La Ruta de la Lavanda crece desde Azul, al mundo

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos La Ruta de la Lavanda agrupa a productores y entusiastas de Azul, que nada tiene que envidiarle a La Provenza francesa. Inspiración y motivación empremdedora.

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Por Lola López Quai (Lola.elcafediario@gmail.com)

Ximena Bengolea y Delfina Frenkel han creado y llevan adelante El Club de la Lavanda en Azul, provincia de Buenos Aires. Esta ciudad ubicada a 300 kilómetros de la Capital Federal se ha constituido en la puerta de entrada a la Ruta de la Lavanda, una propuesta de turismo y desarrollo económico local e internacional.

tags
Plantación de lavanda en Azul.

Empezaron con la iniciativa en 2019, y hoy la región no tiene nada que envidiarle a la ciudad en la que nació Paul Cézanne en Francia. Azul está presente en todo el país a través de los diferentes productores y amantes del cultivo de lavanda. Las redes sociales han hecho que los vínculos crezcan velozmente y actualmente 35 productores nuevos se han sumado en Azul, con escalas y proyectos diferentes.

En crecimiento constante

¿Cuántos productores hay en el país?

Alrededor de 120 productores, en diferentes escalas. Sumamos además varios de Chile, Brasil, Uruguay, Colombia y México, que hemos contactado y conocido a través de las redes sociales. La plantación más grande de nuestro país abarca 20/25 hectáreas y se ubica en Sierra de la Ventana. Hay un grupo que tiene 5, 4 y 3 hectáreas, y después varios de una hectárea, así como muchos cuyas plantaciones rondan las 500/600 plantas.

tags
Azul ya cuenta con 35 productores de lavanda.

¿Se puede producir lavanda en cualquier lado?

No en cualquier lado, pero casi. Es tan versátil que vemos que con diferentes comportamientos y rendimientos se produce en provincias tan dispares como Salta, Buenos Aires, Córdoba, Mendoza y Chubut. 

Club de sueños azules

¿Qué actividades realiza el Club?

Comenzamos con reuniones para emprendedoras, después para emprendedores y con durante este año insólito el Club de la Lavanda se volvió nacional e internacional. Con la pandemia y un tiempo extra disponible en nuestras vidas surgió la iniciativa de generar ‘Jornadas Nacionales de Lavandas’ nucleando a todos los expertos, productores, interesados, proveedores y fans.

¿Y cómo les fue?

Pensamos que seríamos sólo algunos y en la primera jornada tuvimos 80 asistentes que permanecieron conectados durante más de dos horas. Fuimos pivotando temas técnicos con experiencias de emprendedores, de otros productores que vinculan la lavanda al turismo rural y de quienes le dan valor agregado, que es el gran tema que nos convoca. Para muchos fue importantísimo tener de repente un grupo de pertenencia para compartir experiencias. Nos acompañamos mucho. Fueron meses de mucho aprendizaje y estoy súper agradecida por la generosidad de nuestros expertos. 

tags

El cultivo de lavanda atrapa a los matrimonios

¿Cuál es el perfil del productor de lavanda?

Un dato de color es el abanico y el perfil amplio que convoca la lavanda: tenemos muchos matrimonios que han encarado esta producción ya con más de 40 años, enfocados en un estilo de vida más tranquilo y de disfrute. Y tenemos muchos jóvenes más conectados con la vida sana y natural, que buscan este equilibrio en sus vidas, para lo cual consumen productos orgánicos o elaborados en origen.

tags
Lavanda que ornamenta la plaza principal de Azul.

¿Cómo es el proyecto de convertir a Azul en el portal a la Ruta de la lavanda?

Descubrimos que había 3 plantaciones de lavanda de producción. Dos rurales y una ornamental en la Plaza principal de Azul, y que en múltiples espacios públicos e incluso frentes de jardines privados, están plantadas desde hace años. Nace desde la etimología de la palabra lavanda, que remite a su color azulado y nos llamamos Azul, hasta las profesoras especializadas que teníamos en la Facultad de Agronomía de la UNICEN, donde había hasta una Diplomatura de Producciones Intensivas en la que las lavandas tenían un protagonismo especial.

La Provenza argentina

Todo encajaba…

Así es. Todos estos elementos se iban presentando causalmente y todo esto acompañado por mucha aceptación de los azuleños, que nos instaban a seguir adelante. Luego supimos que en partidos vecinos había otras plantaciones de lavanda y que podía haber una oportunidad de crecimiento si lográbamos instalar el tema. Así que nos propusimos ser la puerta de la Ruta de la Lavanda en la provincia de Buenos Aires. Una ciudad identificada por la cantidad de plantaciones tanto urbanas como rurales, y en donde hay múltiples emprendimientos relacionados entre sí, que le dan valor agregado y fomentan el turismo con su producción.

tags

¿La idea es unir turismo y negocios?

Definitivamente. Y más ambicioso aún: que sea un proyecto adoptado por los ciudadanos. Que los frentes de las casas y los establecimientos turísticos se llenen de lavandas, que los emprendedores sumen la lavanda en sus proyectos y generen productos. Que el turista y los azuleños veamos y disfrutemos las lavandas en todos lados. Que la sumemos a la educación. Que regalemos bienestar, relax y disfrute. El eslogan que nos acompaña en este sueño es «perfumemos al mundo desde Azul».

Deja una respuesta