tags

Los rollitos de Marie Kondo

Marie Kondo, nueva gurú del orden y el minimalismo, es autora de best sellers y creadora de un método que es furor.

Por Carola Sixto

“A guardar, a guardar, cada cosa en su lugar”. El cantito que se repite en muchas salas de jardín de infantes, en cualquier momento podría empezar a escucharse como un reggaeton lento. Es que el tema del orden está de moda.

El minimalismo que apareció a fines del siglo XIX ya hizo lo suyo al proponer ambientaciones despojadas, con pocos muebles y objetos decorativos a la vista. El slogan “menos es más” lo resume bastante bien.

Pero desde que apareció la japonesa Marie Kondo, quien ya lleva vendidas cuatro millones de copias de sus libros sobre cómo organizar su casa, el orden se trasladó a los grupos de Whatsapp, las charlas con amigos y, por supuesto, a la TV.

La casa está en orden

Apenas comenzó 2019, los suscriptores de Netflix se encontraron con la nueva serie “A ordenar con Marie Kondo”. Cada capítulo repite la misma estructura. La protagonista y su traductora (ella habla muy poco inglés), llegan a la casa de familias, parejas o personas quienes, para un psicólogo, tendrían el diagnóstico de acumuladores compulsivos.

Alerta Spoilers

Con sus pasos suaves, su vestimenta de señora elegante en un cuerpo de niña, su piel de porcelana y sus risas, Marie Kondo le repite a cada uno la misma fórmula. Juntar todas las pertenencias, acercarse a ellas, agradecer el tiempo que llevan juntos, y dejarlos ir.

tags
Marie Kondo, autora de bests sellers y nuevo gurú del orden.

Hasta el momento, fueron varios los críticos que calificaron de aburrida la serie. Ordenar nunca fue divertido, señores. Quizá, como pasa con la novela de ‘Desde el jardín’, de Jerzy Kosinski, Marie Kondo simplemente habla de ordenar la casa.

Lo que no es simple es comprender lo que deja entrever la serie, quizá sin buscarlo. Lo imagino como un monstruo, oculto, escondido debajo de los montículos de ropa sin usar, dentro de las cajas enormes que contienen colecciones de muñecos con los que ningún chico jugaría, o dentro de un placar con blusas que aún conservan las etiquetas porque jamás se usaron. No es posible darse cuenta si es la avaricia, que lleva a acumular y tener cada día más cosas, o si es el vacío existencial, que conduce a las personas por los pasillos de los shoppings y las avenidas comerciales como zombies buscando comprar lo que no tienen, o lo que tienen pero quieren más. .

En el libro ‘Deseo Consumido’, las autoras Evangelina Himitian y Soledad Vallejos se preguntan “¿y si pasaras un año sin comprar?”. Su desafío, contrato firmado por ellas mediante, consistió en no comprar nada por un año. Excepto comida y productos de limpieza. Luego de 12 meses, ambas autoras sintetizaron cómo fue la experiencia y reconocieron que les sirvió para darse cuenta que se puede vivir alejado del consumismo.

Volviendo a la serie de Marie Kondo, ver algunos capítulos de la serie no fue en vano. Doblar la ropa tipo rollo puede ser muy divertido y libera espacio en los cajones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *