Miguel Angel Pichetto y Mauricio Macri (Foto: Cuenta oficial del presidente Macri en Twitter)

Miguel Angel Pichetto y Mauricio Macri (Foto: Cuenta oficial del presidente Macri en Twitter)

Macri suma la “pata peronista” con Pichetto; Massa y el PJ coinciden en una coalición

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos Después de decretar el fin de las listas colectoras para evitar rejuntes políticos, el presidente sumó al senador peronista descartando el consejo de su jefe de gabinete.

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Por Rodolfo Colángelo (rodocolangelo@yahoo.com)

Sergio Massa, líder del Frente Renovador, y el Partido Justicialista coincidieron en la necesidad de construir una gran coalición opositora, y el presidente Mauricio Macri anunció que el senador Miguel Angel Pichetto será su candidato a vice, sumando así a Cambiemos la “pata peronista” e intentando reforzar al peronismo antikirchnerista.

Tercera vía disuelta

De esta manera se diluye la tercera vía que intentaba concretar Alternativa Federal, en tanto que Roberto Lavagna con Consenso 19 espera que un sector del radicalismo respalde su candidatura, en un marco de creciente polarización electoral que tendrá como principales contrincantes a Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri-Miguel Angel Pichetto.

Massa alargó las negociaciones con el PJ para especular con los cargos en las listas, y remarcó que la alianza tendrá que ser una coalición de partidos manteniendo su identidad. En este sentido, tanto Massa como el PJ expresaron en conferencia de prensa sus coincidencias sobre un programa de gobierno y la situación del país, tras un encuentro entre la cúpula justicialista presidida por José Luis Gioja en las oficinas del Frente Renovador.

A su vez, el macrismo buscó en Pichetto incluir al peronismo antikirchnerista para ampliar Cambiemos, tal como se lo sugerían algunos de sus aliados, entre ellos los radicales oficialistas, aunque éstos ahora ven desaparecer su intención de que un radical acompañara en la fórmula a Macri. Esta fisura provocará varios chispazos en el seno de la UCR, sobre todo después de que la Convención Nacional votó seguir en Cambiemos.

Aparece derrotado en esta circunstancia el jefe de Gabinete, Marcos Peña quien impulsaba una fórmula  presidencial de pura cepa PRO.

De prohibir colectoras, a pactar con el enemigo

Mauricio Macri pasó de prohibir las listas colectoras mediante el decreto 259/19 publicado el viernes 12 de abril de este año, ha pactar con Miguel Ángel Pichetto, cuyas críticas hacia su persona y su plan de gobierno han sido feroces. Tanto, que el senador llegó a asegurar que el aún presidente, apenas termine su mandato, será el primero que deba terminar en (los tribunales de) Comodoro Py.

Pichetto no es un candidato que traccione votos si se tiene en cuenta que en su Río Negro, su provincia, nunca ha sumado grandes adhesiones electorales, pero para el macrismo se trata de demostrar amplitud política e influir en los votantes que rechazan a Cristina Fernández y están decepcionados con las medidas del actual gobierno.

El propio Macri lo expresô con otras palabras a través de su cuenta oficial en la red social Twitter. Llamô a no volver al “populismo” del pasado, pero adhirió a un “peronista” para alentar una expectativa de cambio.

De rival a aliado

En conferencia de prensa, Pichetto, quien meses atrás había asegurado que no tenía intenciones de acercarse a Cambiemos, mostró su sintonía con el rumbo del gobierno macrista y se mostró esperanzado en que lo acompañen “compañeros peronistas” y afirmó que “el poder reside en el presidente y no como ocurre en otros escenarios”, en alusión a la fórmula Fernández-Fernández.

Algunos analistas desconfiados sospechaban que detrás de la candidatura de Pichetto se escondía la intención de que impulsara el desafuero de Cristina en el Senado, lo que podría provocar su detención. “Estoy en contra de las prisiones preventivas y mantengo mi decisión”, dijo ante la pregunta de una periodista. Y agregó que ”el gobierno de los jueces es malo para el país”, lo que puede significar un giro en la estrategia judicial del gobierno contra los opositores, por lo menos durante la campaña electoral.  

El escenario planteado por Pichetto en su conferencia fue el de “democracia contra autoritarismo” y en ese sentido mencionó a Venezuela en línea con el macrismo. Ese será seguramente su lema de campaña.

En definitiva, la polarización electoral será el panorama de las elecciones PASO de agosto y las presidenciales de octubre. 

[Total: 0    Average: 0/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *