Empresas solidarias fabrican y donan mascarillas a hospitales

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos Siete empresas de Buenos Aires deciden aunar fuerzas para diseñar y crear mascarillas 3D para hospitales públicos. Ya han entregardo más de 3.000 y van por más.

¿Te gusta? Compartilo
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Por Federico Esteban (federicoeest@gmail.com)

«La pandemia saca lo mejor y lo peor de cada uno», es la frase que está en boca de muchos en la cuarentena establecida por el Gobierno con el propósito de evitar la circulación del virus COVID-19. Pues bien, en este contexto marcado por la crisis sanitaria generada por el coronavirus, siete empresas del Distrito Tecnológico de la Ciudad de Buenos Aires se unieron para sacar lo mejor de sí: un proyecto solidario de donación de mascarillas 3D para hospitales públicos.

MegaTech, Accion Point, CTL, Datastar, Stylus, Trimaker y C&L Group son las compañías que decidieron colaborar en la lucha contra la pandemia a partir de la iniciativa conocida como #JuntosHacemosMás.

tags
Mascarilla diseñada y fabricada por Trimaker, entre otras empresas.

Emiliano Carreira, director de Trimaker, explica en diálogo con El Café Diario cómo surgió la iniciativa: «nos juntamos cuando se desató la pandemia a mediados de marzo con el objetivo de ayudar y dar una mano. Con esa idea, empezamos a fabricar máscaras de protección facial para el personal de salud de los principales hospitales e instituciones de la ciudad. También las donamos a barrios y asociaciones».

Máscaras también para chicos

El número de mascarillas repartidas en todo el país ha superado la barrera de las tres mil y el proyecto promete seguir avanzando cada vez más. Ahora las empresas se encuentran adaptando elementos protectores para niños, de un modo original. «Tienen la particularidad de ser personalizables: nosotros entregamos las máscaras con stickers y los chicos pueden elegir donde ponerlo, de manera que los identifique. Además cada niño recibe un juguete también impreso en 3D para que sea un poco más amena la internación o el momento que estén viviendo», relata Carreira.

Una vez identificado el objetivo, los empresarios se comunicaron con Julián Weich, referente de UNICEF, para establecer el contacto con los hospitales de niños Juan Garrahan, Ricardo Gutiérrez y Pedro de Elizalde (ex Casa Cuna). No obstante, antes tuvieron que validar el producto en el Ministerio de Salud y en FACOEP (Facturación y Cobranza de Efectores Públicos), el organismo de la Ciudad encargado del recupero de las atenciones de aquellas personas que, teniendo cobertura de salud, se atienden en el sector público.

Cómo surgió la idea solidaria

Carreira indica que el presidente de MegaTech, Héctor Lew, fue el ideólogo. «El se contactó con nosotros. A las siete empresas nos une el distrito y esta idea de la tecnología. En el caso particular de Trimaker, diseñamos, desarrollamos y fabricamos impresoras. Entonces, nosotros montamos un laboratorio para el resto de las empresas».

tags
Personal hospitalario con las máscaras protectoras.

En esa línea, Carreira señala que el modelado y la impresión en 3D es la función concreta asumida por la firma que encabeza, la cual se basó en un modelo tomado de la República Checa. «Ya se estaba haciendo, así que aprovechamos y lo modificamos para optimizar la producción de forma tal que sea más cómodo para los médicos», dice.

El proyecto, además de solidario, es ambicioso. No sólo promete la fabricación y donación de mascarillas, sino también la confección de repuestos u otros elementos que sean de necesidad en esta delicada circunstancia que atraviesa el país. «Arrancamos con las máscaras por la inmediatez y la facilidad de entregar algo rápido. Pero también estuvimos analizando hacer elementos para respiradores. Hoy, con impresión 3D lo estamos pensando desde ese lado, brindar piezas y objetos que sirvan de repuesto, ya sean válvulas o partes de respiradores; es decir, fabricar objetos que sean de plástico y que no sean fácilés de conseguir, que permitan ayudar en este momento«, comenta Emiliano Carreira.

Aprovechar los beneficios del 3D

Consultado por la impresión 3D, el empresario afirma que «no es una tecnología muy rápida comparada con otras, pero es muy flexible para la confección de matrices».

Aprovechando lo que aporta el 3D, el proyecto solidario de Carreira y compañía logró fabricar hasta ahora 20 viseras por hora, 200 por día y entre 1.000 y 2.000 por semana. Una vez realizadas, se les agrega una plancha de pet reciclada -parte que cubre la cara-, y un elástico para ajustar.

Hasta la fecha, el proyecto solidario ha entregado más de 400 mascarillas a hospitales pediátricos. «Si bien lo que intentamos priorizar fue la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por una cuestión de cercanía y de grandes contagios, también tuvimos casos de gente que nos contactó desde las provincias», dice el especialista consultado. «Tuvimos una muy buena repercusión, los médicos mismos nos pedían las máquinas y la devolución fue buenísima. Que los chicos manden fotos con las máscaras es emotivo para nosotros».

tags
Impresoras 3D trabajando en la fabricación de matrices.

«Ayudar te hace feliz»

El proyecto también llegó al Barrio 31 de Retiro. «Viendo la cantidad de contagios que había allí, nos pareció que era un caso con el que no podíamos quedarnos de brazos cruzados y por eso entendimos que era súper útil hacer una donación para la zona, y ayudar», comenta el entrevistado.

En un contexto turbulento, marcado por el avance del coronavirus y con él, el surgimiento de actitudes desdeñables hacia pacientes con COVID-19 y trabajadores de la salud, la unión de las empresas mencionadas del Distrito Tecnológico de la Ciudad y su proyecto solidario de elaboración y donación de mascarillas, marca el rumbo a seguir. «Somos empresas que nos conocíamos y, aunque no teníamos un día a día en común, nos unieron las ganas de ayudar», afirma el empresario. «Poder dar una mano haciendo algo en tecnología y, en el caso nuestro, tratando de evangelizar con las impresoras 3D, te pone contento. Sentís que uno no trabaja sólo por trabajar».

Contento por lo que hace, feliz por el efecto generado, satisfecho por poner a la solidaridad como valor en primer plano, Carreira enfatiza que «lo que hacemos es una combinación de poder dar una mano, ayudar, trabajar, de hacer cosas que como empresa están buenas«.

¿Te gusta? Compartilo

Deja una respuesta