tags

Javier Cófreces: “Hay que extremar la pasión para poder sobrevivir”

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos Javier Cófreces, fundador de Ediciones en Danza, explica por qué para poder sobrevivir, las editoriales deben más que nunca extremar la pasión.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Por Mirtha Caré (mirtha.care@elcafediario.com)

Javier Cófreces es uno de los fundadores del sello editorial independiente Ediciones en Danza, especializado en poesía. La editorial cuenta con una colección central de alrededor de 260 títulos dedicados a la poesía, y atraviesa dificultades a causa de la emergencia sanitaria por coronavirus. «Extremar la pasión para lograr sobrevivir, es una necesidad», asegura.

EED también publica teatro, ensayo, infantil y narrativa, y sus libros se distribuyen en librerías de Argentina y Uruguay, aunque también a través de su participación en ferias y eventos vinculados a la promoción de editoriales independientes.

¿Cómo acceden a nuevos manuscritos?

El sello determina los lanzamientos anuales (cuatro o cinco obras) para su serie ‘Notables’, dedicada a poetas consagrados nacionales o extranjeros. Cuando se trata de autores traducidos, las versiones son originales de poetas argentinos especialmente preparadas para la editorial. El resto de los títulos publicados durante el año (entre 25 y 30) son libros originales enviados por poetas de todos los puntos del país. Las obras editadas son evaluadas previamente por el comité editorial.

¿Cómo se financian los nuevos proyectos?

La editorial cubre los costos de los libros que integran la serie “Notables”. El resto de los títulos son costeados por los propios autores, para quienes se ofrecen las condiciones de financiación más favorables posibles.

Editar en tiempo de coronavirus

¿Cuál es el principal problema que enfrenta el sello editorial en relación a la situación de emergencia sanitaria que estamos viviendo hoy?

Los problemas son múltiples, sólo detallaré media docena:

1) Al estar cerradas las librerías, no hay libros a la venta del público. La distribución de Ediciones en Danza a los puntos de venta es autogestionada. En consecuencia, la situación complica los ingresos de las compañeras que se encargan de esa tarea, cuyos salarios están a comisión.

2) Varios poetas suspendieron la publicación ya acordada (en estado de pre-edición) de sus libros.

3) La imposibilidad de que los autores del interior del país reciban encomiendas con sus libros recientemente editados.

4) La cancelación de eventos culturales vinculados al libro (ferias zonales, presentaciones públicas, etcétera), que activan notoriamente la venta de ejemplares.

5) La suspensión de las actividades del taller de impresión, lo que significa, además de la frustración de los autores, un retraso en los ingresos económicos del sello.

6) Padecer la demora por tiempo indeterminado del pago de facturas pendientes en librerías. Además, en nuestro caso (y el de una treintena de editoriales), tener que apechugar la demora del pago del Ministerio de Cultura de Ciudad por la compra de libros del Plan de Lectura 2019. Se trata de operaciones de miles de libros entregados y que tienen fecha incierta de cobro.

¿Qué recursos utilizan para seguir trabajando?

No estamos preparados para enfrentar económicamente semejante coyuntura. Habrá que recurrir a la imaginación y al máximo nivel pasional que siempre motoriza estas causas inútiles y a contracorriente. Ediciones en Danza inició sus actividades en 2001, año catastrófico en la historia argentina. Logramos sobrevivir. Confiamos en nuestra resistencia.

Sin respaldo neoliberal

¿Reciben algún tipo de apoyo o subsidio?

Durante el gobierno neoliberal macrista no hubo apoyos ni subsidios para las pequeñas editoriales. Además, la CONABIP (Comisión Nacional de Bibliotecas Populares) recortó sus compras y era una de las vías de subsistencia para los pequeños sellos. Se sabe que cultura, educación y salud no son rentables; por lo tanto, no son susceptibles de inversión, estímulo y apoyo. Entre 2015 y 2019 se comprobó dicho axioma a rajatabla. La desinversión estadística lo comprueba. Tristemente, hoy por hoy, el Instituto Malbrán resulta paradigmático.

Poesía para enriquecerse

¿Tienen pensado lanzar nuevos libros este año?

Ante la actual coyuntura sería muy difícil sostener cualquier planificación previa. En verdad, nadie puede planificar en este momento, ni los argentinos, ni el resto del mundo. La urgencia reclama atender la pandemia. No obstante, desde nuestro lugar (la cultura, la literatura, la poesía), día a día procuramos enriquecer a través de las redes del sello la cuarentena que afecta a nuestros lectores. Lo hacemos a través de contenidos que volcamos en las redes sociales, con videos de los poetas, textos alegóricos y a través de libros electrónicos con descarga gratuita.

¿Le gustaría compartir algún pedido o reflexión?

Lo siento, no me sale el pedigüeño y mucho menos el reflexivo. Más bien aspiro al contagio, a una propulsión de fe por causas perdidas. Ya que la utopía (injustamente) cuenta con demasiados detractores, apostemos a la poesía, a la que el establishment aún considera inocua. Es nuestro arma secreta. La de los “ilustres desconocidos”, como decía Aldo Pellegrini. La que le cierra las puertas “herméticamente a los imbéciles y se las abre de par en par a los inocentes”. Las voces de los grandes poetas, desde los clásicos latinos y griegos hasta los inspirados contemporáneos, oxigenan la realidad y demuestran, parafraseando a Paul Eluard, que hay otro mundo pero que está en el que vivimos (aún en plena pandemia).

¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *