tags

La Educación ante el retorno a las clases presenciales

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Por Sabina Nallim (rnallim@hotmail.com)

Después de meses de negociación y protocolos, madres, padres y niños se preparan en todo el país para volver a vivir la Educación desde las aulas, aunque las clases presenciales aún se seguirán alternando con las virtuales. Para muchas personas la presencialidad genera un gran alivio, pero a otras les provoca aprensión. Es probable que a medida que avance la vacunación entre la ciudadanía, mengüen las dudas. Mientras tanto, se mezclan los sentimientos y las sensaciones entre las familias, tanto de docentes como del alumnado.

Volver a las aulas consiste en un «proceso escalonado», como lo definió Nicolás Trotta, ministro de Educación de la Nación. La idea es que el lunes 1° de marzo catorce provincias retomen las clases presenciales. En un primer balance, los niveles de presencialidad se mantienen altos: la ciudad de Buenos Aires arrancó el ciclo lectivo con cuatrocientos mil chicos y el 89 por ciento de presencialidad.

tags
Durante la cuarentena, las clases virtuales se materializaron a través de los dispositivos con que contaba cada alumno y alumna: celulares, laptops o computadoras.

Línea directa con la familia

En un marco de gran incertidumbre, son muchos los docentes, expertos y líderes sindicales, que se han manifestado al regreso a las aulas. Tal el caso de Adriana Miranda, docente de Educación sexual Integral (ESI) en las escuelas secundarias mendocinas, cuya experiencia durante la cuarentena vale la pena conocer, dado que debió afrontar el desafío de enseñar ESI de manera virtual, materia a la que -por ley- se le deberían destinar dos horas semanales de cátedra. De todo esto habla en diálogo con El Café Diario.

¿Cómo ha cambiado la dinámica pedagógica desde que la pandemia obligó a la virtualidad?

Desde mi experiencia, puedo decirte que tuvo dos aristas: por un lado, fue un gran desafío, y por el otro, también significó una buena oportunidad. Fue un reto, porque en la educación sexual aparece la necesidad del encuentro, del intercambio y de la escucha activa. Hay que construir un tiempo y espacio determinado, y pensarlo de forma virtual fue complicado. No queríamos que se convirtiera en una simple tarea escolar. De todos modos, creo que hubo un aspecto positivo al manejar espacios virtuales porque pudimos llegar a más alumnos y a sus familias. Generalmente, todos los integrantes de la casa comparten la computadora o los celulares. Es una realidad que ha habido más dialogo con los padres.

«Hubo un aspecto positivo al manejar espacios virtuales porque pudimos llegar a más alumnos y a sus familias. Es una realidad que ha habido más dialogo con los padres…»

(Adriana Miranda, docente de ESI)

ESI, las cuentas pendientes

La ley de Educación Sexual Integral fue sancionada en octubre de 2006 pero su implementación aún encuentra muchos obstáculos. La ley de ESI busca incorporar la educación sexual de forma transversal en la currícula y entender la sexualidad de forma amplia y holística a través de aspectos éticos, culturales, filosóficos y emocionales.

Adriana Miranda lleva muchos años trabajando temáticas de género, derechos humanos y forma parte del Programa provincial de Sida en Mendoza. Es una militante de la Ley de Educación Sexual y se muestra esperanzada: «creo que los jóvenes y las infancias están construyendo un nuevo relato. Nosotros, como adultos, debemos ser facilitadores de este cambio que ya ha comenzado».

tags
Las clases de ESI presenciales salen de la formalidad
y apelan a otros recursos pedagógicos.

La tecnología y sus posibilidades

¿Cuál ha sido la recepción de los y las alumnas?

La tecnología se convirtió en un espacio que les resultaba cómodo a las juventudes. Aparecieron posibilidades para que ellos se expresen en modo creativo: videos, Tik Toks, redes sociales, etcétera. A pesar de que la ley de Educación Sexual Integral está vigente hace muchos años, la virtualidad obligó a les docentes a buscar nuevas técnicas para acercarse a les alumnes.

«La tecnología se convirtió en un espacio que les resulta cómodo a las juventudes. Han aparecido posibilidades para que ellos se expresen en modo creativo con videos, Tik Toks, redes sociales…»

(Adriana Miranda, docente de ESI)

En su opinión, ¿cuál considera que es el principal desafío al enseñar ESI?

Es construir un espacio de conocimiento y ordenar muchos saberes que existen, pero están suspendidos. Por lo tanto, hay que consolidarlos. También ocurre que hay muchísima información y hay que organizarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *