tags

Los alcances de la gordofobia en la Argentina

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Por Bridget Valdiviezo (bridget.valdiviezo@hotmail.com)

Los estándares de belleza se han vuelto a través de los años cada vez más exigentes y en la actualidad casi que se ha normalizado hablar de gordofobia, el rechazo de parte de la sociedad a los físicos que no encajan en el pretendido cuerpo modelo o en el supuesto cuerpo ideal.

Las consecuencias de esta discriminación llegan a ser devastadoras y pueden provocar desde complejos e inseguridades hasta trastornos alimenticios o muy graves a nivel psicológico. Muchas mujeres y varones de diversas edades sienten en la actualidad que no cumplen con los estándares impuestos por la sociedad de consumo y una porción importante de medios de comunicación.

tags
Los alcances de la gordofobia son devastadores.

Un fenómeno impuesto a nivel social

Expertos de diversos países coinciden en que este fenómeno llamado «gordofobia» hace que se tenga por cierto que lo preciado y saludable en el plano estético sea lo ágil y lo dinámico. En contraposición, todo lo que se vea lento, pesado y voluminoso se percibe como  inferior o fuera de lugar. Esto se traduce en estigmas varios en las personas que sufren sobrepeso.

Los más comunes son atribuirles falta de salud y relacionarlas con la holgazanería. Se da por hecho que una persona gorda tiene mala salud y una delgada goza de lo contrario y es sana. Y no es así. Por eso, es de suma importancia que los profesionales de la Salud concienticen cada vez más sobre los riesgos y los peligros a los que se exponen muchas personas por el simple hecho de sentir que no encajan en los patrones estéticos socialmente aceptados.

tags
La gordofobia es un fenómeno de gran actualidad, que preocupa a los especialistas.

Incidencia de la obesidad en Argentina

De acuerdo a la Sociedad Argentina de Nutrición, Argentina es uno de los países con más desórdenes alimentarios en el mundo. En ese sentido, los especialistas en el tema afirman que las redes sociales tales como Instagram, Facebook y Twitter se convierten en grandes disparadores de sentimientos negativos, aunque las fotos que se comparten muchas veces no muestren la realidad.

Más aún: los filtros que se utilizan han adquirido tal poder que para algunas personas ejercen un efecto negativo sobre su autoestima.

Pero está lejos de ser una exclusividad en el país. En América latina las cifras son más alarmantes todavía: se estima que 7 de cada 10 personas adultas padecen obesidad mórbida. La Cuarta Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, publicada por el Ministerio de Salud de la Nación y el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), más del 60% de la población en Argentina tiene sobrepeso y obesidad.

El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) afirma que las consultas de la población respecto a la discriminación han aumentado de manera alarmante. Entre las más comunes se cuentan el impedimento a la entrada de locales bailables, bares y demás lugares de entretenimiento y la exclusión laboral en nombre la denominada «buena presencia».

tags
Abundan las muestras y formas de discriminación hacia las personas con sobrepeso.

Los casos de discriminación también se observan al momento de ir a comprar ropa. Respecto a los talles en la indumentaria, sobre todo la femenina, constituye toda una hazaña poder encontrar talles grandes o plus size. La experiencia indica que los modelos que salen a la venta casi nunca son los mismos que los que se confeccionan para mujeres de talles chicos o medianos. También hay denuncias de casos de marginación en el transporte público y hasta en los gimnasios.

El costo emocional

Según la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA) son múltiples las consecuencias que se originan a nivel mental ante el rechazo. La depresión figura primera en el ranking, lo que deriva en una espiral de inseguridades, pensamientos negativos, frustración e ira, entre otros.

Lo más preocupante, quizá, sea que la «gordofobia» es un tipo de discriminación socialmente aceptada, lo que genera que quien la padece se sienta mucho más vulnerable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *