tags

Julián Zícari es economista e investigador del CONICET

Julián Zícari: “Argentina está sola, ahogada y tiene la bota del FMI en la cara”

Tiempo estimado de lectura: 5 minutos Economista e investigador del CONICET, asegura que si Macri es reelecto, no están dadas las condiciones para que pueda mantenerse en el poder por más un año.

Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

Por Gabriel Túñez (lahorasinsombra@gmail.com)

Para Julián Zícari, economista e investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y del Instituto Gino Germani (Universidad de Buenos Aires), la calma que aparentemente viven los mercados en las últimas semanas no representa el final de la crisis económica.

En diálogo con El Café Diario, Zícari opinó que el próximo gobierno, si es de signo opositor, “recibirá un país ahogado en su economía y con la bota del FMI en la cara”.

El economista, también autor del libro ‘Camino al colapso. Cómo los argentinos llegamos al 2001’, afirmó que “el próximo presidente va a tener que construir una ingeniería financiera muy fuerte para conseguir dinero. Acaso sea mejor cambiar de deudor. Es decir, gestionar nuevos créditos, con condiciones menos desfavorables, con otros actores para cancelar la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Si se sacara de encima al Fondo todo sería más manejable”.

“Se están rifando las pocas reservas del Banco Central”

¿Considera que después de varios meses de inestabilidad cambiaria se vive actualmente una suerte de calma?

No podríamos decir que se vive una calma o un proceso auspicioso porque creo que se trata de una situación de desastre en la que todos los días cierran empresas, aumenta la inflación, los salarios siguen cayendo y eso implica un mayor nivel de pobreza y hambre. Podríamos decir que hay una estabilidad en el sector financiero pero el endeudamiento continúa, ya sea en concepto de dinero que envía el FMI o las súper tasas que pagan las Leliqs. Sigue siendo más rentable poner plata para timbear financieramente que para producir.

Para mantener el dólar debajo de los 45 pesos fomentan la especulación financiera y la fuga, y todavía la crisis no ha tocado fondo; es la primera vez que se hace un ajuste de esta características sin que caiga el Gobierno”

Que el dólar haya dejado de subir no es por un cambio de la economía. Pensar eso es un error porque no han desaparecido los factores que provocaron su incremento. Para mantenerlo debajo de los 45 pesos están rifando las pocas reservas del Banco Central fomentando la especulación financiera y la fuga. No hay motivo para estar alegres. Pienso que todavía no se llegó al piso de la crisis.

tags
Mauricio Macri y Christine Lagarde, directora del FMI, en Olivos. (Foto Wikimedia Commons)

Efectivamente puede pasar que si no se dispara el tipo de cambio, una parte del electorado pueda verlo como una buena señal. Pero pienso que es probable que las expectativas de un triunfo electoral del kirchnerismo, generen una situación de volatilidad e incertidumbre en el sector financiero que el Gobierno no esté en condiciones de controlar, y eso puede deparar en un nuevo salto cambiario. Sí podemos decir que los salarios pueden presentar una mejora frente a la inflación, en especial en el tercer y cuarto trimestre, por la influencia del efecto de las paritarias.

El endeudamiento continúa, ya sea en concepto de dinero que envía el FMI o las súper tasas que pagan las Leliqs; sigue siendo más rentable poner plata para timbear financieramente que para producir”

De todas maneras está claro que los salarios van a perder como en la guerra frente a la inflación, cuando termine 2019. En este contexto, el único logro económico que se le puede adjudicar a Mauricio Macri es que, como dijo su ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, es la primera vez que se hace un ajuste de esta características sin que caiga el Gobierno. Porque hace rato que tendría que haberse ido en un helicóptero de la Casa Rosada. Por eso es difícil entender por qué Macri tendría una validación electoral cuando detonó todo: aumentó la pobreza, el desempleo y la deuda externa a niveles inauditos. No tiene un solo indicador fuerte sobre el que pueda decir “en esto estamos mejor y valió la pena el esfuerzo“.

“La sociedad tuvo una paciencia extraordinaria”

¿Por qué, entonces, no hubo un estallido social como en 2001?

Acaso haya sido por el odio visceral a la figura de Cristina Fernández, por el rol de los grandes medios a favor de Macri… Lo cierto es que la sociedad tuvo una paciencia extraordinaria. Seguramente sea también porque no quiere otro 2001 o no quiere poner los muertos en un eventual estallido social. Además, el sindicalismo le dio a Macri una paz social inédita. La CGT le hizo siete huelgas nacionales a Fernando de la Rúa en los dos años de gobierno que tuvo, mientras que a Macri, en cuatro años de gestión, le hizo cinco. Hubo también una tolerancia muy grande de los gobernadores provinciales, allí donde hasta el momento se dio que el macrismo ha perdido unos 600.000 votos en comparación con 2015.

El sindicalismo le dio a Macri una paz social inédita. La CGT le hizo siete huelgas nacionales a Fernando de la Rúa en los dos años de gobierno que tuvo, mientras que a Macri, en cuatro años de gestión, le hizo cinco”

“El acuerdo con el FMI es impagable”

¿Qué deberá hacer un próximo gobierno de signo opositor con el FMI?

El acuerdo al que llegó Argentina con el FMI establece condiciones políticas y económicas que deben cumplirse. De eso depende, por ejemplo, la mitad de las Reservas que son parte del SWAP (N. de la R.: acuerdo de intercambio financiero) firmado en su momento con China. Por supuesto que el acuerdo con el FMI es impagable, especialmente entre 2022 y 2023, cuando haya que devolver 40.000 millones de dólares.

tags
Manifestantes se expresan contra el ajuste de Macri en 2017. (Foto Facebook ‘Macri pará la mano’)

Las cartas económicas con las que deberá jugar el próximo Gobierno son un desastre: tendrá que cerrar su economía para proteger el mercado interno, afrontar una muy mala relación con Brasil y un clima de gobiernos de derecha en América Latina. Además, China y Rusia no están dispuestas a jugársela por Argentina en su lucha con el FMI y restará saber qué hará Estados Unidos. Resulta muy difícil pensar cómo evitar una situación de default, de control de capitales o una suerte de cepo, porque los precios de las materias primas caen, el mundo crece a un ritmo menor.

El año próximo Argentina dejará de recibir el dinero del FMI que este año evitó la muerte y le permitió a Macri llegar al final con un respirador artificial, el acuerdo es impagable, especialmente entre 2022 y 2023, cuando haya que devolver 40.000 millones de dólares”

Es un contexto contrario a lo que necesita un país que está ahogado, solo y tiene la bota del FMI en la cara con una deuda impagable y que exige medidas de ajuste y reformas laboral, jubilatoria e impositiva.

“Argentina es un país prendido fuego”

¿Cómo imagina que será la gestión económica de un segundo gobierno de Macri?

Macri dijo hace poco tiempo que en un eventual segundo gobierno haría lo mismo que en el primero pero más rápido. Es decir, ajustes más duros, reformas regresivas, más desocupación y pobreza. A ese ritmo va a gobernar un año, no creo que mucho más, y todo va a volar por los aires. El año próximo Argentina dejará de recibir el dinero del FMI que este año evitó la muerte y le permitió a Macri llegar al final con un respirador artificial. Pero también el Fondo Monetario debe rendir cuentas de esta crisis. Se tiene que hacer cargo de esta situación ante la comunidad financiera. Argentina es un país prendido fuego.

[Total: 1    Average: 5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *