tags

Iván Camaño, los secretos del Ministro de Cultura que no fue

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos Iván Camaño, los secretos del artista nacional y popular que estuvo a punto de ser el primer Ministro de Cultura del gobierno de Alberto Fernández.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Por Pablo Kulcar (pablokulcar@hotmail.com)

Iván Camaño, aún tiene mucho camino por recorrer en la música pero más todavía en su intensa actividad política de artista solidario. Su capacidad en la construcción de políticas sociales que tengan anclaje en las personas que le escuchan cantar y que necesitan también ser escuchadas, es su costado más atrayente para el mundo político. De ahí que en diciembre fue considerado por el presidente Alberto Fernández para el puesto de Ministro de Cultura.

Para él, cantar no es sólo dar un concierto o presentar un nuevo espectáculo folclórico, sino también ofrecer un punto de partida para transformar la realidad social del país. Lo que se espera de un artista del campo popular.

Mi compromiso social con la Argentina profunda y con los sectores más desprotegidos de nuestra sociedad es muy grande porque yo viví en situación de calle cuando me vine a Buenos Aires, y trabajo desde los 12 años. La verdad es que lo hago porque no quiero que nadie pase por los que tuve pasar”, asegura Camaño en diálogo con El Café Diario.

Nació en Quimilí, un pueblo humilde de Santiago del Estero, y desde muy niño era muy común que en el patio de su casa se reunieran los amigos de su padre, guitarra, bombo, violín en mano para canturrear todo tipo de canciones, ya fueran zambas, vidalas, chacareras o chamamés. Esa fue la fuente en la que se gestó su amor por la música.

Son Lindos los recuerdos de esa época a pesar de las carencias, siento que las dificultades me hicieron fuerte y siempre busque ayudar a los otros, porque de alguna manera es mi manera de sobrevivir”, rememora.

Nacional y popular

Pero lo que más lo identifica como artista popular no es ese repertorio folclórico sino su apego a las políticas de inclusión y su militancia constante en el interior. Destina un porcentaje de lo recaudado en cada uno de sus espectáculos para tareas de acción social. Esas tareas desde hace un tiempo se canalizan a través de ‘Cultura en mi Tierra’, el movimiento socio cultural que él mismo creó y lidera, y que por estos días destina su esfuerzo a brindarle contención a muchos argentinos a los que el sistema ha dejado en una terapia intensiva, social y cultural.

Estamos en un momento muy malo. Siento que canto para llamar a la reflexión ya que el país está totalmente devastado, arruinado, desesperanzado, y debemos reconstruir el tejido social. Hay que trabajar en construir el nosotros como pueblo”, puntualiza el guitarrista.

Desde lo ideológico, Camaño se siente afín a la ideolología del Papa Francisco, ya que considera que debe aportar su talento a la idea de ser una fuerza casi evangelizadora. Cada vez que llega a una ciudad o a un pueblo elige un hospital público, un orfanato, un asilo o un hogar de ancianos y allí va a cantar, a dar una charla o una clínica de canto y música.

No tener techo y no tener una comida caliente, haber vivido rodeado de posibilidades para hacer macanas, son situaciones que te tienen que encontrar fuerte espiritualmente para no caer en tentaciones que te dañan o dañan a los demás. Hay que ofrecer manos para que no se caigan quienes están al lado nuestro aunque no los miremos”, subraya.

La canción que da título a este espectáculo la escribió cuando vio a un chico comiendo de la basura con la remera de la selección argentina de fútbol. “Me movilizó esa extraña paradoja de ver la mixtura de gloria y miseria en una persona, y cómo él estaba orgulloso de ser argentino por más que su patria no parecía pensar en el. Él enarbolaba la bandera del país que lo margina, aunque no tenga para comer él gritaba ‘¡vamos Argentina!’ «, describe.

Artista sensible

Iván Camaño fue parte de la banda de la recordada Tamara Castro, siendo uno de los sobrevivientes del trágico accidente que se llevó la vida de la famosa cantante. En aquellos tiempos fue cuando conoció al prestigioso autor y compositor bonaerense Jorge Milikota, con quien finalmente formó un dúo autoral, componiendo temas que han sido grabados por Facundo Toro, Raúl Palma y el Chaqueño Palavecino entre muchos. Es autor, compositor e intérprete; ha llenado más de una vez el Teatro Ópera y el Luna Park, y es el responsable autoral de varios éxitos del Chaqueño Palavecino, además del creador, junto a su gran amigo Vitillo Ábalos del ciclo Uniendo Generaciones.

En cuanto al movimiento Cultura en mi Tierra que lidera, es reconocido y respetado en su ámbito, y supo direccionar a sus seguidores hacia la ayuda al prójimo. Varias son las provincias que pueden dar fe pudiendo citar entre ellas a La Pampa, Misiones, Santa Fe, La Rioja, Catamarca y Buenos Aires, dentro de la cual debe destacarse el distrito de La Matanza como eje del trabajo social de Iván Camaño. Cuenta además con una mesa chica que trabaja en forma diferente y dinámica, para generar múltiples acciones de asistencia social que principalmente consisten en dar comida a la gente en situación de calle, tarea ésta concretada en el ámbito de la Ciudad Autónoma Buenos Aires a través de este movimiento.

Iván Camaño siempre tiene a flor de labios el término “compañero”. Pero no lo usa con el sentido de ubicación política, sino que se basa en el origen latino del término: “cumpanis”. Es que para los antiguos romanos, “cumpanis eran aquellos que compartían el pan, entendido el término tanto en el sentido concreto como en el ideológico. Tantos siglos después, en la Argentina de hoy, es imprescindible que miles de compatriotas, vuelvan a poder sentirse cumpanis” . Quien pudo haber sido Ministro de Cultura de la Nación -finalmente fue designado Tristán Bauer– se ofrece como “compañero” para afirmar el sentido de pertenencia e integración en la sociedad y en la cultura nacional.

[Total: 0   Promedio: 0/5]
¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *