Jeani Aragón: «Nuestro pensamiento crea nuestra realidad»

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos Jeani Aragón postula que la mente crea la realidad y que para cambiar algo del afuera, primero hay que cambiar el pensamiento.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Por Lola López Quai (otrascarasotragente@gmail.com)

Jeani Aragón seduce y persuade a través de sus redes sociales. La coach colombiana comunica desde ‘Elplanetadejeani’ y difunde las enseñanzas de la Ley de Asunción, que tiene en Neville Goddard a uno de sus exponentes principales. Se trata de un escritor y conferencista de la corriente del Nuevo Pensamiento a la cual también pertenecen otros autores como Ralph Emerson y Joseph Murphy.

Cambiar el pensamiento

La Ley de Asunción consiste en reconocer que el único dios existente es «la maravillosa imaginación humana» y ningún otro dios afuera, tal como lo explica su difusor Goddard. Además, sostiene que todas estas enseñanzas están presentes en la Biblia, cuyos personajes no fueron personas de carne y hueso sino que se tratan de metáforas de los estados psicológicos distintos -o según sus palabras «estado de conciencia»– que atraviesa un ser humano.

tags
Uno de los consejos que se puede encontrar sobre el cambio de pensamiento.

En este sentido, es posible conseguir todo lo que se desea en la vida al creer firmemente en el deseo que se tiene, y con la premisa de creer para ver. Esta postura es la contraria a la que postula la ciencia, que sostiene que para creer algo hay que poder comprobarlo empíricamente y a través de los sentidos.

El hecho de tener que ignorar los sentidos para que un deseo se materialice, es la parte más difícil de comprender para quien recién se inicia.

Para conocer las enseñanzas de la Ley de Asunción, Aragón explica en diálogo con El Café Diario cómo es el proceso de cambio de pensamiento.

¿Se define como coach o como seguidora de Neville Goddard?

Soy ambas cosas. Estudié Life coaching, así que puedo llamarme coach, y también leo mucho a Neville Goddard y a la Biblia. Aunque si me tengo que definir, lo que soy realmente es una seguidora de mí misma, de mi consciencia de ser, de todo lo que yo puedo lograr. 

¿Cómo es eso de que podemos lograr todo con nuestra mente?

Nuestra mente y nuestro habla son las dos herramientas que nos diferencian de cualquier otro ser vivo en la Tierra, y en todo el universo conocido. Siempre tenemos conversaciones internas y muchas veces no somos conscientes de que ellas determinan el curso de los eventos que nos suceden. Hemos creído la mentira de que las circunstancias son casualidades y no que somos nosotros mismos quienes las predeterminamos. Cambiando nuestra manera interna de comunicar, la información que le enviamos a nuestra mente, ella se vuelve más creativa y nos manifiesta todo lo que deseamos. 

tags
Jeani Aragón.

¿Cuáles son los obstáculos mayores para poner en práctica esta idea?

No existen los obstáculos para aquel que cree ciegamente. El único obstáculo es nuestra ignorancia de esta ley y las creencias populares de que cosas malas nos tienen que suceder, o que las cosas son mejores cuando pasamos por muchos sacrificios. Todo lo que existe es energía, así que los obstáculos y las soluciones están creadas fundamentalmente por ese mismo denominador común. No existe tal regla de que los sacrificios hacen a los resultados más valiosos. Cree. Todo es sencillo y la vida te dará aquello que reclamas como tuyo.

¿Qué les dice a los que no creen en esto?

Que podrían vivir enteramente felices ahora mismo si así lo decidieran. Es cuestión de decisión nada más. Lo único que tienes que decidir es creer que lo puedes hacer todo TÚ SOLO, que no necesitas intervención o sugerencia de nada externo, más que tu convicción de ser el único responsable de ti mismo.

¿Por qué cree que pocas personas saben esto y creen que el mundo material domina la vida?

En verdad, sí sabemos. Lo que pasa es que no conocemos que lo sabemos. La Biblia es el libro más popular del mundo, el más traducido y es el libro que mejor explica este mensaje, pero ha sido interpretado de una forma muy literal, como historia secular y no como metáfora psicológica. Por eso cuando empezamos a estudiarlo desde la interpretación correcta, todo adquiere mucho sentido y es fácil de entender. Ocurre que, para mí, muchas personas, desde su libre albedrío, eligen permanecer en ese estado de no hacerse responsables de sí mismos. 

 ¿Usted lo aplica en su vida cotidiana? 

Sí, siempre. Todos los días tengo conversaciones internas conscientes sobre mi vida en general. Estoy muy agradecida por lo que mis ojos ven y no han visto aún. Y los resultados hablan por sí solos: mi vida es maravillosa, soy un ser muy dichoso de estar justo donde estoy. 

¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta