Smart City (Foto: gentileza de Mood Producciones)

Smart City (Foto: gentileza de Mood Producciones)

El sueño de convertir Buenos Aires en una ‘smart city’

Empresas de tecnología, especialistas y funcionarios se reunieron para debatir sobre soluciones concretas para ciudades inteligentes.

Por Toto Plibersek
totopliber@gmail.com

Este miércoles y jueves se realizó en Buenos Aires la segunda edición de la ‘Smart City Expo’, exposición internacional que busca incentivar el desarrollo de las ‘smart cities’. Este concepto, nuevo para los argentinos, en el mundo desarrollado es moneda corriente.

¿Qué son las ‘smart cities’?

La ‘ciudad inteligente’ o ‘smart city’ conjuga la tecnología, el transporte y la burocracia estatal y regional bajo el lema de la accesibilidad, la eficiencia y la sustentabilidad.

La idea central es cómo hacer para que nuestras ciudades utilicen el nuevo paradigma tecnológico -que de nuevo ya casi no tiene nada–, y evolucione de forma tal que permita a los ciudadanos, las empresas y el Estado una convivencia inteligente. Es decir, sustentable y eficaz.

El concepto fue acuñado por primera vez por el gobierno español, que en 2004 llevó adelante, a través del Ministerio de Industria, el primer programa de las en ese entonces llamadas ‘ciudades digitales’. A partir de ese trabajo, el concepto empezó a ser estudiado por distintos académicos ligados tanto al ámbito público como privado y se pensó en la expresión ‘smart city’ para referirse a esta nueva forma de desarrollo.

tags

El concepto es emergente y se encuentra en constante redefinición. Por lo tanto, no hay una certeza concreta de qué hace a una ciudad ‘smart’, y su significado varía entre los distintos autores que trabajan en el campo.

Son muchos los Estados que están planificando de esta forma su desarrollo. Algunos ejemplos son la futura ciudad de Masdar en Abu Dabi, los proyectos de desarrollo en varias ciudades de Francia, el ‘Dubai Smart City’ en los Emiratos Árabes, el ‘Amsterdam Smart City’ en los Países Bajos, la ‘Cairo Smart Village’ en Egipto, el ‘Yokohama Smart City Project’ en Japón, y la ‘Smart City Gran Concepción’ en Chile, entre otros muchos.

El evento

La exposición fue organizada por la empresa ‘Fira Barcelona Internacional’ junto con el Ministerio de Educación e Innovación del Gobierno de la Ciudad. Contó con la participación de más de 8.500 asistentes, alrededor de 200 representantes de organizaciones no gubernamentales, gobiernos, universidades e institutos y más de 100 empresas.

Según la organización, la exposición se constituyó “como un espacio de intercambio para debatir soluciones concretas con el objetivo de enfrentar los desafíos que afrontan las ciudades en materia de movilidad, sustentabilidad, inclusión, transformación digital, aprendizaje y seguridad.

El evento consistió en una exposición, por un lado, en la que hubo stands de diversas empresas ligadas al mundo de la tecnología, entre ellas Aeroterra, Huawei, Nissan, Microsoft, Metrovías. Por otra parte, a lo largo de ambas jornadas se realizó un congreso con paneles de especialistas tanto nacionales como internacionales. En los mismos se tocaron temas centrados en movilidad inteligente, comunidades inclusivas y colaborativas, transformación digital, futuro sustentable, ciudad del aprendizaje y seguridad inteligente.

Se hicieron presentes múltiples autoridades del Gobierno de la Ciudad, que participaron en gran parte de las exposiciones. La reunión de apertura del miércoles estuvo encabezada por el Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta junto al CEO de Fira Barcelona, Ricard Zapatero.

Para Larreta el evento fue trascendente porque “la Ciudad de Buenos Aires le va a explicar al mundo cómo hacer la vida mejor para sus ciudadanos”. Asimismo, dijo que “su gestión encabeza la ruptura con el sistema democrático que sólo establece un vínculo entre el gobierno y los ciudadanos a través de las elecciones, cada 4 años”.

Smart City 2019
Smart City 2019

La situación nacional

En el país se están haciendo algunos esfuerzos para transformar las ciudades en inteligentes, pero todo indica que nuestra realidad dista mucho de la de otros países.

La realización de este evento es una muestra de ello. Argentina se enfrenta a diversos problemas. Es un territorio extenso con múltiples autoridades que lo gobiernan, una población centralizada en las grandes urbes, gran falta de conectividad, un déficit de la balanza de pagos casi crónico y una regulación antigua que, salvo algunos casos, no llega a abarcar cuestiones del mundo digital.

Aplicaciones tecnológicas en el país

Sin embargo, no todo es color oscuro. Actualmente, la empresa ARSAT, creada en 2006 por el gobierno de Néstor Kirchner, brinda distintos servicios de conectividad, entre ellos la ‘Red Federal de Fibra Óptica’, que ya cuenta con más de 33.000 km en todo el país.

Asimismo, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires está por lanzar un sistema de ‘Cola cero‘ por el cual cualquier ciudadano que quiera hacer un trámite en una dependencia del Estado va a poder acceder a una fila de espera virtual sin tener que trasladarse horas antes al lugar físico correspondiente.

El 23 de abril de este año empezó a funcionar en la Ciudad un sistema de reconocimiento facial para identificar delincuentes a través de las cámaras de la vía pública. En septiembre de 2016 se sancionó la Ley 27.275 de Acceso a la Información Pública, uno de los pilares de los ‘gobiernos electrónicos’, una forma de gestión relacionada con la transparencia y el uso de la tecnología que se asocia a las ‘smart cities’.

En esa vía se encuentra abierto el ‘Tercer Plan de Acción para un Gobierno Abierto’, adoptado gracias a las disposiciones de la ‘Alianza por un Gobierno Abierto (OGP)’, un organismo internacional que aboga por estas cuestiones, y del cual Argentina es miembro.

Argentina y la tecnología en el mundo

En varios países del mundo, como Estonia -donde casi todos los trámites pueden hacerse digitalmente- o Inglaterra -donde se están colocando sensores para medir los lugares de estacionamiento disponibles en las urbes-, la tecnología ocupa un lugar primordial en las políticas de Estado.

Sin embargo, en Argentina tenemos la urgente necesidad de desarrollar conectividad, despapelizar nuestro Estado y actualizar nuestra regulación. Hasta que no tomemos esas iniciativas bajo un plan de acción nacional que trascienda las gestiones, Buenos Aires y el resto de las ciudades del país tienen un camino al desarrollo ‘smart’ complejo y tortuoso.

¿Funciona este tipo de desarrollo?

Para algunos autores, el principal problema de las ‘smart cities’ radica en que el desarrollo se plantea desde el punto de vista de las nuevas tecnologías. Esto en algunos casos puede ignorar las realidades de múltiples actores sociales que no siempre tienen acceso o interés en estas tecnologías.

Otra crítica radica en el interés económico de las empresas que promueven este tipo de desarrollo, lo que resultaría en entender el crecimiento de las ciudades desde el punto de vista de la circulación de capital y no desde el interés de los propios ciudadanos.

No hay duda de que la tendencia global en materia de desarrollo va hacia la eficiencia y la sustentabilidad. Las ‘smart cities’ son un enclave muy importante para el desarrollo económico de los países y para la creación y difusión de un mercado de las nuevas tecnologías.

Frente a esta fuerte tendencia, cada Estado es responsable de crear planes que estén en línea con los intereses de desarrollo de su sociedad. La ola es cada vez más grande y no podemos quedarnos quietos frente a ella: o nos subimos a la cresta o nos aplasta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *