de home office, sumado a que en muchísimas circunstancias, el hogar no es el adecuado para desarrollar la actividad laboral propuesta. 

Se da disminución de la movilidad y de la fuerza, aumento del sedentarismo, desmotivación y hábitos poco saludables que pueden dar como resultado el desacondicionamiento físico y el dolor, pudiendo arrastrar hasta cuadros graves de características emocionales y psíquicas. 

Las consultas han aumentado y no sólo desde lo físico sino planteadas también desde el impacto socio-emocional de los pacientes.

¿Cómo se pueden evitar estos problemas?

Lo más importante primero es identificar el problema, qué sucede y cómo lo estamos transitando. Con esto podremos buscar ayuda en los profesionales de salud para una evaluación correcta y tratamiento de toda la situación desde una mirada integral y siempre al alcance de cada paciente.

Por eso creo vital comenzar a conocernos, a entender cómo realizamos nuestras rutinas, qué creemos que hacemos para nuestro bien y qué sería mejor cambiar. Detenernos y escuchar las señales que nos da nuestro cuerpo. Cuando estás son mínimamente perceptibles, ahí debemos actuar para poder abordarlas.

Este contexto de pandemia generó estar mucho tiempo en casa y eso llama a escucharnos y poder revisar nuestros hábitos y costumbres. 

Por ejemplo, si no tengo que movilizarme hasta el lugar de trabajo, ese tiempo puedo optimizarlo para hacer algo y sentirme mejor. ¿Cuánto tiempo invertimos en nuestro bienestar físico y mental? Hay que empezar por llevar una rutina más saludable, desde lo laboral y desde lo personal también.

¿Qué recomienda?

Es fundamental estar a la orden del día en el cuidado de nuestra salud, mantener hábitos sanos, realizar algún tipo de actividad física que sea placentera y acorde, llevar una alimentación saludable y encontrar las cosas que nos hacen bien, adecuadas a las posibilidades de cada persona.

tags
La kinesióloga María Laura Chiarante.

Tips para optimizar el home office

Para quienes empezaron a realizar su actividad home office, ¿qué tips particulares aconseja?

Con respecto a la modalidad de home office, los consejos que puedo compartir es que sigan este lineamiento punto por punto:

  • Concientizar el tipo de actividad laboral que se lleva a cabo, adecuando el entorno a nosotros y no tener que nosotros adecuarnos al ambiente.
  • Utilizar un buen asiento, con apoyo de contención en toda la espalda.
  • La computadora o elemento de trabajo siempre a la altura de los ojos y a una distancia prudente.
  • De ser necesario complementar apoyo de los pies con algún elemento que se tenga a mano como caja o taburete.
  • Las caderas deben quedar alineadas con las rodillas. 
  • Cambiar la postura cada media hora más o menos, por ejemplo parándose y dando unos paseos o movilizando las articulaciones.
  • En estas pausas, focalizar en nuestra respiración, trabajar patrones respiratorios de forma consciente, nos relaja y colabora en cuadros de ansiedad, nerviosismo o tristeza. 
  • Prestar atención a qué se ingiere o se deja de ingerir; los tiempos en casa son diferentes a los de la oficina o lugar de trabajo.
  • Tener una hidratación adecuada a cada persona.
  • Escuchar el cuerpo, detenernos a sentir si estamos cómodos y confortables en cómo nos encontramos trabajando.
  • Dosificar de manera prudente dispositivos electrónicos y volúmenes elevados.
  • Siempre consultar a profesionales capacitados ante alguna duda o malestar.
tags
El hogar no suele ser el sitio adecuado para desarrollar la actividad sin estrés.

Incorporar estos tips va a ayudar a mejorar la calidad de vida y a bajar los niveles de estrés. El contexto actual no se puede modificar, pero sí se puede tomar conciencia de hábitos para mejorarlos y buscar la manera de trabajar menos sedentaria, de forma tal que mejoren las posturas para evitar que los dolores de espalda, cintura y cuello se transformen en una tortura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibí El Café Diario en tu mail!

* indicaciones requeridas

Selecciona todas las formas en que le gustaría recibir noticias de El Café Diario:

Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para suscribirse, reconoce que su información se transferirá a Mailchimp para su procesamiento. Obtenga más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

Copyright ® 2019- Elcafediario.com - Todos los derechos reservados.