tags

La actriz y doblajista Flor Bario

Flor Bario, la cordobesa que llegó al mundo Marvel

A los 25 años ha logrado llegar bien alto con su profesión: trabajar como doblajista en la película animada ‘Marvel Rising’.

Por Gabriela Composto (gabriela.elcafediario@gmail.com)

Flor Bario se acercó al mundo del doblaje en su Córdoba natal, en la escuela de Aldo Lumbia, doblajista que le vió futuro. “Nos hacían practicar mucho documental, pero a mí me gusta mas la ficción. Hice trabajos para Discovery Channel, pero ahí tenés que ponerte en el rol de narrador y a mí me gusta el lugar del actor”, recuerda en diálogo con El Café Diario.

Ahí conoció las bases del neutro, “que no se habla en ningún lado, pero es una convención entre todos los países de Latinoamérica que buscan la perfecta pronunciación del castellano y tiene ciertos fonemas como la Y. Tienen que sonar todas las consonantes. Es una música, no tiene una fórmula, no tiene que haber acento, hay que tener buena dicción y articulación”, dice la actriz. Y reconoce que es de gran ayuda, “hablar neutro porque es una herramienta para el actor y te abre las puertas del mundo”.

tags
Talentosa actriz, Flor ya realizó importantes trabajos de doblaje.

Ya en Buenos Aires, estudió teatro con Agustín Alezzo durante 4 años, y doblaje en el ISER con Pablo Gandolfo y Silvia Aira. Eran 752 postulantes -ella la última-, y entraban sólo 60. Casi todos eran locutores recibidos o actores con recibo de actores. Nada de eso en su equipaje. Se presentó igual. “Te hacían doblar una escena en rioplatense, y yo cordobesa recién llegada… imagináte”. Y entró con 10.

Hice trabajos para Discovery Channel, pero ahí tenés que ponerte en el rol de narrador y a mí me gusta el lugar del actor”

Flor recuerda que “teníamos una materia que era ‘Recursos expresivos de la voz’. Ahí probábamos un montón de voces. Si estas entrenado, conocés tus recursos. Después están tu instinto, tu formación y el director para sostenerte.”

Hoy la cordobesa es uno de los 300 actores de doblaje de Argentina. En cine, su primer trabajo fue en ‘Date with love’ (se puede ver en Netflix) con el personaje de Watts, “una adolescente antihéroe, medio loser”.

De Córdoba a Hollywood

Para Marvel, Flor le puso su voz a ‘Doreen Green, la Chica Ardilla‘ tanto en la serie ‘Marvel Rising: Iniciación’ como en la película animada ‘Marvel Rising: Guerreros Secretos‘ (2018). Llegó a Marvel a través de un casting. “Siempre pensé en ser princesa de Disney pero nunca me había planteado ser heroína de comics. Doreen es una adolescente medio bruta, torpe y muy divertida”, dice.

Por su timbre vocal, la suelen llamar para interpretar a niños, pero Flor no reniega de eso. “Como el actor no reniega de su imagen social y da para ciertos tipos de personajes, con la voz es lo mismo. Y siempre es lindo que te relacionen con la dulzura. En doblaje hay algo muy particular que es que en los personajes de niños, salvo en Disney que cuando hay un niño llaman a un niño, en el resto llaman a un actor adulto. Yo por suerte tengo facilidad para hacer voces aniñadas”.

Apasionada de la actuación y la música, Bario admite que tuvo la suerte de cumplir su sueño de niña y cantar una canción de Disney, “poniéndole la voz a la Princesa Ivy, de la ‘Princesita Sofía’. Espero que me sigan llamando para doblar a más princesas”.

Vivir del doblaje en Argentina

Indagando sobre si se puede vivir del doblaje en Argentina, no asombra la respuesta. “Muy poca gente lo logra. Yo no vivo sólo del doblaje, sino de mis clases de canto, de teatro… Por supuesto que el doblaje es un ingreso más, pero hoy no podría vivir solo de eso. Te pagan por lo que se llama ‘loop’ o por frase dicha, no importa a quién estés doblando ni para quién. Estamos en un momento en el que lamentablemente no hay mucho trabajo para nadie, entonces por supuesto que la gente que siempre laburó un montón, tiene trabajo”.

Pasa en la actuación en general. Si prendés la tele ves siempre a los mismos actores. Lo que tiene el doblaje es que pueden llamarte para hacer una voz y terminás haciendo cuatro personajes diferentes. Y en buena hora, porque no se puede decir que el doblaje esté bien pago. Tampoco hay tanto trabajo en lo que es audiovisual, se hacen menos producciones, cierran salas de teatro… Es un momento muy difícil para el arte”, explica la artista cordobesa.

Se insiste mucho con esto del cupo en la actuación. Todo lo que hacemos con mis compañeras actrices, con este gran movimiento feminista super fuerte es para que eso se revierta, y por suerte se está logrando”

No es momento de perder trabajos, y eso requiere de sacrificios que muchas veces se pagan con el cuerpo. “Si vos tenés realmente buena técnica vocal, tu voz no te abandona. Podés no estar al cien por ciento, pero lo vas a poder hacer. El tema es que la voz es tan sensible que es importante dejarla reposar. Y lamentablemente a los artistas nos cuesta mucho, porque hay poco trabajo y no podés permitirte estar enfermo. Los artistas somos valientes inmortales”.

El cupo femenino

En cuanto al cupo femenino, la cordobesa afirma que en su profesión no se cumple. “Yo creo que hay más actrices de doblaje que actores, pero mirás cualquier libreto y siempre hay más personajes masculinos. Hacé este ejercicio, agarrá tres películas y mirá cuántos personajes de hombres y cuántos de mujeres hay. La tendencia muestra que por suerte esto esta cambiando pero todavía al día de hoy, pasa”.

Fijáte en grandes series como ‘Un Gallo para Esculapio’, ¿cuántos personajes hay para mujeres? Muy pocos. ‘El Marginal’ es otra gran serie, pero centrada en una cárcel de hombres, es lógico que tampoco puedas poner tantos personajes femeninos. ¿Cuantas historias sobre mujeres se cuentan? Pocas. Lo que sigue siendo un problema a día de hoy es que para las mujeres hay ciertos roles de poder que todavía no se nos adjudican”.

tags
Flor estudió actuación con Agustín Alezzo y doblaje en el ISER. También es compositora.

Bario dice que nunca fue dirigida por una mujer. Sin embargo, no pierde las esperanzas. “Se está insistiendo mucho con esto del cupo en la actuación, por suerte. Todo lo que hacemos con mis compañeras actrices, con este gran movimiento feminista súper fuerte es para que eso se revierta, y por suerte se está logrando. Las mujeres no nos quedamos calladas, sabemos lo que valemos y queremos nuestro lugar”.

En el lugar donde necesitamos pelear mucho más es en la música. Fíjate lo que pasó con el ‘Cosquín Rock’ y cómo se lo cuestionó a Palazzo por decir que no hay suficientes mujeres con talento a la altura del festival (N. de la R.: José Palazzo, el organizador, justificó de esta manera el escaso cupo femenino convocado). Yo sé que no lo dijo con esa intención porque obviamente no es así. Por otro lado, comenzaron ciclos de cantautoras mujeres, donde yo participo, y son maravillosos. Para definirme digo que hago música para gente sensible. Compongo desde el alma”.

La importancia de la formación

Cuando se hacen doblajes se trabaja sobre emociones, y para llegar a lo que se ve en la pantalla, hubo meses previos de ardua tarea. “Tenés que conectar con la emotividad sin tener ningún estímulo real y eso es muy difícil. Es cuestión de entrenamiento”, afirma Flor.

Tenés que estar al servicio de la historia para poder contarla. Tu personaje es un rol, y tus ganas de resaltar no tienen nada que ver con la historia. El ego no entra en el juego”

Y agrega: “El arte del doblaje no es solamente ser buen actor, sino respetar la actuación del actor original, mimetizarte con su respiración. Lograr ese matiz interpretativo que le dio el actor original. Tenés que estar al servicio de la historia para poder contarla. Tu personaje es un rol, y tus ganas de resaltar no tienen nada que ver con la historia. El ego no entra en el juego”.

Por supuesto no es sólo mérito del actor. “Se trabaja con la imaginación y con un director que se dedica sólo a doblaje. Yo tuve el placer de ser dirigida por grandes directores de doblaje como Alejandro Outeyral, Tian Brass y Sebastián Ariad. Y detalla que “los directores te van ayudando sobre todo a cuidar cuando la emoción viene. Tiene que escucharse perfecto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *