El IBAP por dentro, solidaridad y compromiso en el Conurbano

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos Ubicado en el corazón de Florencio Varela, el Instituto Bonaerense de Análisis de Proyectos (IBAP) contiene a las personas más necesitadas en el Conurbano.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Por Omar Millalonco (millalonco.omar@gmail.com)

Son muchas las organizaciones no gubernamentales que frente a la crisis económica provocada por la pandemia de coronavirus, decidieron ponerse manos a la obra y brindar ayuda a los vecinos. Una de ellas es el Instituto Bonaerense de Análisis de Proyectos (IBAP), una ONG que trabaja desde hace años en pos del bienestar de los habitantes de la localidad bonaerense de Florencio Varela.

La institución se encuentra comprometida con la situación socioeconómica de los habitantes de ese partido del sur del Gran Buenos Aires, en pleno Conurbano profundo, que hoy se ven perjudicados por la cuarentena.

tags
Cocineras preparan alimentos para servir en los merenderos del IBAP.

Estamos colaborando y realizando acciones fundamentales para los vecinos y vecinas de Varela, porque vemos una situación muy dañada socialmente”, destaca José Quilapán, presidente del IBAP.

José se encarga personalmente de recorrer y organizar junto a un importante equipo de colaboradores, las tareas relacionadas con recolectar prendas, gestionar donaciones y visibilizar la acción que se promueve desde la ONG.

Quilapán señala que la única manera de revertir la situación de algunas familias en plena cuarentena «es el compromiso, la participación y apostar a lo solidario, porque estamos convencidos de que sin organización no se puede avanzar».

Ubicado al sur del Conurbano Bonaerense, Florencio Varela es una localidad que alberga a unos 500.000 habitantes, muchos de ellos con dificultades económicas, trabajos precarios y situación de emergencia habitacional.

La educación es el progreso

«Que nadie se quede sin aprender», es el slogan que utilizan los integrantes del IBAP para referirse a las herramientas educativas que le brindan a sectores sociales diversos.

tags
Vecinos del Conurbano esperan la apertura de uno de los merenderos.

«Trabajamos en distintos espacios educativos, fundamentalmente con el secundario de adultos, el Plan FinEs, una herramienta que le posibilitó a muchos ciudadanos y ciudadanas volver a las aulas», destaca Daniela Vergara, quien integra la institución y acompaña el trayecto formativo de decenas de personas.

Asimismo, la ONG se encuentra trabajando activamente con las llamadas referentes educativas, una figura importante dentro del Plan de Finalización de Estudios Secundarios, una de las políticas públicas relevantes nacidas en la primera gestión de Cristina Fernández de Kirchner.

El papel de las referentes en el ámbito educativo del secundario de adultos, fue crucial para gestionar y para acompañar a quienes han regresado a estudiar. Debido a que «uno de los fundamentos que tiene esta decisión estatal es el de poder cursar dentro de los barrios varelenses, y que los estudiantes puedan concluir y graduarse cerca de casa», argumenta Vergara, quien además forma parte de la comisión directiva del IBAP.

tags
El IBAP tiene cinco merenderos en funcionamiento en el corazón del Conurbano.

Según el Centro de referentes, el distrito de Florencio Varela concluyó 2019 con casi 500 estudiantes secundarios graduados a través del Plan FinEs. Un número «más que relevante para todos quienes motorizamos y acompañamos este proceso, que nos parece más que significativo», destacan desde el IBAP.

Los merenderos, una bandera solidaria

Otra de las tareas promovidas por el IBAP es la puesta en marcha de merenderos, a los que asiste una gran cantidad de personas. «Para nosotros son fundamentales las medidas que vienen diagramando el Gobierno Nacional y el provincial, porque creemos que debemos cuidarnos y cuidar al otro», manifiesta Mariela Lozano, una joven universitaria que cursa la carrera de Administración en la Universidad Nacional Arturo Jauretche, y que integra la comisión del IBAP.

«Utilizamos todas las medidas preventivas y necesarias para cuidar a los vecinos y vecinas que se acercan a tomar la merienda», expresa Lozano. «Somos conscientes de que es necesario cumplir con la distancia social, pero también tener en cuenta que todos estamos en las mismas condiciones, por eso creemos que la única vacuna por el momento es el aislamiento».

tags
Luis Picoli, referente del IBAP.

En tanto que Luis Picoli, referente del IBAP y promotor de la educación popular afirma que «en estos tiempos, es fundamental que la sociedad tome conciencia de que nadie se salva solo, sino todo lo contrario, debemos unirnos y fortalecernos en todos los sentidos».

Picoli, quien motorizó varias acciones educativas dentro del Conurbano Bonaerense, señala que es necesario «que nos acompañen, porque esta propuesta que tenemos es para ayudar al otro, y para ayudar a un sector importante de la sociedad que la está pasando mal». Y agrega que «por eso solicitamos que los comerciantes, los vecinos y el sector público y privado nos acompañen con donaciones de ropa, alimentos o de manera económica».

El IBAP tiene cinco merenderos activos, ubicados en Diagonal Luis Fontana 3896, Antonio Berni 382, Delhi entre Francisco Solano de López y Túnez, El Chocón 2536 y Calle 1433, todos en Florencia Varela.

Para donaciones y ayuda con los merenderos, comunicarse al 11 6540 0798. O bien por transferencia bancaria, a la Caja de ahorro en pesos del Banco Nación número 0911374490, CBU 0110091440009113744908, CUIT 30707239197.

¿Te gusta? Compartilo

1 comentario

Añade el tuyo

Deja una respuesta