tags

El plantel del Malvinas Fútbol Club.

El sueño del Malvinas Argentinas FC

Tiempo estimado de lectura: 6 minutos La historia del Malvinas FC, el club fundado en honor a la valentía de los combatientes argentinos. El sueño de ser local en las islas recuperadas.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 6 minutos

Por Julio Jerusewich (jjerusewich@hotmail.com)

«Fundar el Malvinas Argentinas FC nació de la necesidad de hacer algo para saldar la deuda que tenemos con nuestros héroes, de modo tal que la gente se acuerde de los veteranos todas las semanas y no solamente cada 2 de abril. Yo tenía un deseo adentro de rendirle tributo a todos ellos y se me ocurrió que lo podíamos hacer a través del futbol” narra Gustavo Lencina, fundador del Malvinas Argentinas Fútbol Club en 2018, cuyo sueño es «poder jugar de local en las Islas recuperadas».

Gustavo Lencina que reconoce que hay un acompañamiento que se siente de cerca. Muchos veteranos van a ver los entrenamientos. Hace poco se acercó Omar De Felippe a saludar (ex entrenador de Vélez Sársfield, Banfield, Independiente y Newell’s Old Boys entre otros clubes). «Una vez al mes los junto a todos y a modo de concientización les marco que esta camiseta tiene un plus, que no es cualquier camiseta, sin desmerecer los clubes de barrio o las sociedades de fomento. Esta casaca tiene un adicional que no la tiene cualquiera», indica, dando a conocer uno de los ritos del club. La pertenencia como símbolo inherente. 

tags
Escudo del Malvinas Argentinas FC.

Siempre está ese ayer que atomiza recuerdos. Recuerdos de esos que irrumpen involuntarios,  semejantes al acto de respirar. Es que rememorar, casi siempre, como nunca, huele a nostalgia. El recuerdo, como la sombra que acompaña a lo sucedido, similar a una estampilla pegada al sobre… Pensar en aquellas cartas que nunca llegaron. Imágenes como fotos, lejanas, en color sepia, como esas voces que se van perdiendo en los sueños. Aunque arraigadas, nítidas en la valoración colectiva, 38 años después. En definitiva, ya hubo tiempo para que la congoja y el sufrimiento lo atravesaran todo. Cada vez que Malvinas tiene un nuevo amanecer sobre el almanaque salpicado en rojo sangre, esas primeras brisas del día, acarician las cicatrices del dolor de Abril de 1982. 

Malvinas siempre andan dando vueltas en el ingenio de las hinchadas argentinas, y en los últimos tiempos, a la hora de parir una canción mundialista libera una necesidad de reivindicación continua. La ligazón que hace el futbolero acerca de Maradona vs. Inglaterra aquel 22 de junio de 1986 tiene la vigencia de un tatuaje. Será para toda la vida. Fútbol y Malvinas, hasta que la muerte los separe.  

Gustavo Lencina hizo las inferiores en Tristán Suárez, luego pasó a Deportivo Paraguayo donde debutó en la primera del club  y jugó alrededor de 4 años. Mediocampista, su último año lo disputó en San Martin de Burzaco, de donde se retiró en 1998. Reconoce que se ve sorprendido por la buena energía que recibe desde los distintos centros de veteranos de todo el país a través de las redes sociales en Instagram y en Facebook. «Me pasa que hijos de veteranos muestran su felicidad porque esta iniciativa la haya tomado un civil, lo cual, para ellos, es doblemente meritorio», subraya.  

tags
Ruben y Franco Martinelli.

Puso la piedra fundamental del club. Después, el efecto atracción lo cruzó con Jonathan Miranda, con quien terminó de darle forma al proyecto deportivo. Es el primer Director Técnico de la Historia de Malvinas Argentinas FC. Miranda ya comandó equipos como Fernando Cáceres FC, Liniers, Sacachispas y Lugano, entre otros. El resto del cuerpo técnico se completa con Federico Calliers como preparador físico, Eduard Zamora entrenando a los arqueros y Tamara Grando como coaching deportiva.

La actualidad

Lencina, de 50 años y padre de Rocío, Matías, Irina y Gabriel, ubica en situación el estado del Club antes de la interrupción del fútbol en el país producto de la pandemia de coronavirus. Actualmente hay 80 jugadores. Hay muchos de ellos que han quedado libres de otras categorías, pero hay una particularidad. Dos de esos ochenta jugadores son hijos de soldados conscriptos de Malvinas, que ni bien supieron del proyecto, dejaron sus clubes y se sumaron. Ellos son Franco Martinelli (hijo de Ruben Dario Martinelli) y Rodrigo Gabriel Avenoso (hijo de Gabriel Darío Avenoso). Ellos sienten que de esa forma les rinden homenaje a sus padres», puntualiza.

«La realidad nos agarró con el final de la pretemporada y listos para iniciar el camino en la liga Matancera, que es donde vamos a poner el puntapié inicial para el ascenso. Cabe destacar que dicha liga otorga un cupo al Torneo Federal B. Vamos a presentar dos equipos, titular y reserva. El de mujeres y el de Seniors, para cuyos armados, Norberto ‘Pocho’ Arizmendi nos está dando una mano», describe. 

En la elaboración del equipo Senior se pone de relieve una meta que causa entusiasmo puntual. La chance de prosperar las gestiones con Claudio ‘Chiqui’ Tapia, presidente de la AFA, para obtener la autorización para disputar el Torneo, a fin de que nuestros veteranos puedan recibir el cariño del público y de las glorias del pasado de nuestro fútbol. «Estamos sustentando el proyecto, para lo cual debemos conformar todas las categorías infantiles y juveniles con el objetivo de darle el rodaje necesario en las categorías nacionales. Y es muy loco, pero ya mandamos un jugador a España, Nicolás ‘Chelo’ Ramirez, que tras jugar en Malvinas, pasó al Leganes y actualmente juega en el Nules FC«, añade para redondear el panorama, el propio Gustavo Lencina.

Malvinas FC ya disputó cerca de una veintena de partidos, entre los que se destacan empates frente a Claypole y Laferrere ( 1-1 y 2-2, respectivamente), triunfos ante Victoriano Arenas (5-0), Yupanqui (3-0), y la única derrota fue ante Deportivo Español (3-2). Según marca Lencina, con un penal dudoso sobre el final con el que pareció que les hacían pagar el derecho de piso.

tags
Nicolas Ramirez.

Respecto a la localía, Lencina explica que «estamos haciendo gestiones por medio de Antonio Encina, que más que asiduo seguidor de Malvinas, es un acérrimo defensor de la causa«.

Encina es empresario, se dedica buena parte del día a su negocio de exportación de cerezas en el Mercado Central. «Por medio de Encina surgió la oportunidad de jugar de local en el complejo deportivo que hay en el Mercado central. Donde por ejemplo entrena el club Sportivo Barracas. El lugar reúne todas las condiciones para ser habilitado y entrenar. La opción b es la cancha de Lugano y como última elección, gracias a las amistades  en común con el técnico Miranda, que jugó en Liniers, está hacer de local en ese estadio», concluye. 

El conflicto bélico desatado entre el 2 Abril y el 14 de junio de 1982, dejó un saldo de 649 argentinos, 255 británicos y 3 isleños fallecidos. En ese contexto, en 2016 la Organización de Naciones Unidas lamentó en un comunicado que “todavía no hayan negociaciones para encontrar una solución pacífica a la controversia sobre la soberanía de las Islas”.

Historias a modo satélite

Hace poco Lencina fue contactado por el hijo de un veterano cuyo emprendimiento está rociado de Malvinas: «tiene una cervecería artesanal llamada Monte Longdon en City Bell, partido de La Plata. Cuando descubrió el proyecto de club se hizo hincha y hace poco se sumó como sponsor para aportar su granito de arena»

Las crónicas señalan que en el Monte Longdon se libró una de las batallas más despiadadas de la guerra. Se utilizaron bayonetas para llegar a la cima. Hubo un retiro momentáneo de las tropas británicas, dado el refuerzo recibido por 46 hombres de la Compañía C del Regimiento 7. Sin embargo, de los 278 hombres de la Compañía Maipú, pudieron replegarse 78. Después de doce horas de combate,  Monte Longdon era una derrota más. Los británicos sufrían 93 bajas, 23 muertos y 70 heridos. Mientras que 69 argentinos murieron y otros 400 fueron capturados.

«Quiero extender mis agradecimientos, además de Rodrigo Zamponi de Monte Longdon, a Emanuel de ALPHA BS AS y a Guillermo Giest de Esco SA de Monte grande. Y anexar el apoyo de Javier Silva y Liliana Medina, periodistas que habitualmente cubren la primera D, y que dieron a conocer el proyecto. De hecho los nombré padrinos de la institución», retribuye Lencina.

tags
La camiseta oficial de Malvinas FC.

Pero Malvinas Argentinas FC tiene seguidores que traspasan fronteras. «Me sorprendió que Víctor Jiménez García, presidente de la Copa Bahía Acapulco México, me haya buscado por Instagram, que me cuente que simpatiza por Boca, Chacarita y Newell’s. Y sobre todo que se declare fanático de Malvinas FC», cuenta Lencina. «La realidad es que sería un orgullo que Diego Maradona nos salude. El Diego se ponía la camiseta de la selección y se transformaba, los recuerdos de Italia 90 son imborrables para mí», evoca. 

Julio Rodriguez es un ex soldado que tras haber viajado en misión de paz a Chipre, se casó y se quedó allá. «No sólo me contactó sino que me pidió conjuntos completos del equipo para usar nuestra indumentaria en Los Argentinos de Chipre, el club de la liga amateur donde juega», relata no sin asombro Lencina, que conecta con la historia de los periodistas italianos del periódico deportivo Tutto Sport, Roberto Colombo (quien estuvo cubriendo el día a día de Daniele De Rossi en Boca) y Antonio Moschella, que se hicieron tifosi (hinchas) del club. «Hay simpatizantes en España, Colombia, en Uruguay, el caso de Christian Burgos, un directivo del Club Danubio que está siempre pendiente del equipo», añade. Pocos como Gustavo Lencina saben que después de la pesadilla, hay lugar para los sueños.

[Total: 5   Promedio: 3.8/5]
¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *