Humor y redes sociales en época de aislamiento

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos La presencia del humor en las redes sociales brinda un refugio de bienestar en el escenario opresivo de la cuarentena.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Por Bárbara Guerschman (barbara.guerschman@gmail.com)

Si una persona mirara por estos días la película ‘Tiempos modernos’, que Charles Chaplin protagonizó en 1936, seguramente se reiría del operario alienado por la labor repetitiva realizada en la cadena de montaje, en plena sociedad industrial. También de los contratiempos mecánicos de una máquina que lo alimenta para que él y sus compañeros no pierdan tiempo en el horario de almuerzo porque “el tiempo es dinero”. ¿Se reiría Chaplin del humor actual, de las redes sociales, y del aislamiento?

El genial Chaplin en ‘Tiempos modernos’, película de 1936.

Si Chaplin viviera (murió en 1977, a la edad de 88 años) en período de pandemia de coronavirus, seguramente estaría sorprendido al observar la abrumadora cantidad de memes, fotos y videos que circulan en estos días, en los cuales se expresan de manera irónica o directamente con humor, las dimensiones políticas, económicas y culturales que conllevan vivir en aislamiento.

¿Por qué se ha generado esa necesidad constante y compulsiva por compartir publicaciones? ¿Será que el humor sirve no sólo como una forma de descarga, un refugio para el bienestar en un escenario opresivo, sino también para reflejar el clima de una época?

En relación al bienestar y entre sus múltiples efectos, el Licenciado Martín Camacho señala que existe una relación entre la risa y el aumento en la inmunoglobina A (un anticuerpo que ayuda al sistema inmune), así como una reducción de las hormonas asociadas al estrés, de marcada presencia en tiempos inciertos.

La cantidad de videos subidos a las redes tanto por famosos como por gente común, son tantos que es casi imposible tener registro de todos. Sin embargo, se destacan los trabajos de la actriz Verónica Llinás y de la Influencer Dani La Chepi‘, ambas asiduas recurrentes de las redes sociales para comunicar con humor del bueno.

Amas de casa desesperadas

En su cuenta en Instagram, Verónica Llinás ha subido videos en los cuales interpreta una mujer “abandonada” por su empleada doméstica en tiempos de cuarentena. Tras esta retirada, lógica para preservarse de contagios, la mujer se enfrenta con labores domésticas tan sencillas como cocinar fideos o accionar el programa del lavarropas automático.

Con temblores en las manos y un elevado nivel de crispación, acude a Siri (el asistente inteligente de los celulares iPhone) buscando instrucciones para resolver esas tareas, evidenciando que jamás se hizo cargo de su propia casa.

Verónica Llinás en su genial interpretación de una ama de casa en cuarentena.

Teniendo en cuenta que los intentos de explicar una situación graciosa contribuyen de forma directa a arruinar su efecto, es preciso ser limitado al explicar la ineptitud de la señora con las labores realizadas en el hogar.

Lo que resulta interesante señalar es la cantidad de labores que muchas personas delegan diariamente en sus empleadas: tareas de cocina y limpieza junto con el cuidado de ancianos y niños.

Lo que retrata con agudeza la actriz es la visibilidad que adquiere todo ese trabajo cuando lo deben hacer los dueños del hogar.

Además, se hace evidente la particular relación que suele establecerse entre empleador y empleada doméstica, expresado en ciertos epítetos desesperados formulados por Llinás, al no poder impedir la huida señalada: promete menos insultos y maltrato, así como pagar dinero adeudado.

Maternidad y sexualidad

Tras quedarse sin trabajo, la Influencer Daniela Viaggiamari, alias La Chepi, inició su perfil en Instagram en los cuales sube videos sobre temáticas ligadas a la maternidad, algunos de los cuales remiten a la situación actual. En tiempos de cuarentena, es un hecho consumado de que la comunicación está irremediablemente mediada por audios, videochats a través de celulares y computadoras.

Las desventuras de la Dani La Chepi en cuarentena con su pequeña hija.

Es a través de los audios que La Chepi escenifica el intercambio de críticas y dudas que suscita el hecho de realizar las tareas escolares en la casa y plantea el siguiente dilema: cómo compatibilizan los padres el teletrabajo con las tareas que los maestros de nivel primario envían a sus hijos a través de diferentes plataformas, algunas de las cuales resultan desconocidas.

En torno a la periodicidad y complejidad en las tareas escolares se expresa un velado enfrentamiento entre padres y maestros, que está solapado en un año lectivo normal.

Lejos del intercambio entre los padres y mediante una video conferencia, La Chepi representa una escena erótica con un caballero a quien la condición maternal, las formas corporales y el vello en las axilas enfría su libido, lo cual genera el siguiente interrogante referido a una determinada población: cómo se expresa la sexualidad y el erotismo de forma remota al estar vedado el contacto cara a cara.

Dani La Chepi haciendo gala de su genial humor en aislamiento social.

Asimismo, cuáles son las partes del cuerpo femenino y masculino, consideradas atractivas, destacadas y ocultadas en este tipo de encuentros.

Así como Charles Chaplin nos hizo reír de las contradicciones propias de una sociedad industrial y mecanizada, el humor expresado en memes y videos constituye una vidriera donde se manifiestan las numerosas preguntas vigentes en el escenario actual de aislamiento.

Por un lado, el trabajo que está amenazado o en vías de franca transformación en virtud de las tecnologías digitales. Pero, también se configuran de una forma vertiginosa las relaciones humanas en el interior del hogar y las formas de comunicación entre las personas.

¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *