tags

Granjas de trolls y bots, los soldados de la desinformación

Tiempo estimado de lectura: 6 minutos

Por Rita Piris (gisepiris@gmail.com)

La manipulación de la información en las operaciones políticas no es una novedad. Existe desde antes del nacimiento de internet, pero a medida que la tecnología avanza, se renuevan las herramientas de gestión orientadas a influir en la opinión pública. En forma paralela, este avance alimenta la batalla contra la desinformación.

La masacre de Ayotzinapa, en México

En 2014, frente a la desaparición y la masacre de los 43 estudiantes de Ayotzinapa y en un escenario de censura total para el periodismo, las redes sociales ocuparon un rol central para exigir justicia y expresar la furia social con el hashtag (etiqueta) #ya me cansé, convertido en trend topic durante varias semanas.

Después se supo desde Amnistía Internacional, que Andrés Sepúlveda, un técnico informático, había manejado 30 mil cuentas de Twitter para desacreditar ese hashtag, generar opinión favorable hacia el gobierno mexicano y difamar a las organizaciones y las familias que luchaban para exigir información y justicia por las desapariciones. Además salieron a la luz cerca de 75 mil cuentas automatizadas desde granjas de trolls que fueron financiadas por el gobierno de Enrique Peña Nieto, según la conclusión a la que llegó una investigación en torno a los hechos.

tags

El Caso Santiago Maldonado

Con el caso de Santiago Maldonado, en Argentina ocurrió un hecho similar cuando se lanzaron una serie de tweets y retweets para hostigar a la familia de Santiago, sumados a la intención de instalar noticias falsas y generar una polaridad en la sociedad. Alrededor de 20 cuentas de Twitter llegaron a publicar 837 tuits en dos horas, según manifestó Luciano Galup, responsable de la consultora que analizó este hecho. Así es como operan en diversos planos de interés público estas estructuras abocadas al marketing político, cuyo fin es amedrentar, desinformar y manipular la opinión pública general.

Julián Macías Tovar, es un periodista español que actualmente desarrolla una labor importante en la lucha contra la desinformación en los medios y particularmente en las redes sociales. En este sentido, relata la dinámica en que se desarrolla el sistema de granjas de trolls y bots: «algo que es muy interesante es la simplificación del debate cuando hay una contaminación en la conversación digital y la falta de argumento cuando demuestras que hay cuentas automatizadas o cuentas falsas».

tags

Todos para uno, y uno víctima de todos

Macías Tovar puntualiza que «en el análisis que yo hago de diferentes tipos de cuentas, se distinguen dos categorías, cuentas falsas y cuentas reales. Entre las dos generan el total de las cuentas que participan en una conversación digital. Pero las cuentas falsas involucran tres tipos de cuenta. Las más antiguas, donde por unos pocos pesos te ofrecen una cantidad de seguidores y sólo se usan para aumentar el numero de seguidores para un perfil. Y las cuentas automatizadas, llamadas también ‘bots’ (robots) en las que no se necesitan acciones humanas sino que se las mantiene a través de la programación de su actividad. Normalmente son las más habituales. Conforman una matriz de opinión y difusión, y en general, su actividad diaria son retwits programados con cierto algoritmo».

Asegura Macías Tovar que otro sistema de desinformación es el llamado «sock puppets» y que el uso de estas cuentas normalmente suele ser masivo. Es decir, una persona, una empresa o un medio de comunicación crea muchas cuentas falsas con las cuales se puede fomentar una conversación coral, o abrumar a una persona u organización con un ataque intensivo, denominado también trolleo, haciendo creer que es muy masiva la conversación con un argumento que repiten también de manera fuerte y copiosa.

«Cuando uno analiza la matriz de todas estas cuentas falsas, ve que las que tienen actividad de responder siempre, lo hacen a las mismas cuentas, por ejemplo. O retuiteando y repitiendo directrices semánticas en la narrativa que han de construir. Por otra parte, participando en hashtags para que se conviertan en tendencia, con un objetivo concreto«, describe el periodista.

tags

Neurolinguística para el mal

«Esto es el espectro más sencillo de las cuentas falsas, pero luego también existen híbridos, que tienen una parte totalmente automatizada, añadida a la mecánica de trolleo que activan personas por detrás. Ahora se está implementando un método con herramientas de Machine Learning para trollear, que tiene una conversación completamente humana y no hace falta ni siquiera contratar a personas reales para que lo hagan. Con un ingeniero capacitado que maneje recursos semánticos, él mismo construye ejércitos que te pueden den una paliza narrativa. Como si se tratara de ajedrez, te va a ganar siempre en el debate, y van a ser más inteligentes que las personas entrenadas para el debate», detalla Macías Tovar.

Por otro lado, el comunicador español explica que las cuentas reales de Twitter pueden estar organizadas o bien en grupos de asociaciones de intereses comunes o partidos políticos, militantes, empresas, etcétera, que se coordinan para realizar las acciones discursivas en la red, en un tiempo y forma determinados.

Sostiene además que hay una zona gris de gente que ya tiene un sesgo ideológico o incluso una conexión emocional, a la que le da exactamente igual lo q sea verdad o lo que sea mentira, y que linealmente siempre va a opinar lo mismo o va a reforzar las mentiras cuando que respondan a una creencia previa. Esto es lo que se denomina «sesgo de confirmación» y contribuye a la instalación de información falsa.

tags

«El objetivo de toda esta estrategia y todo lo mencionado antes, es un abuso que se vale de un método científico, de una ingeniería de sistema que es bastante efectiva, en la que todas estas formas que hemos detallado trabajan en forma sinérgica para intentar enlazar esa zona gris a la conexión emocional de las personas», relata Macías Tovar. Afirma en este sentido, que según un estudio realizado con datos extraidos de la red social Facebook, las noticias falsas son compartidas seis veces más que las noticias reales.

El sistema, por dentro

Alejandro X, que en realidad tiene otro nombre pero pide preservar su identidad, es un hacker mexicano que maneja granjas de cuentas automatizadas a pedido. ¿Cómo se organiza una campaña de desinformación para influir en la opinión pública? Así lo explica.

«Tenemos servidores donde trabajamos sobre hashtags con una cuenta madre que cuando se acciona, activa todos los robots. Se trabaja en servidores con máquinas virtuales para que no haya ningún rastreo. Hemos trabajado en varios países de Latinoamérica para elecciones presidenciales, y muy frecuentemente trabajamos en México, tanto para empresas como para políticos», narra AX.

tags

«Hay un software de procedencia hindú que se llama ‘Facedominator’, ‘Twitterdominator’ e ‘Instagramdominator’, con el que se reúnen cuentas y se pueden hacer diferentes acciones. Se trabaja sobre cuentas madre. Todos los días se pueden programar acciones nuevas», reconoce Alejandro, y asegura que este tipo de recurso se utiliza para crear percepción sobre los candidatos durante una elección: «a la hora de elegir candidatos, esta es una práctica que se utiliza para hacer creer que un gran tramo de la ciudadanía está con tal o cual candidato».

Consultado sobre la cuestión ética de promover discursos de odio o noticias falsas, Alejandro X asegura que la responsabilidad es de las plataformas de las redes sociales y su falta de restricciones. A pesar de esta afirmación, actualmente la red social Twitter, que por sus características es una de las plataformas con mayor facilidad para ser intervenida por las granjas de bots y trolls, presenta cada vez más restriccciones. Un ejemplo, lo ocurrido con los tweets de Donald Trump del 29 de mayo de 2020, previos a las elecciones en Estados Unidos. Pese a ello, la publicación de discursos de odio y la reproducción de rumores y mentiras, son cada vez más comunes en el ecosistema digital cotidiano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibí El Café Diario en tu mail!

* indicaciones requeridas

Selecciona todas las formas en que le gustaría recibir noticias de El Café Diario:

Puedes darte de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para suscribirse, reconoce que su información se transferirá a Mailchimp para su procesamiento. Obtenga más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

Copyright ® 2019- Elcafediario.com - Todos los derechos reservados.