Evana Fernández: «La violencia de género no debe detener a ninguna madre emprendedora»

Tiempo estimado de lectura: 8 minutos Evana Fernández se sobrepuso a la violencia de género y su historia es luz porque con ‘Rodearte’ transformó el dolor en creación, y es fuerza inspiradora.

Tiempo estimado de lectura: 8 minutos

Por Julio Jerusewich (jjerusewich@hotmail.com)

Hay dolores que demoran en irse, como ese goteo lento que anticipa el cierre definitivo, para luego sí, archivarse en la papelera de reciclaje. De eso se trata un poco la historia de Evana Fernández. De resiliencia. De reciclar para reinventarse. El alma, curtida por las cicatrices del pasado, diluye las heridas y las reduce a susurros que no llegan a oírse. Ella prefirió enfocarse en dejar huella a través de una de sus pasiones, antes que lamentar, y un sueño parió tras la tormenta. Un emprendimiento con la etiqueta de Rodearte.

tags
Evana Fernández, creadora de ‘Rodearte’.

Violencia de género

«Mi vida como emprendedora andaba en pleno despegue y con el embarazo estaba más que feliz, pero mi situación personal no era tan color de rosa. Desafortunadamente, había perdido a mi abuela en 2018 y durante los inicios de mi embarazo comencé a padecer maltrato psicológico por parte de mi expareja», relata Evana Fernández, quien en la actualidad continúa luchando, proceso judicial mediante, con el padre de su hijo y tratando las secuelas con sesiones de terapia a raíz de su antigua y mortificante relación. «Recomiendo a cualquier persona que haya sufrido ya sea maltrato físico o verbal, que levante la voz y denuncie (la línea para denunciar violencia de género es el 144) porque así como me pasó a mí, muchas mujeres atraviesan una situación idéntica o más grave aún. Pero también animo a que estos hechos de violencia no detengan a las madres emprendedoras. Hay que seguir adelante, continuar haciendo camino, y si necesitas una mano, tomala, mi fuerza está con vos».

tags
Súper Mamá. En cada madre hay una heroína.

5 denuncias por violencia y hostigamiento, 2 restricciones perimetrales y una renovación, denuncias por desobediencia, 3 audiencias. Los números que grafican la formas turbulentas que su expareja no pretende abandonar y que la Justicia aborda, blanda, y en cámara lenta. A raíz de esas desobediencias con amenazas incluidas, las idas y vueltas. La exigencia de supervisión en las visitas al Ministerio Pupilar y la Cámara de Apelación, ya que el juez no lo consideraba pertinente en una primera instancia.

«Mi consejo es que tomes aire, te relajes y actives tus sueños con amor, siempre con amor», pronuncia Evana, mientras cuenta su historia de vida. Entre silencios, sus palabras cavan hondo hasta lograr identificación en muchas otras mujeres que sufren la misma hostilidad. «Lo que pienso es que la vida cambia permanentemente y que para evolucionar, para crecer, hay que salir del estanque porque para estanque… para estanque no sirvo, no me siento y no lo quiero», narra.

tags
En honor a las madres valientes, que se sobreponen a todo.

Después de la oscuridad, la luz de las oportunidades

@Rodearte pretendió experimentar el diseño aplicado en prendas, con distintos métodos, algo que hasta entonces Evana no había ejercido de forma dedicada y profesional: «generé una buena relación con la clienta de una imprenta de Morón donde trabajaba como diseñadora. Ella me transmitió el conocimiento acerca del método de impresión denominado sublimación».

Entre las fases de investigación propia y los tubos de ensayo que fue implementando, entre pruebas, perfeccionó técnicas y detalles. Después añadió el conocimiento sobre el método de impresión termo transferible, que le abrió otra alternativa para la impresión en telas. Tras estudiar 5 años Licenciatura en Diseño Gráfico y después de haber sumado experiencia en las dos imprentas de Morón donde había trabajado -en una de ellas incluso se desempeñó en el área de administración-, comenzó a gestar Rodearte a fines de 2016.

«Me dediqué a todas las tareas: desde el diseño de las prendas, la administración con las planillas de excel para todo, la difusión a través de las redes sociales, la atención a proveedores, la publicidad e-commerce y la participación en las ferias. Lo único que tercerizaba -rememora- era la confección de las prendas. Así formé mi base y comencé a incursionar en un camino desconocido, con una plancha de 38x38cm Moritzu que me prestó Bruno, el hermano de un amigo. Martín, otro de mis amigos, me ayudó con las primeras fotos modeladas de las remeras, además de darme una mano con el traslado y el armado del puesto en las primeras ferias a las que fui».

Los cambios, los riesgos; el precio y un premio

La evolución de Rodearte fue en alza, signada por señales positivas que abrían la senda de forma natural. Un paso hacía al otro, y cada uno forjaban el camino. «La demanda de los clientes impulsó la necesidad de ideas. Desde sumar métodos de impresión para hacer diseños personalizados en algodón, hasta recorrer otras ferias más lejanas a mi ciudad, como fue el caso de la de San Martín. Cada pedido personalizado se convertía en un desafío para mí, de manera tal que mientras sacaba mi línea de diseños naturales, también confeccionaba sudaderas personalizadas para los grupos de baile», detalla Evana, al tiempo que cuenta cuánto han evolucionado en ese rubro ya que junto con su amiga Verónica, que aporta en costura y confección, crearon las sudaderas Súper, combinando tela deportiva con red y vestido en red para entrenar. «Después le dimos el toque mágico al imprimir la prenda con diferentes materiales: fluo, fotoluminiscente, dorado, plateado y con colores comunes», explica.

tags
Simpatía y colores luminosos. Rodearte domina todos los registros.

La magia no siempre necesita de magos. Cuando convergen las expectativas propias y las de los clientes, allí también la hay. «Imaginate que a veces no es fácil conseguir una aceptación unánime en los grupos de baile. La realidad es que recibir sus fotos y verlos vistiendo nuestras prendas con esa alegría de disfrute en sus rostros, es una satisfacción máxima». El regocijo le ensancha a Evana su sonrisa. Es, al cabo, el combustible que la llena de ilusión. «Es en ese instante que me digo a mí misma que amo lo que hago».

Con ese impulso, la búsqueda se enfocó en detectar diseños innovadores para la temporada otoño invierno, y después de mirar, pensar y examinar, el famoso momento Eureka o la lamparita de los dibujitos animados. «La idea nació de uno de los diseños de verano que tenían sublimadas las mangas de las remeras de manga corta. Así nacieron los buzos de lanilla sublimados en la parte inferior de la manga, que completan la ilustración cuando las manos se unen». Otra vez la sinergia entre el gusto de Evana y las preferencias del público. La respuesta ha sido excelente.

«Casi inmediatamente luego, recibo un mensaje de mi prima que quería hacerle un regalo a su amiga por su babyshower. Ella pretendía una remera de embarazada en conjunto con body con el diseño que diga pastelito en el horno en la remera, y pastelito recién hecho en el body del bebé. Todo un desafío porque era la primera vez que lo hacía», indica Evana. El resultado salió tan genial que su prima la alentó para seguir haciendo modelitos de embarazada porque a ella le había costado mucho encontrar algo siquiera parecido.

tags
Las creaciones de Rodearte son puro amor.

Estar bien rodeada

«2018 fue un año muy especial porque quedé embarazada. En medio de tantas emociones, de tanta transformación interna, comenzó a fluir la creatividad. Pude exhibir trabajos nuevos relacionados con el embarazo en la feria del Gorki Grana (Castelar) hasta los 8 meses de embarazo. La respuesta se veía en las caras de las personas que miraban las frases y los diseños, y en sus consultas y ventas posteriores». Según sitúa en contexto, Evana Fernández, la denominación Rodearte irrumpe en el transcurso del proceso de impresión y creación de diseños para las remeras.

«Rodearte desde el significado denotativo de «rodearse, al vestir una de nuestras prendas». Y desde lo connotativo, de «rodearse de un entorno agradable y propicio para seguir evolucionando, con mensajes positivos, naturaleza y motivaciones», que al fin y al cabo son los mensajes de nuestras prendas». Evana enfatiza en ese «nuestras», porque subraya que sin sus amigos y los familiares que la apoyaron, no hubiera sido posible todo lo que ha logrado.

«Ellos me ayudaron en cada feria a montar el puesto y desmontarlo prenda por prenda, o me venían a buscar en auto para trasladar la valija y el perchero». Y ese agradecimiento se conjuga tanto en verbo pasado, como en presente, hacia sus proveedores de confección e impresión a gran formato, quienes garantizan la calidad que busca el cliente.

«Por esto Rodearte tiene tanto significado en varios sentidos. No sólo es rodearse de la prenda impresa personalizada con todo el amor que se le añade en el proceso creativo hasta su confección definitiva, sino también el rodearse de un espacio de personas y proveedores comprometidos, que posibilitan que nuestra marca cobre vida, se retroalimente, y sea tan real y tangible», concluye su fundadora.

tags
Evana Fernández, emprendedora de éxito.

En modo pandemia, incubando más ideas

La pandemia y el encierro de 2020, a contramano de la introspección a la que fueron empujadas muchas personas, para Evana Fernández tampoco fue fácil. La diferencia es que ella tomó la cuarentena por las astas y decidió qué hacer con ese escenario. «Rodearte renació en plena crisis mundial. Y renació porque en 2019 tuve que hacerle frente al maltrato, con las denuncias y los correspondientes procesos judiciales. Fue la razón por la cual no pude dirigir toda mi energía en el proyecto. Entre las tareas de la casa, con el bebé en sus primeros meses, sumado al shock que genera vivir situaciones de violencia y además, tener que hacerle frente a la situación inestable con la justicia», evoca con cierto pesar.

Sin embargo, en fechas cercanas al Día del Padre, Evana reactivó diseños que ya tenía de papá y bebé en su primer día juntos, y fue un éxito: «los clientes se quedaron encantados con la calidad del diseño, la impresión y la tela. Ese furor del Día del Padre, fue el trampolín para lanzar diseños para madrina, padrino y abuelos». Tal furor, devino en autopista para promocionar los pijamas personalizados de cara al Día de la Madre. «Cuando me aboqué a crear los kits de nacimiento, se me ocurrió sumarle los adicionales para completar el regalo del babyshower. Comencé con los álbumes de embarazo, proseguí con los cuadernos pediátricos y más adelante le agregué el cartel ‘noninoni’, para el picaporte del cuarto del bebé».

Asimismo, Evana diseñó una manta de crecimiento mes a mes funcional en ecocuero, y también una opción más económica a la hora de sacar la foto mes a mes: carteles de crecimiento en papel laminado. «Coordiné con Brenda de ‘Mujeres en hilos’ para trabajar en conjunto y sumé el bastidor con nombre bordado a la lista de posible regalos. Ahí me copé y se abrió aún más el abanico: empecé a hacer juegos para niños, rompecabezas, memotests bilingües, cartas de aprendizaje personalizadas, ediciones de animales, números, vocales y alfabeto».

tags
Evana, con su hijo Elián Bautista, que cumplió 2 años este jueves 21.

Rodearte ha lanzado en las últimas semanas impresiones full color en prendas de algodón. «El 17 de enero creamos el primer personaje rodeartence; un extraterrestre de Gelatix, para las prendas de bebés y niños, que se puede personalizar con el nombre. Y para fines de febrero estoy preparando un sorteo con una referencia al Día Internacional de la Mujer».

Dice Evana que ama el proceso de crear productos, diseñarlos y personalizarlos. Proclama que el amor la estimula a seguir explorando y optimizando la calidad de sus creaciones. Dice mucho, aunque su historia de vida dice más. Habla por sí sola. «Muchas veces pensé en tirar la toalla, pero me dije no. Agarro la toalla, me seco el sudor, y sigo».

Deja una respuesta