tags

Horacio Cifuentes: «Compartir una villa olímpica enorgullece el corazón del deportista»

Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

Por Bernardo Falvella (ber_falve@hotmail.com)

tags
Horacio Cifuentes, el tenis de mesa lo llevó a Tokio 2020.

A los 17 años, Horacio Cifuentes tomó la compleja decisión de abandonar su Berisso natal en busca de nuevos rumbos y cumplir un objetivo claro: llegar a la élite mundial del tenis de mesa.

La necesidad de dar un salto profesional en su carrera, lo llevó a mudarse al continente europeo para adquirir las herramientas indispensables que le permitieran elevar su nivel y competir contra los mejores jugadores del mundo.

Este año, gracias al sacrificio y al talento que ha demostrado, el joven platense tuvo el privilegio de disputar sus primeros Juegos Olímpicos en Tokio, Japón, una experiencia que sin dudas no olvidará nunca.

Deportista todo terreno

Horacio tiene 23 años y se reconoce como un deportista de toda la vida, puesto que, además del tenis de mesa, practicó varias disciplinas como natación, padle y hasta fútbol. Fue en este ámbito que construyó una linda amistad con Juan Foyth, exjugador del club Estudiantes de la Plata, quien actualmente se desempeña en el Villarreal, de España.

Todo comenzó en casa

Más allá de cuestiones del destino, Horacio Cifuentes resalta lo importante que fue desde pequeño la vida en familia, siendo ésta fundamental a la hora de fortalecer su deseo de dedicarse al tenis de mesa. «Jugábamos en casa con toda la familia después de los asados. Mi familia es muy numerosa y había que mantenernos entretenidos (ríe). Cada reunión familiar era una buena excusa para jugar. Además, mi viejo me compró una mesa y eso también me motivó mucho», relata.

Horacio Cifuentes resalta lo importante que fue desde pequeño la vida en familia, siendo ésta fundamental a la hora de fortalecer su deseo de dedicarse al tenis de mesa.

En medio de esta historia, comenta que hubo un punto de inflexión: «Fue en un cumpleaños mío; paseando por La Plata, encontré un lugar donde enseñaban este deporte y no dudé en anotarme. Ahí empezó todo», agrega.

Mudarse a Europa, el paso indispensable para llegar a la élite

Si bien Horacio Cifuentes se inició en el tenis de mesa a los 11 años, su carrera produjo un quiebre, cuando a los 19, decidió ir a vivir a Europa.

Desde que emigró, su carrera deportiva no paró de crecer. Entre 2017 y 2020, compitió en la liga de España, y, para la temporada 2021, se unió al Amiens, de la Liga Pro B, equipo francés que integra actualmente.

Europa le ofreció la infraestructura óptima y necesaria para lograr ese salto de calidad que en Argentina no iba a encontrar por falta de recursos.

Hoy, tras cuatro años de alta competencia en las mejores ligas europeas, Cifuentes se ubica en el N° 74 del ranking mundial, teniendo el privilegio de ser el mejor de Argentina.

tags
Jugador destacado en el tenis de mesa. Horacio Cifuentes.

Sueño cumplido: protagonizar un Juego Olímpico

Gracias a los grandes rendimientos en el continente sudamericano, Horacio Cifuentes obtuvo el premio de su vida: clasificar a Tokio 2020, evento mundial que se llevó a cabo este 2021, como consecuencia de la pandemia de COVID-19. Obtuvo dicha plaza tras quedarse con el clasificatorio latinoamericano disputado en Rosario.

En esta entrevista para El Café Diario este jugador cuenta sobre su experiencia en Tokio, su preparación, su perspectiva ante París 2024, entre otros temas.

¿Qué sensaciones le deja su participación en Tokio?

La verdad es que fue un torneo hermoso. Estar en un lugar donde se presentan las figuras mundiales de cada deporte y tener la posibilidad de ver de cerca a estrellas como Novak Djokovic, Luis Scola, Pedri del Barcelona, Paula Pareto, Diego Schuwartzman o Facundo Campazzo, entre otros, es un flash.

¿Cómo fue prepararse para semejante acontecimiento en plena pandemia?

Todo muy cuesta arriba. Partiendo de que el preolímpico se debería haber jugado en abril y se suspendió por la pandemia. Tuvimos que estar cuatro meses encerrados en nuestras casas, entrenando como podíamos.

Tuve la suerte de conseguirme un robot para practicar, y además tenía una mesa que me había comprado. No quedó otra que arrancar a entrenar en casa, a pesar de no contar con las condiciones adecuadas y profesionales.

¿Cómo fue entrenar con un robot?

Es un robot lanza bolas. Uno puede elegir la altura y fuerza con la que quiere recibir la bola. Entrené así tres meses durante la mañana y luego hacía una hora y media de físico por la tarde. Fue todo raro, porque estábamos acostumbrados a entrenar cinco horas al día y tuvimos que reducirlo.

tags
Horacio Cifuentes (23 años), de La Plata, al mundo.

¿Qué balance puede hacer de su debut olímpico, de cara a lo que será París 2024?

Las conclusiones son muy positivas. Perdí en ronda 2, pero estoy conforme con mi juego, sabiendo que fui derrotado por la mínima contra un coreano número 20 del mundo, quien casi logra medalla en Londres 2012.

Estos resultados me dan motivación, porque siento que estoy ahí nomás. Tengo solo 23 años, y haber tenido ya una experiencia olímpica me ha venido bien, sabiendo que para los próximos Juegos voy a tener tiempo para prepararme mucho mejor y plantearme otro tipo de objetivos.

¿Cómo vivió su primera comunicación con familiares y amigos?

Estaban chochos. Las redes sociales me explotaron. Mi familia está superorgullosa. No es fácil llegar a un juego olímpico. Imaginate que en mi disciplina clasificaban a Tokio solo seis dentro del continente americano. Fue muy meritorio.

Ahora, voy a seguir entrenando en el CeNARD hasta septiembre, y luego viajaré a Europa para competir con mi equipo de Francia. Estoy feliz de poder dedicarme a esto.

¿Qué posibilidades hay de difundir el tenis de mesa en un país como el nuestro donde su práctica no está profesionalizada?

Hay mucha gente que no conoce este deporte. Pero pienso que más de una persona, si le pusieras una mesa después de un asado, jugaría tranquilamente; todos harían fila. El problema es que la mayoría desconoce que es un deporte profesional, que es muy lindo y además es sano.

tags
Horacio Cifuentes, numero uno de Argentina en tenis de mesa.

¿Qué rol cumple el Estado ante esta realidad, sabiendo que este es un país que muchas veces exige resultados?

No siento bronca por la reacción de la gente, sino con el Estado, que ofrece muy poco presupuesto para el deporte. En otros países vecinos al nuestro es mayor, aun siendo más pequeños. Muchos torneos y estadías en Europa los hemos tenido que pagar nosotros, y eso no es lo ideal.

Aclaro, esto no significa que el Estado vaya a darte todo el apoyo del mundo y que vas a ganar todas las medallas, pero sí se trata de un proceso largo en el que el Estado debe estar presente junto al deportista desde niño.

Sería una buena señal para las nuevas generaciones que desde los propios colegios haya una mayor intervención, ya que sabemos que en general solo se enseñan dos o tres deportes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibí El Café Diario en tu mail!

* indicaciones requeridas

Selecciona todas las formas en que le gustaría recibir noticias de El Café Diario:

Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para suscribirse, reconoce que su información se transferirá a Mailchimp para su procesamiento. Obtenga más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

Copyright ® 2019- Elcafediario.com - Todos los derechos reservados.