La ColectiBA: del arte en las plazas a las redes sociales

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos El colectivo de fotógrafos La ColectiBA toma las plazas y parques como espacios de exposición. Ante la cuarentena, han tenido que reinventarse.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Por Noelia Casas (noeliacasas83@gmail.com)

Distintos rubros se han tenido que reinventar a partir de la llegada de la pandemia y la cuarentena. Los músicos empezaron a tocar por streaming, se organizaron fiestas en vivos de Instagram y obras de teatro por YouTube, y se popularizaron las clases por Zoom. Todos se tuvieron que adaptar rápido. Así también lo hizo el grupo de fotógrafos La ColectiBA.

El colectivo trabaja en la creación permanente de un espacio de inclusión en el ámbito de la fotografía, bajo los principios de igualdad y horizontalidad. Pueden participar personas experimentadas, amateurs o profesionales. Antes de la pandemia, exponían en espacios públicos. Ahora, han tenido que reinventarse.

Una hermana rosarina

Shavi Alli es uno de los fundadores de La ColectiBA. Él replicó en Buenos Aires la idea de La Colectiva Rosario, que originó la iniciativa y a la cual conoció en 2007 en la ciudad santafesina.

tags
Los organizadores de La ColectiBA.

«Me encontré con toda esta organización, con una predisposición que nunca había visto, gente que sin pretensiones de que vos seas alguien te daba un lugar. Me pareció maravillosa la oportunidad de exponer al lado de fotógrafos que por ahí tenían 30 años de carrera«, recuerda Alli sobre su primer acercamiento al par rosarino de La ColectiBA.

«Esa visión del arte, de la cultura horizontal, me partió la cabeza; me dije ‘esto hay que replicarlo, esto es bueno, hay que hacerlo en Buenos Aires’», añade.

Así, junto con un grupo de compañeros de la Escuela de Artes y Oficios ‘Profesora Carmen Gil de la Torre de Barreiro Aguirre’, que también habían ido a participar a La Colectiva Rosario, Alli comenzó a hablar sobre formar un grupo similar.

«Al principio fue difícil, porque en los lugares para exponer en Buenos Aires están los temas de agenda. También se hacía difícil juntar gente. Entonces, ante la pregunta ‘¿dónde lo hacemos?’ se nos ocurrió exponer en las plazas, en la calle, colgar en las rejas. Nos pusimos de acuerdo y los tres que éramos empezamos a convocar. Para cuando nos dimos cuenta, ya éramos ocho y expusimos en Parque Rivadavia en 2009”, narra Alli.

El espacio público como galería

Ya hace 10 años que La ColectiBA toma las plazas y parques como «una galería para todos». Para ellos, recuperar la importancia de lo colectivo, la idea del trabajo en el campo social, y poder abrir el mundo de la fotografía a personas y lugares de una amplia diversidad cultural, es fundamental.

Una vez por mes, o cada dos meses, se reúnen en una plaza o parque y todos los convocados comienzan a colgar sus obras. Así se crea un espacio de intercambio y colaboración entre los fotógrafos. Además, hay talleres, charlas y sorteos entre las personas que visitan la muestra.

Reinventarse en tiempos de pandemia

Hoy, ante la cuarentena y con los parques cerrados, tuvieron que buscar estrategias nuevas para que el espíritu que llevó a fundar La ColectiBA siga vivo. Es por eso que comenzaron a tomar las redes sociales como espacio para exponer las fotografías de todos quienes participan.

“Como nos pasó a todos los grupos y colectivos que trabajamos con relación a los encuentros en el espacio público, nos tuvimos que reinventar. Se dio naturalmente la idea de seguir compartiendo, expresa Alli sobre la idea de llevar la exposición a las redes.

Ver esta publicación en Instagram

Retrato de @mara.curbelo Mi nieto Esta vez la referencia es un libro… ¿Han leído «El amor en los tiempos del cólera» de Gabriel García Márquez? Parece habernos dejado un manual para la situación que estamos viviendo. Parte del texto seleccionado por la autora puede leerse en nuestra página de facebook ya que IG no permite tantos caracteres. . . . . . . #retratosencuarentena #lacolectiba2020 #lacolectibasequedaencasa

Una publicación compartida de LaColectiBA (@lacolectiba) el

El fundador de La ColectiBA asegura que la repercusión ha sido «muy buena», y agrega: «se acercó mucha gente que no nos seguía. Aumentaron mucho los seguidores y las visitas«

«Evidentemente, a pesar de lo mal que la están pasando, las personas usan estas cosas para despejarse un rato, para interactuar con otros», concluye Alli.

¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta