El empleo joven necesita nuevas políticas públicas

Tiempo estimado de lectura: 6 minutos La planificación de políticas públicas laborales en materia de empleo será crucial para que Argentina pueda afrontar los cambios de paradigma.

Tiempo estimado de lectura: 6 minutos

Por Dr. Sergio Omar Rodríguez (sergio_rodriguez4@hotmail.com)

La crisis del empleo es invisible y pone en riesgo al mercado de trabajo futuro. Es menester que el Estado desarrolle políticas públicas de mediano y largo plazo para que los jóvenes sean el motor de la economía laboral.

tags
Para las y los jóvenes no es fácil acceder a su primer empleo, menos aún en pandemia.

El desempleo juvenil

Una información vertida en el informe sobre ‘Desempleo juvenil y políticas sociales’ Nº 37 de marzo de 2021 del CEM (Centro de Estudios Metropolitanos), en la Argentina, en la actualidad, hay 9 millones de jóvenes, sector que representa el 20% de la población total.

Se entiende por joven trabajador o trabajadora, a toda persona comprendida entre los 18 y 30 años de edad. Hoy en día, en nuestro país, sólo representan un 26% de la población ocupada laboralmente, siendo que la gran mayoría no se encuentra estudiando ni trabajando.

La odisea de los jóvenes se profundiza con el difícil acceso que tienen a su primer trabajo, situación acentuada porque son el principal sector perjudicado a nivel nacional en el marco de la pandemia.

La odisea de los jóvenes se profundiza con el difícil acceso que tienen a su primer trabajo, situación acentuada por la pandemia…

Para ellos, la pérdida de empleo en este contexto ha sido letal. Según datos del CEM, de los 3,9 millones de puestos de trabajo perdidos en el país, 1,3 millones corresponden a jóvenes de entre 18 y 30 años. Esto significa que un tercio de este grupo fue afectado por este concepto.

El empleo en la sociedad del futuro

Para empezar, los avances tecnológicos y la aparición de la figura del teletrabajo ponen a los jóvenes en una situación histórica de protagonismo real.

tags
Los jóvenes que buscan empleo necesitan educarse
a base de las competencias del mercado.

Es clave entender que, en la sociedad del futuro, la regla va a ser el teletrabajo por sobre el trabajo presencial. Este último representará grandes costos inmobiliarios para el empleador y la desaprobación de una sociedad con mayor conciencia ecológica. El menor movimiento de personas reducirá la emisión de gases que afectan a la atmósfera emitidos por los medios de transporte, y minimizará la utilización de papel ocioso en las oficinas.

En la sociedad del futuro la regla va a ser el teletrabajo por sobre el trabajo presencial, lo que reducirá la emisión de gases que afectan a la atmósfera emitidos por los medios de transporte, y dará como resultado un menor uso de papel ocioso en las oficinas..

En un país donde en la actualidad el desempleo ronda el 11% es importante reconstruir la cultura del trabajo. ¿Qué necesidad de trabajar va a tener un joven que se educó en generaciones de padres y abuelos sin trabajo, o que, teniendo trabajo, éste haya sido precario? ¿Cómo se puede desear algo que nunca se probó? Quien nunca supo lo que es contar con un servicio de obra social, nunca va a tener la necesidad de tenerlo o recuperarlo.

Tres soluciones necesarias

tags
Las políticas públicas son cruciales para el empleo juvenil de hoy y de mañana.

1. Educación de proyección

La educación de proyección no implica el estilo clásico de pasantías, propio de las políticas que se suelen emplear en materia laboral. Debe enfatizar en las aptitudes y los recursos de las y los estudiantes, con modelos que sean similares a los que desarrollan en su vida laboral.

Si los trabajadores utilizan tablets y notebooks durante su vida laboral, no pueden educarse anotando en una carpeta. Hay que desarrollar hábitos de competencia que se puedan aprovechar tanto para la educación como para el mundo del trabajo.

Hay que desarrollar hábitos de competencia, que se puedan aprovechar tanto para la educación como para el mundo del trabajo…

Prohibir el uso de celulares en la escuela no es una solución acorde a esta generación; el reto verdadero es ver cómo se incluye el uso del teléfono con finalidades educativas. La educación de proyección tiende a incorporar los impulsos externos, no a excluirlos.

Finalmente, el sector educativo debe enseñar a buscar trabajo, no con técnicas viejas, sino con las más avanzadas formas de vanguardia. Si enseño a buscar trabajo por clasificados de diarios, y en la realidad las empresas buscan por internet, el esfuerzo es absurdo.

2. Políticas de inversión en puestos estratégicos

Hay que invertir en programas de becas y financiamiento de cargas sociales e impositivas de los jóvenes, para que las empresas vean beneficios en sus utilidades contratando jóvenes sin experiencia laboral (que nunca hayan tenido un alta temprana laboral en la AFIP), de modo que puedan concretar la prueba del trabajo registral.

Hay que invertir en programas de becas y financiamiento de cargas sociales e impositivas de los jóvenes…

A las trabajadoras y a los trabajadores hay que hacerles conocer el empleo formal desde que son jóvenes, para que lo busquen y lo anhelen durante toda su vida activa laboral. No desea la Coca Cola quien no la ha probado nunca; es parte de la utilidad marginal. La desea quien la bebió y después probó una gaseosa de menor calidad.

Con el empleo formal sucede lo mismo, hay que propagarlo. Mientras la gente siga aceptando el empleo marginal sin indignarse, va a ser más proclive que los empleadores mantengan grandes índices de marginalidad.

3. Perspectiva clara del empleo del futuro

Tanto la iniciativa educacional del punto 1 como el desarrollo y las inversiones en políticas públicas en materia de empleo, deben apuntar no al empleo del presente, sino al del futuro, el cual se desarrollará en el marco de los siguientes parámetros:

  • Teletrabajo como regla en los trabajos administrativos.
  • Centralidad de la programación de softwares de gestión y trabajo en la nube.
  • Disrupción de los trabajos por categoría para pasar a generar polifuncionalidad en el empleo, basada en las aptitudes.
  • Contrataciones basadas en el valor del capital humano, y no en cuestiones personales.
  • Mayor tiempo del trabajador para sus espacios personales.
  • Disfuncionalidad de la jornada de trabajo.
  • Implementación de tecnologías y ascenso de la robótica.
  • Fomento del desarrollo emprendedor y vocación de generación de empresas unicornio.
  • Conocimientos en el marco de los negocios y las finanzas.
  • Potenciación de la reparación, readaptación y mejora de soportes hardware.
  • Gestiones de estructura de trabajo horizontales con aptitudes marcadas por el liderazgo natural de los integrantes de los equipos de trabajo.
  • Desarrollo de trabajos por objetivos y no por rutina.
  • Desarrollo de la responsabilidad social empresaria y el trabajo sustentable.

Perspectiva vs crisis actual

Si en este 2021 se comienza a desarrollar este horizonte de empleo futuro en el marco de las políticas públicas, iremos por el camino correcto. ¿Cómo podemos tomar dimensión de la gran crisis que tenemos? Analizando cuán lejos está el colectivo de trabajadores nacionales, la educación actual y las políticas públicas del desarrollo de cada uno de estos puntos. Esa es la verdadera crisis que mantiene una emergencia invisible.

Si en este 2021 se comienza a desarrollar este horizonte de empleo futuro en el marco de políticas públicas, iremos por el camino correcto…

tags
La crisis en materia de empleo se combate planificando el futuro.

En la República Argentina hemos entrenado un sexto sentido que nos ha mal acostumbrado a convivir en períodos de crisis. Y la crisis que más nos ha hecho entrenar este instinto indeseado es la económica. Lastimosamente, en nuestro país tenemos, además, una crisis cultural, social, política y de empleo, a la que se suma, como broche de oro, la sanitaria de índole mundial.

Sin embargo, hay una sola cosa que podemos dar por cierta entre tanta incertidumbre ante las crisis de la República Argentina: nuestro país SALE adelante. Y en el campo del trabajo, la planificación del futuro en el presente, por medio de políticas públicas laborales orientadas al empleo joven, es una gran oportunidad.

Deja una respuesta