El escenario de los ESports se hace con la actualidad.

El escenario de los ESports se hace con la actualidad.

La hora de un nuevo fútbol

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos Las razones que han llevado a la gran pasión de los argentinos a una impensada zona cero. La vida moderna, el cambio de valores y el derrumbe del espíritu amateur. El futuro del fútbol, sin pelos en la lengua.

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Por Carlos Salgado

El futbol como hecho cultural tal como lo conocíamos en el pasado, ha muerto. En Argentina y en muchas partes del mundo.

Observemos La Masia, mítica escuela formativa del FC Barcelona, donde tienen todo para enseñar los secretos del fútbol. Ideología, estructura, dinero, experiencia, buenos maestros, jugadores para emular como Messi, Xavi, Iniesta, Busquets, Piqué y tantos otros.

Ellos tienen la escuela modelo, con Pep Guardiola siempre presente y a Johan Cruyff como guía eterno, y ni siquiera ellos logran casi sacar algún jugador.

Apenas un Carles Aleñá, que juega 6 o 7 puntos y tiene aún poco recorrido en el primer equipo. ¿Riqui Puig? Veremos. Todavía tiene que tomar mucha sopa. Se le observa buena técnica, pero no tiene ni 10 partidos en primera y a primera vista tampoco parece la octava maravilla. Y nadie más en los últimos 10 años.

¿Les parece tan raro como a mí?

Hay una sola razón. La vida post moderna ganó la batalla. Los chicos tienen otros intereses y reciben cantidades industriales de estímulos que los llevan por incontables nuevos caminos. Los eSports, el Freestyle Masters Series, el Ipad…

tags
Joven celebrando una victoria en los eSports.

No existen más los potreros ni las infinitas horas de fútbol callejero que vivían los niños hasta principios de los años 90. Esa maravillosa escuela silvestre donde se aprendían los secretos del balón, jugando horas y horas por día, los 365 días del año. Aquello se terminó. Esta es la realidad.

Hay que mirar para adelante. La vida evoluciona. El fútbol, pasión universal y uno de los mayores negocios económicos de la actualidad está muy lejos de desaparecer, pero cambió el espíritu amateur que lo sostenía en otros tiempos.

Y el fútbol, como hecho cultural y seña de identidad especial en Argentina, tampoco existe más como lo conocimos hasta los años 90.

En estos nuevos y vertiginosos tiempos, hay que adaptarse y entender que el fútbol es hoy un deporte que debe ser enseñado en los clubes y en escuelas de formación con postulados muy diferentes a los actuales.

Adaptarse pasa por recorrer un camino largo. Los jugadores juveniles ya no vienen con la base del fútbol indómito, el del potrero o la calle donde se aprendían sus secretos. Las escuelas de fútbol de los clubes deberán suplir esa carencia con un ‘plan de estudios’ a nivel nacional.

Nada fácil de implementar en un país en grave crisis como el nuestro. Pero siempre hay que pensar que se puede mejorar. Y para empezar, lo importante es tener el diagnóstico para poder buscar soluciones.

Primero, concluir que el fútbol ya no es un hecho cultural y ni una seña de identidad argentina. Salvo que se le llame hecho cultural a los memes o las burlas a los clásicos rivales. Son tiempos nuevos y así hay que entenderlo.

De nada sirve caerle a jugadores sin formación técnica en general y a Messi, cuando el asunto es mucho más profundo y merece un debate muy serio. Los primeros síntomas se empezaron a notar hace unos 20 años.

José Pekerman, maestro de juveniles, y los últimos jugadores procedentes del fútbol silvestre que formó, más la aparición de Messi, demoraron este final anunciado. Ahora hay que empezar de nuevo, y adaptarse a los nuevos tiempos.

El fútbol seguirá evolucionando, cada vez más globalizado, con una influencia económica descomunal que atenta contra el viejo espíritu amateur. Es una realidad irreversible. El fin del juego en los potreros y las calles, que aseguraba la formación de jugadores técnicos en cantidad, es el verdadero problema del actual futbol argentino.

tags
Maradona, Kempes, Passarella, Di Stéfano y Messi.

Ya no existen los referentes. Hablar del Charro Moreno, Di Stéfano, Kempes, Passarella, Houseman, Perfumo, Brindisi, Bochini, Beto Alonso, Valdano, Caniggia… casi no tiene sentido cuando ni siquiera se invirtió tiempo y dedicación en crear un relevo para Javier Mascherano, el último líder que ha tenido la selección.

Será tarea de dirigentes, jugadores, técnicos, prensa y aficionados generar el debate que encuentre el camino correcto para volver a tener jugadores de calidad. Quedarse contemplando el póster de Maradona no tiene ningún sentido.

Fue un tiempo hermoso que ya pasó. Caerle a estos jugadores o a Lionel Messi tampoco tiene sentido. El tema es más profundo. La verdad no es mala ni buena, lo que no tiene es remedio. O sí.

[Total: 0    Average: 0/5]

1 thought on “La hora de un nuevo fútbol

  1. Brillante y precisa descripcion de lo que nos pasa deportivamente . Una sutil y exquisita explicacion que nos hace pensar que debemos volver a las fuentes cuanto antes. Y si no seguiremos cayendo sobre lo poco y bueno que nos queda. Viviremos de los posters y haremos comentarios como que todo lo pasado fue mejor y no actuamos en el presente que tambien es nuestro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *