tags

La historia del «robo del siglo» a un banco

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos Un plan meticuloso, herramientas adecuadas y un vivero a punto de ser inaugurado, fueron los ingredientes de un asalto no pudo ser.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

por Pablo Kulcar (pablokulcar@hotmail.com)

Hace 6 años una banda comandada por un delicuente conocido como«El ladrón de las orquídeas» , intentó un robo subterráneo a un banco de la localidad bonaerense de Monte Grande, seguramente tratando de imitar el recordado «robo del siglo» de 2006, golpe perfecto que inspiró la realización de la película del mismo nombre.

En aquella ocasión, seis ladrones entraron al Banco Río de Acassuso y realizaron un atraco brillante, robando más de 15 millones de dólares y escapando por túneles subterráneos usando dos gomones. Esta vez, en Monte Grande, la suerte no estuvo del lado de los asaltantes.

Un vivero poco sospechoso

El viernes 24 de enero de 2014, alrededor de las 18 horas, personal de la Seccional 1 de Monte Grande descubrió, en un local de la calle Cardeza 45, un túnel subterráneo de casi 8 metros en dirección al Banco Santander Río de dicha localidad. En esas circunstancias fueron detenidas dos personas, Alejandro De Maio, dueño de uno de los locales, y un supuesto pintor que lo acompañaba. Además, tres obreros fueron demorados y después rápidamente liberados por decisión del entonces fiscal Diego Benedetto.

En el fondo del local los boqueteros camuflaron el túnel simulando la construcción de un vivero que sería supuestamente abierto en los días subsiguientes. De esta manera, se justificaban los volquetes que se encontraban en la puerta y en los que se colocaba la tierra producto de la excavación delictiva. Con esta farsa se cubrían ante la mirada de los vecinos.

tags
El boquete encontrado por la policía en el vivero de Monte Grande.

Tácticas y estrategias para un buen plan

La policía tenía información, obtenida mediante tareas de inteligencia, de que se estaba planeando un asalto a dicho banco, lo que los llevó al allanamiento del local antes mencionado. Tras frustrar la operación, el comisario de la policía bonaerense Hugo Matzkin dio detalles de lo que vieron:

“Es un local que en el fondo tiene mimetizado un vivero, de donde se sacaron unos cinco o seis contenedores de tierra, tenían construido la boca del túnel cavado en el piso de una profundidad de 1,20 metros, un diámetro de 1,5 metros y casi 8 de largo, no cabe ninguna duda que no llegaron a estar exactamente debajo del banco pero estuvieron cerca, tenía una orientación acertada, ya habían llegado a la malla de contención, estoy convencido que en 2 días teníamos una sorpresa”.

Los ruidos fueron apagados gracias a la elección de las herramientas y tecnología: utilizaron las más silenciosas y profesionales. Fueron secuestrados guantes, ventiladores, cascos, medidores de oxígeno, un taladro neumático, carretillas, baldes. También, como algo anecdótico, se encontró un juego de mancuernas para ejercitar los músculos, ya que debieron estar mucho tiempo en cuclillas.

Asimismo, se secuestró el auto de Alejandro De Maio con dinero en su interior. Finalmente, después de ser procesados, los dos detenidos fueron liberados el martes 28 de enero.

tags
Un efectivo de la policía constata la entrada del túnel excavado en los fondos del local.

Ruidos inexplicables y muchas dudas

Fue muy llamativo que la alarma que tiene el banco sonara siete veces durante el fin de semana y que la sucursal haya permanecido cerrada desde el jueves anterior por problemas en las cámaras de seguridad.

También trascendió que los vecinos se habían contactado con el dueño del “vivero” para denunciar que una noche habían escuchado ruidos producto de una reunión con mujeres que se estaba realizando en las dependencias superiores del local. ¿Eran producto de las licencias en su trabajo que se dieron los asaltantes acompañados de aquello que más los relajaba, mujeres y alcohol, o eran premeditadas para tapar el ruido?

Un plan perfecto… hasta que dejó de serlo

Finalmente, ¿que falló en el golpe? ¿Quién dio el dato que alertó a la policía?
El trasfondo del asalto nos lleva a octubre de 2013, cuando una pareja se presentó en la inmobiliaria que administraba los cuatro locales linderos. Era una mujer de mediana edad llamada Verónica, junto a un muchacho llamado Alejandro Sena, quien supuestamente se dedicaba a la jardinería. Eligieron el local que tenía el fondo más amplio, diciendo que allí podrían disponer de todas sus muestras florales.

Tardaron en acercar la documentación exigida para el alquiler, pero igualmente se les permitió ingresar. ¿Por qué? La demora en la entrega de dicha documentación les dio varios días de más, por eso la policía centró su mirada en el dueño de la inmobiliaria y en el momento en que les dio permiso para habitarlo.

El robo falló por una traición: una persona que sabía del plan y a la que se presume dejaron fuera, dio el aviso a la policía. Acusó a un supuesto delincuente llamado el “Ladrón de las orquídeas”. Los asaltantes tenían preparadas máscaras para esconder sus rostros el día del robo que nunca ocurrió: eran las de Heisenberg, el personaje contradictorio de ‘Breaking Bad’, afamada serie televisiva.

tags
Los ladrones pensaban ingresar al banco por un boquete que comunicaba paredes linderas.

El “Ladrón de las orquídeas”, hipotético ideólogo, jamás fue identificado. No se sabe si fue alguno de los detenidos o el autor de los misteriosos llamados. Todo se frustró pocas horas antes y nunca se resolvieron los interrogantes que dejó flotando el caso.

El origen de un curioso apodo

‘El ladrón de las orquídeas’ es una película del año 2002, del director Spike Jonze. Se trata de una comedia muy poco convencional sobre un escritor, que desesperado por huir de sus fracasos, decide meterse dentro del guión que está tratando de adaptar, y vivirlo en forma personal. Es una buena idea, hasta que la realidad y la ficción comienzan a mezclarse de las formas más inesperadas.

El film está basado a su vez en el libro homónimo escrito por Susan Orlean acerca de las aventuras de un intrépido coleccionista y comerciante de flores, John Laroche, y fanático injertador de orquídeas.

[Total: 1   Promedio: 5/5]
¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *